Inicio Eventos y Lanzamientos Lanzamientos Natura Ekos profundiza su modelo de hacer negocios de manera sostenible

Natura Ekos profundiza su modelo de hacer negocios de manera sostenible

Hace 12 años, Natura lanzaba Ekos, una marca con un modelo pionero de hacer negocios de forma sostenible, al promover la belleza en todas las dimensiones: social, ambiental y sensorial. La marca fue a la naturaleza para buscar activos de la biodiversidad brasileña y aprendió cómo unir su uso tradicional con el conocimiento científico para transformarlos en productos innovadores, con sensaciones inéditas y que respetan el medio ambiente.

De esta manera, hojas, frutos, almendras, semillas y raíces de la flora más diversa del planeta pasan a ser conocidos como activos, pues se vuelven los principales ingredientes de shampoos, acondicionadores, jabones, hidratantes, aceites y perfumes de una amplia cartera de la marca.

A través de los activos de Natura Ekos, los consumidores se reconectan con la naturaleza. Sus colores, sabores y fragancias evocan la exuberancia del bosque y la selva y la diversidad de la vida. Los activos también cuentan historias, hablan de costumbres, como el gusto por baños diarios y refrescantes, describen paisajes y comunidades, reconectan a las tradiciones orales y narran la vida de las poblaciones que supieron preservar los tesoros naturales del planeta.

Con el objetivo de hacer evolucionar la línea — al destacar el conocimiento de las tradiciones populares relacionadas con los principios activos de la biodiversidad brasileña, rescatar su vanguardismo y trazar su evolución — Natura presenta la más grande renovación de la línea Ekos desde su creación, al introducir nuevas fórmulas, nuevos embalajes y un nuevo lenguaje a la marca.

Envases.
Los nuevos envases son inspirados en las botellas de los mercados tradicionales de Brasil. Con formatos simples, armónicos y modernos, los embalajes invitan al consumidor a descubrir lo que hay detrás del producto. Las nuevas etiquetas desplegables cuentan historias y tradiciones de la cultura brasileña, además de facilitar información acerca de las comunidades proveedoras. Los nuevos estuches se producen con el 40% de papel utilizado post-consumo y son totalmente reciclables. Todo ello contribuye a una reducción del 13% en las emisiones de carbono.

Además, los repuestos y los acondicionadores fueron hechos con el 100% de plástico verde, proveniente de la caña de azúcar y no del petróleo. Y las demás botellas plásticas de la línea presentan 50% de plástico PET reciclado post-consumo, o sea, a cada 2 productos usados, 1 envase fue sacado de la basura.

Beneficios para las comunidades.
La nueva línea Natura Ekos adopta un modelo de negocios donde todos ganan. Para lograr los nuevos beneficios de productos, se aumentó el consumo de principios activos – de 93 toneladas, pasó a 191 toneladas. Es decir, los recursos dirigidos por año se incrementaron más del doble. Y todo eso resulta en más beneficios no solo a los consumidores, sino también a los habitantes de las comunidades proveedoras.

La plataforma para este relanzamiento se construyó a lo largo de todos estos años y con muchos logros. Desde el lanzamiento de Ekos, Natura hizo acuerdos de mutua colaboración con 23 comunidades rurales, totalizando 2.731 familias. Actualmente, son 14 activos de la biodiversidad brasileña, cuyo suministro y reparto de beneficios generaron recursos de más de R$ 20 millones (USD 10 millones) para las comunidades proveedoras a lo largo del tiempo. De esta manera, Natura Ekos apoya el desarrollo social, el fortalecimiento de la economía y la sostenibilidad ambiental de estas comunidades.

Para alcanzar este resultado, Natura mapeó comunidades, capacitó e hizo articulaciones de asociaciones y desarrollo de los productos.

“Es un proceso complejo. Llegar a las comunidades que proveen materias primas y garantizar que ellas sean extraídas o cultivadas en forma sostenible, a lo largo de toda la cadena, exige conocimientos específicos y articulación de asociaciones con comunidades, cooperativas, ONGs, centros de investigación y órganos del gobierno”, dijo Diego de Leone, director de Unidad de Negocios para Operaciones Internacionales de Natura.

Un equipo multidisciplinario, formado por antropólogos, biólogos, investigadores, entre otros, acompaña las actividades en las cooperativas y asociaciones y busca la inserción cada vez más significativa de las comunidades en el modelo de negocios de la empresa. “La gran diferencia está en la manera en cómo hacemos estas asociaciones. Valoramos las relaciones personales, conversando frecuentemente con los socios en las actividades de extracción y con los agricultores, con un equipo propio.

Todas nuestras decisiones se discuten con las comunidades realizando un ejercicio de mutuo aprendizaje”, afirma Sergio Talocchi, gerente de Relaciones con las Comunidades de Natura.

El precio justo y la remuneración por el uso del patrimonio genético y del conocimiento tradicional también son prácticas que destacan la relación de Natura con las comunidades responsables de proveer los insumos de la socio biodiversidad usados en los productos de la marca. En los años 2000, la empresa fue pionera en establecer cadenas de proveedores de insumos vegetales y aplicar los preceptos de la Convención sobre la Diversidad Biológica, de la Organización de las Naciones Unidas. El foro global más importante para la definición de los marcos legales y políticos en el tema y cuyas directrices fueron firmadas por más de 160 países sirve de referencia para perfeccionar continuamente los procesos, directrices y canales de diálogo de Natura con las comunidades proveedoras. De ese aprendizaje surgió en 2009 la Política Natura de Uso Sostenible de la Biodiversidad y del Conocimiento Tradicional Asociado, que contiene una serie de principios que guía la realización del reparto de beneficios. Su objetivo es promover la conservación y la utilización sostenible de la biodiversidad, desarrollar las comunidades proveedoras y valorar las riquezas naturales y el patrimonio cultural de grupos que practican la agricultura familiar y comunidades tradicionales y unidades de conservación de uso sostenible, considerándolos para las generaciones futuras.