Inicio Tecno Proyectos multimillonarios que quedaron en el camino

Proyectos multimillonarios que quedaron en el camino

Internet puede ser una mina de oro. Algunos casos así lo confirman. Pero otros de los proyectos -muchos de ellos multimillonarios- que prometieron ser vanguardia en la principal autopista de información de este siglo se pincharon o, mejor dicho, se desinflaron bruscamente con el paso de los años.

Es que la red de redes es un campo “magmático”. Su naturaleza dinámica, de cambio permanente, no deja que ninguna idea se consolide y, obliga a empresarios y expertos a una nueva filosofía aún difícil de aceptar: adaptación permanente o muerte. En esa dicotomía existencial muchos proyectos o firmas que se posicionaban como la tendencia a imitar perdieron su lugar y fueron rápidamente reemplazadas.

“Existen tres tipos de modelos de negocios. Los que, desde el inicio, están destinados a morir y se inflaron por la codicia de los banqueros. Aquellos que eran buenas ideas y no terminaron de funcionar por una mala gestión o porque no apostaron por la innovación tecnológica. Y por último, esos que aún hoy son un éxito”, explicó un especialista en el rubro que prefirió el anonimato.

De algunos negocios online que prometían prosperidad y no funcionaron el experto en nuevos medios recordó a Starmedia, Terra, la startup europea boo.com y AOL Latam, entre otros.

Justamente, AOL (America OnLine) no deja de ser el perfecto ejemplo. Fue el principal proveedor de Internet de los 90, orientado al público masivo. Como contraparte aparecía, su competidor, CompuServe, focalizado en personas con un mayor nivel técnico. La empresa llegó a tener 30 millones de suscriptores (80.000 en la Argentina). En enero de ese año, Time Warner anunció que la compraría. La fusión se cerró un año después y quedó sellada con el nombre de AOL Time Warner Company.

Por problemas de gestión y estrategia, el valor de la firma cayó de US$ 226.000 millones de dólares a unos 20.000 millones. Su base de clientes disminuyó a 10,1 millones de suscriptores en noviembre de 2007, según el medio especializado ComputerWorld. En la actualidad, la firma está ciertamente a la deriva y buscando un nuevo rumbo.

Como un ancla. Así quedó atado el muy popular ICQ ( I seek you ). El software de la florcita fue creado por la firma israelí Mirabilis y comprado por AOL en 1998 en US$ 407 millones. Fue muy utilizado en la Argentina y aún lo es en el mundo (dice tener cerca de 42 millones de usuarios), pero el hundimiento de AOL y el lanzamiento del MSN Messenger (Microsoft) el 22 de julio de 1999 lo destronaron. El servicio de mensajería de Bill Gates atrae a más de 330 millones de usuarios.

El navegador Netscape Navigator fue el programa por excelencia un año antes del nacimiento del Explorer. Creado en 1994, el originalmente llamado Mosaic Netscape estuvo probablemente en el 90% de las máquinas existentes en el mundo.

Al perder terreno con el software de Microsoft, en enero de 1998, Netscape debió abrir el código de su navegador. De allí surgió más adelante el proyecto Mozilla. Nuevamente en escena, AOL compró Netscape Communications en US$ 4200 millones. En 2000 lanzó la versión 6.0 del navegador. Fue un fracaso total. El 1° de marzo de 2008, a través de una firma canadiense, AOL presentó la versión 9.0.0.6, la última. Ya en 2003 había retirado el logo de la firma de sus oficinas.

“Tiramos US$ 270 millones a la basura”, decía Wenceslao Casares, el creador de patagon.com, un sitio de Internet especializado en finanzas, en una entrevista a un medio local en mayo de 2002. La principal promesa de la burbuja argentina se golpeaba con la dura realidad.

La página había nacido en 1997 con una inversión inicial de US$ 10.000 realizada por Casares y Constancio Larguía. Después de capitalizar la empresa en dos oportunidades, en marzo de 2000 el Grupo Santander compró el emprendimiento en US$ 528 millones. Prometieron tener tres bancos funcionando en la Argentina, Brasil y México, pero el proyecto fracasó por completo. Nada se cumplió. En julio de 2005 el consorcio español denominó al proyecto Openbank. Actualmente, el banco online tiene unos 525.000 clientes y maneja casi 6000 millones de euros de recursos, siendo el banco N° 14 en el ranking de entidades financieras ibéricas por depósitos.

Pero los ejemplos se multiplican. El sitio fue probablemente el primer espacio virtual exitoso en la Argentina. Creado en 1997, a fines de 1999 le compró a Impsat su cartera de 80.000 abonados en la Argentina, Brasil y Colombia. En 2000, con 2,7 millones de visitantes únicos por mes, se animó a lanzar su propio browser . Fue la primera empresa argentina en salir a cotizar en el Nasdaq.

Fracasos criollos
A fines de septiembre de 2001, tras la explosión de la burbuja y después de algunas demandas millonarias, se fusionó de urgencia con Ibero American Media Partners II Ltd., del grupo venezolano Cisneros, y con fondo Hicks, Muse, Tate & Furst. Hoy aún se llaman Claxson, pero ya no tienen los principales canales de TV por cable que salvaron al grupo en ese momento, excepto los eróticos. El proyecto online murió lentamente.

En la Argentina existen muchos otros nombres que hoy quedaron en la gatera pese a que en su momento fueron buenos negocios. El motor de búsqueda GauchoNet, creado por Gonzalo Arzuaga en 1996; la página que agrupaba restaurantes xsalir.com, una precursora de la actual Guía Oleo; yeyeye.com, el sitio de música creado por Charly Alberti, y dodici.com, el portal que, con todos los derechos legales del diez, exhibe fotos y videos exclusivos del actual DT de la selección, Diego Maradona.

En el mundo ya hay algunos grandes proyectos que comenzaron a desinflarse. MySpace es aún muy popular en Estados Unidos, pero el arrebato de Facebook en todo el globo -ya tiene 400 millones de usuarios- y de Twitter amenazan con prevalecer como las principales redes sociales.

El mundo Google generó un cisma similar del otro lado del mostrador. Yahoo!, todavía una empresa líder en Internet, ve cada día más amenazado su negocio. Después de que decidiera, en agosto de 2004, comprar Altavista -un motor de búsqueda con muchas perspectivas lanzado al mercado a mediados de los 90- su propio buscador formó parte de un acuerdo con Microsoft el año pasado. La idea es fusionarse con Bing y pelearle una porción de mercado al ascendente Google. Los años pasan rápido. El temor es convertirse en historia.