Inicio Salud y Belleza Notables mejoras en el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna (HPB)

Notables mejoras en el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna (HPB)

Boehringer Ingelheim desarrolló tamsulosina (Secotex Ocas®), el primer antagonista de los receptores alfa 1 A y alfa 1 D, caracterizado por ser más eficaz y mejor tolerado que otros tratamientos. Su selectividad por los receptores del tracto urinario inferior- es de 100 a 200 veces más selectivo que otros alfa bloqueadores- le permite actuar mejor sobre el tejido prostático, donde se concetra el fármaco, con menores efectos adversos.

La próstata es la glándula del sistema reproductor masculino cuya función principal es producir el líquido para el semen que transporta los espermatozoides. A lo largo de la vida del hombre, esta glándula aumenta de tamaño gradualmente y su crecimiento se acentúa a partir de los 60 años, cuando más de la mitad de los hombres padecen este trastorno. Generalmente este crecimiento no presenta características malignas y se denomina hipertrofia prostática benigna (HPB).

En su estado normal la glándula prostática tiene dimensiones similares a las de una nuez y se ubica delante del recto y debajo de la vejiga, rodeando la uretra. Su engrosamiento comprime la uretra en el tercio donde la recubre y actúa como un cinturón que estrecha progresivamente el conducto de salida de la orina, generando distintos síntomas en el tracto urinario inferior. Entre ellos se pueden mencionar síntomas de vaciado (lentitud del chorro, intermitencia, dificultad para iniciar la micción y esfuerzo miccional), posmiccionales (goteo después de la micción y sensación de vaciado incompleto) y de llenado (necesidad reiterada de orinar, aumento de las micciones durante la noche, dificultad para contener la micción y urgencia). La nicturia, necesidad de levantarse a orinar una o más veces en el transcurso de la noche, es el síntoma más molesto para el paciente. La nicturia provoca alteraciones del sueño y fatiga diurna, también pueden aparecer alteraciones asociadas al estado de ánimo y depresión.

La farmacoterapia para el tratamiento de la HPB puede ser de diverso tipo: fitoterapia, inhibidores de la 5 alfa reductasa, antagonistas de los receptores alfa 1 adrenérgicos inespecíficos y antagonistas de los receptores alfa 1 A y alfa 1 D . Este último grupo, dentro del cual se encuentra la tamsulosina, actúa relajando el tejido muscular de la uretra y la próstata y se caracteriza por reducir más rápidamente los síntomas, constituyéndose en una opción para mejorar la obstrucción del flujo urinario. Además es un bloqueador del subtipo d presente en las paredes vesicales, por lo que también ofrece un mayor alivio de los síntomas irritativos.

El nuevo medicamento desarrollado por Boehringer Ingelheim se presenta en comprimidos de 0,4 mg (Secotex Ocas®, sistema de absorción oral controlada). Se trata de una nueva versión de Secotex cápsulas, que permite una sola ingesta diaria, es más fácil de tragar y puede ser ingerida en cualquier momento del día, independientemente de las comidas. No presenta interacciones con otros fármacos habituales en personas de la edad (antihipertensivos, anticoagulantes, etc.) y asegura mayor tolerabilidad.

Actúa eficazmente desde el primer día y durante las 24 horas gracias a su sistema de absorción controlada que proporciona una liberación uniforme, con menores concentraciones máximas, lo que disminuye los riesgos de generar efectos no deseados por un lado, y por el otro, asegura el control diurno y nocturno de los síntomas. Todo esto permite una notable mejora en la calidad de vida del paciente en el corto y en el largo plazo.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?