Inicio Empresas y Negocios Por mirar al dólar, el ahorrista argentino no vio la rentabilidad del...

Por mirar al dólar, el ahorrista argentino no vio la rentabilidad del euro

Compartir

Puede ser una cuestión cultural, pero lo cierto es que la pasión por la divisa norteamericana hizo que durante el primer semestre del año se perdiera de vista la chance de obtener una excelente rentabilidad con el euro.

Ahora, con un valor que supera los $5,4 surgen los lamentos por una ganancia que no se pudo cristalizar. Pero quienes sí invirtieron en euros obtuvieron entre principios de año y estos días un rendimiento del 20%, muy superior al 9,5% del dólar.

“Tenemos que tener en cuenta que el euro crece con respecto al dólar y, desde luego, como vemos al peso devaluarse con respecto a la divisa norteamericana, nos encontramos con estos valores como consecuencia”, aclaró Fernando Izzo de ABC Mercado de Cambios. Pese a este rendimiento, el público no elige masivamente a la divisa europea como forma de resguardo.

Juan Ignacio Di Santo, operador de Puente Hermanos puntualizó que “hay inversores que se refugian en el euro, tanto particulares como empresas. Es algo que adoptaron hace tiempo, pero se trata de una minoría”.

Esta situación difiere sustancialmente de lo que ocurre con la operatoria con dólares. No por nada nuestro país es uno de los más dolarizados del mundo, fuera de EE.UU.

Los cálculos toman como punto de partida los relevamientos que prepara y difunde periódicamente (cada tres años) el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, con ayuda de la Reserva Federal, cuando intenta establecer las tenencias de dólares fuera de sus fronteras.

Rusia encabeza el ranking general, dejando de lado a EE.UU., con tenencias del orden de los u$s80.000 millones, por lo que su tenencia por habitante es de u$s550.

En segundo lugar aparecen China y nuestro país, con unos u$s50.000 millones cada uno de ellos. Pero a a la hora del cálculo por habitante los resultados son muy diferentes: cada chino tiene en su poder 39 dólares, en tanto que los argentinos avanzan hasta los u$s1.300.
(Lea más: “Los ahorristas argentinos son los más dolarizados del mundo”)

Los motivos por los que la demanda de euros no es muy elevada son varios, pero se destaca:

* la volatilidad que suele tener la moneda de la eurozona frente al billete estadounidense,
* la apertura existente entre las puntas compradora y vendedora y
* la escasa disponibilidad de billetes más allá del microcentro porteño.

Una recorrida efectuada por iProfesional.com por diversos puntos de la Capital Federal demostró que son escasos los bancos que comercializan esta moneda, a lo que se suma que en muchas entidades se requiere ser cliente.

También incide negativamente la inexistencia de un mercado de futuros. Di Santo hizo especial referencia a este último punto, pues “en lo que respecta al mercado de futuros, el euro casi no tiene operaciones como las que tiene el dólar y eso le quita volumen”.

Pero la moneda europea también tiene sus ventajas, entre las que se puede mencionar que el billete más grande es de 500 euros, por lo que se facilita su manipulación.

Pese a la clara ventaja obtenida por el euro sobre la divisa norteamericana, Izzo sostuvo que aún así “no se venden tantos euros como algunas casas de cambio dicen”.

La evolución del primer semestre
A lo largo del año 2008 la moneda europea presentó sucesivas subas y bajas en su cotización frente al dólar, como consecuencia de lo cual se fue encareciendo, recorriendo un largo camino para llegar a los valores actuales.

En ese sentido, el analista de ABC Mercado de Capitales explicó que durante el primer semestre del año pasado “el euro tuvo fuertes oscilaciones, pues cuando llegó a estar en sus máximos valores, a u$s 1,60, se convirtió en un problema para las empresas de Europa.

Posteriormente se revirtió esta situación y cedió posiciones hasta tocar u$s1,40. En este punto la tensión se invirtió, pues básicamente, implicaba un problema para los otros países que querían comprarle a los europeos”.

Pero el crac financiero cambió el escenario: “Después de iniciada la crisis el euro pasó a u$s1,25, porque se trató de un momento en el que los inversores tenían mucho miedo, así que se refugiaron en el dólar”, destacó Izzo.

Lentamente se empezó a recuperar la confianza y “estos volvieron a repartir sus posiciones en una canasta de monedas que lo incluía, porque hay que tener en cuenta que es el mercado más líquido del mundo, ya que todo el tiempo se está operando”, subrayó el analista.

Luego, la situación se profundizó, y cuando la economía internacional comenzó a mostrar los primeros signos de recuperación, la compra de euros se reactivó.

Perspectivas a fin de año
Recientemente los informes de dos calificadas fuentes mostraban un panorama absolutamente contradictorio. Una de ellas hablaba de una relación euro / dólar para fin de año de 1,11, en tanto que la otra lo llevaba a 1,55. Como se ve, una diferencia para nada despreciable.

Consultado por iProfesional, Di Santo aseguró que “sin dudas incluiría al euro en una canasta de monedas”, aunque comentó que “en el corto plazo no creo que se mueva mucho”.

Es que para muchos, los meses de suba constante para la moneda europea parecen haber llegado a su fin y el alto incremento que mostró hasta junio no forma parte de las previsiones de los analistas para fines de 2009.

”Como alternativa de inversión, se puede decir que es una moneda muy líquida al igual que la libra, pero la diferencia radica en que ésta es mucho más volátil y, por lo tanto, presenta un mayor riesgo. Así, los más conservadores a nivel internacional se inclinan por el euro”, enfatizó Izzo.

“Hoy el euro está muy alto, y esto beneficia a los Estados Unidos. Lo que puede esperarse es la moneda europea tienda al equilibrio y retroceda su valor”, comentó el analista de ABC Mercado de Cambios.

Aún así, en el mercado local, las estimaciones están sujetas al devenir de la moneda norteamericana. Por ese motivo, “en lo que respecta al dólar, vemos que está más barato de lo que podría llegar a estar, por eso recomendamos posiciones en los mercados a largo plazo”, conclyó Izzo.

¨Nos parecen más lógicos los valores del dólar que se están operando para abril de 2010 que son cercanos a $4,19, con lo que se estaría hablando de un incremento de 12 o 13 por ciento”, estimó Di Santo, al tiempo que Izzo remarcó que hay un consenso generalizado que indica que a fin de año “el valor del dólar será de $4 ó $4,10 aproximadamente”.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?