Inicio Empresas y Negocios Mujeres ejecutivas, más exitosas que los hombres cuando cambian de trabajo

Mujeres ejecutivas, más exitosas que los hombres cuando cambian de trabajo

Compartir

Algunos años atrás el profesor de la escuela de negocios de Harvard, Boris Groysberg, realizó una meticulosa investigación sobre la performance de exitosos analistas de Wall Street tras un cambio de empleo.

Así, descubrió que la mayoría de estos ejecutivos estrella eran incapaces de reproducir sus excelentes resultados en el nuevo trabajo (de hecho, la mayoría sólo exhibía un mediocre rendimiento).

Ahora bien, Groysberg retomó el tema en una reciente investigación y detectó un curioso patrón pasado por alto en su paper original: el declive en el rendimiento sólo parece afectar a ejecutivos estrella del sexo masculino.

Las mujeres, por el contrario, suelen mantener su performance tras el cambio de trabajo.

Pero, ¿cómo se explica este curioso fenómeno?

1) Diferentes estrategias de networking

Las mujeres suelen enfrentar serios problemas a la hora de aspirar a promociones internas. En efecto, más allá de la retórica de la igualdad de oportunidades entre sexos, lo cierto es que el techo de cristal sigue existiendo.

Así, conscientes de sus restricciones de carrera dentro de la empresa, ellas suelen adoptar una estrategia diferente de networking.

En lugar de consolidar una red de contactos interna con la esperanza de crecer en el escalafón, ellas tejen sus redes hacia fuera.

Y esta estrategia resulta crucial a la hora de explicar su éxito en el nuevo empleo. En efecto, cuando llegan a su nueva oficina, es probable que ya conozcan a algunos colegas y logren un veloz proceso de adaptación.

2) Mejores decisiones de carrera

Los ejecutivos varones suelen ser muy apresurados a la hora de decidir un cambio de empleo. En muchos casos, basta que llegue una oferta monetaria superior para que inmediatamente levanten campamento y se muden a la competencia.

Las mujeres, por el contrario, son mucho más precavidas. El dinero es importante, desde luego. Sin embargo, es sólo uno de los factores que evalúan antes de tomar una decisión de carrera.

En efecto, ellas suelen realizar una intensiva investigación de las oportunidades que el potencial nuevo empleador ofrece a las mujeres, la flexibilidad del ambiente de trabajo, la equidad de género, etc.

Así, con esta información en la mano, toman decisiones más prudentes de carrera y sólo se cambian de empresa cuando están relativamente seguras de sus perspectivas de éxito.


Fuente: Materia Biz

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?