Inicio Salud y Belleza ¿Por qué vivo todo el tiempo preocupado por todo?

¿Por qué vivo todo el tiempo preocupado por todo?

Por: Lic. Marina Sinaí

Imaginemos por un momento que nuestra casa está protegida por estos nuevos y modernos sistemas de Alarma, ahora imaginemos que el sistema comienza a dar la señal de alerta varias veces en el día. Cada vez que comienza a sonar nos inquietamos, nos ponemos nerviosos y cuando nos dirigimos a ver qué es lo que ocurre descubrimos que en realidad el sistema se activa sin razón de peligro aparente ya que nadie ha forzado la puerta de entrada ni entrado por alguna ventana, solo que el gato del vecino se ha metido en el jardín. Es que el sistema no distingue la diferencia entre las dos situaciones, solo realiza aquello para lo que fue programado: activarse ante cualquier tipo de situación que detecte como peligrosa, en este caso intrusiva. Eso mismo es lo que sucede en nuestro organismo cuando nuestro sistema de alerta no funciona bien, a pesar que nosotros sí tenemos la capacidad de comprender y diferenciar lo que está sucediendo.

El sistema de alarma de nuestro organismo es la Ansiedad. Cuerpo y mente reaccionan frente a la señal de alerta que se activa cuando nos sentimos amenazados o en una situación complicada. A nivel corporal comenzamos a vivenciar una serie de modificaciones que nos preparan para la acción, se acelera la frecuencia cardiaca, el ritmo de la respiración va en aumento, junto con otros signos corporales y paralelamente, nuestra mente comienza a idear pensamientos relacionados con respuestas que en Psicologia denominamos de “ataque o huida”, ya que a nivel cognitivo, comprendemos la situación como peligrosa o amenazante.

Cuando este sistema no funciona correctamente, activamos la señal de alarma muchas veces en el día, nos sentimos nerviosos, ansiosos, angustiados y abrumados por preocupaciones todo el tiempo, es por ello que el exceso de preocupaciones puede estar encubriendo un Trastorno de Ansiedad. Esta forma de vivir, nada tiene que ver con “ser responsable”, el grado de responsabilidad no está asociado a la cantidad de preocupaciones que uno tenga, uno puede ser responsable y no por ello vivir abrumado.

Ahora bien, ¿por qué sucede esto? Porque nuestro sistema interno de alerta no está realizando una evaluación correcta de la situación que estamos viviendo, entonces todo se convierte en un problema, todo es una preocupación, desde qué voy a preparar de cenar hasta un compromiso importante de trabajo. Experimentamos pensamientos extremos de “todo o nada”, una autoexigencia extrema y sentimos que no podemos resolver la situación lo cual sigue aumentando nuestro nivel de ansiedad.

Es así como de a poco todo el esquema de respuesta se va restringiendo, resintiendo y resulta cada vez más complicado realizar una evaluación efectiva y realista de la situación.

¿Cuál es la solución? La clave está en la modificación de los esquemas de pensamiento mencionados anteriormente, basados en sistemas de creencias muy arraigados que nos conducen muchas veces a comprender erróneamente nuestro contexto, y en el manejo más saludable de las emociones. Ambos aspectos son los principales conductores de nuestro accionar, que cuando se rigidizan sin permitir posibilidad de cambio, comprometen el normal funcionamiento de la persona dentro de su medio ambiente y su contexto familiar, en el cual repercute esta situación de manera directa observándose a veces desconcierto en los demás miembros del grupo y cierto desequilibrio funcional familiar, ya que esta vivencia de alerta constante es trasladada a los demás en la convivencia cotidiana.

¿Cómo lograr el cambio necesario? Hay que buscar ayuda profesional especializada. En Centro Hemera contamos con tratamientos psicoterapéuticos utilizados a nivel mundial y exclusivamente diseñados para este tipo de trastornos. En un periodo a corto plazo, utilizando técnicas psicoterapéuticas focalizadas se logra que el paciente pueda incorporar nuevas herramientas y desarrollar nuevos recursos internos que le permitan ordenar y organizar las distintas actividades y compromisos de la vida cotidiana sin vivirlos como una situación de “vida o muerte “, logrando el alivio sintomático no solo en el paciente sino también en su contexto mas cercano. Con este tipo de tratamientos también se logra transformar esas “preocupaciones”, en “cuestiones a resolver” pudiendo jerarquizarlas de acuerdo al grado de urgencia e importancia real en el contexto actual de sus vidas, y de esa manera distinguir y diferenciar las prioridades y resolverlas de manera efectiva para poder vivir la vida de una manera más saludable.

En Hémera se brinda este tipo de tratamientos que se pueden realizar de forma individual y grupal. Próximamente, en el mes de Septiembre comienza el Grupo Terapéutico para pacientes con Trastorno de Ansiedad que tiene una duración de dos meses. También se ofreces Workshops y Talleres en el interior del país, para los Profesionales o Instituciones que quieran capacitarse en el manejo de estas técnicas.

Lic. Marina Sinaí
MN. 27692 – Hémera
Centro de estudios del estrés y la ansiedad
www.hemera.com.ar / info@hemera.com.ar

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?