Inicio BussinessClick ¿Qué es y qué hace para tu empresa un embajador de marca?

¿Qué es y qué hace para tu empresa un embajador de marca?

¿Qué es y qué hace para tu empresa un embajador de marca?

Muchas personas se preguntan qué es “un embajador de una marca”. Algunos lo relacionan directamente con famosos, otros con una “simple cara o cuerpo bonito”, pero hay mucho más detrás de este concepto que, a su vez, es un trabajo como cualquier otro, como otras profesiones desconocidas. Si quieres conocer todos los detalles de este empleo y por qué no, aprender a cómo serlo algún día, sigue leyendo este artículo para resolver todas tus dudas. 

Funciones de un embajador de marca

Mucha gente considera a los embajadores como el «rostro» de la marca. Se trata de personas que han establecido unas relaciones, o también llamado “networking”, con el fin de promocionar una determinada marca con técnicas de marketing, sobre todo, a través de sus cuentas personales en las múltiples redes sociales existentes hoy en día. 

Como sucede con los casinos o los juegos de azar, va a haber una persona que trabaje para reflejar de manera positiva la marca.

Entre las funciones y responsabilidades que tiene un embajador de marca puedes encontrar las siguientes:

  • Estudiar las metas y objetivos de marketing de la empresa, así como organizar iniciativas comerciales. En ese terreno ha de trabajar con el equipo de ventas y de marketing para comprender desde el primer momento la misión, la visión y los objetivos de la compañía.
  • Una función importante es contribuir con las partes interesadas en la decodificación de las necesidades de marca por cada departamento, así como buscar nuevas oportunidades para vender productos nuevos y existentes.
  • El embajador de marca debe ponerse en contacto con los clientes para mantenerlos informados sobre los nuevos desarrollos de la empresa, ofertas y mejoras. Y no solo eso, sino que tiene que responder a los comentarios de los clientes y poder lidiar con las quejas, si las hubiera.
  • Representar a la empresa en conferencias, proyecciones de medios y cualquier otro evento social donde sea relevante para presentar la marca y sus productos 
  • Y por último, pero no menos importante, lo que debe tener en cuenta el embajador de marca es que su principal función es transmitir una imagen positiva de los productos y servicios de sus clientes.

Cómo ser embajador de marca

Algunas personas pueden pensar en los embajadores de marca como los “influencers” contratados por una organización. Es cierto que tienen parte de razón, pero no es así del todo. Un embajador puede ser cualquier persona que se sienta identificada con la marca y realice una serie de actividades que apoyen el crecimiento de la compañía.

Debido a su buena comunicación y habilidades interpersonales, los embajadores de marca tienen el poder de influir en las opiniones, así como en las decisiones de compra.

Pero, como ya hemos comentado, un embajador de marca es algo más que una “cara bonita” o una persona famosa. A continuación, te dejamos cómo se llegar a ser un embajador de una marca y qué es lo que se debe tener en cuenta. 

– Es importante que para ser embajador de una marca actúe como si fuera una especie de comercial. Por ello, es primordial que tenga un don de gentes y cada día se fije unos objetivos que, en la actualidad, pasa por las redes sociales o los eventos. Es decir, que acuda a los actos promocionales en los que deba posar para los fotógrafos o incluso, dar un discurso de cara al público.  

Amigable, extrovertido y tener una reputación en Internet. Esto son los elementos clave que las personas deben potenciar en caso de que quieran convertirse en un embajador de marca, además de tener carisma y talento para la comunicación.

– Más allá del público, el embajador de marca debe conocer a la perfección el producto que está promocionando. Y no solo eso, también participar con la compañía que le ha contratado. Debe ser una persona creativa que aporte más allá de solo su imagen. O incluso, si usa su propia imagen, hacer que se identifique de alguna manera con la marca. 

– Y, por último, es crucial que si quiere ser un embajador de marca, le dedique un tiempo a su imagen y la cuide, ya que esa va a ser la primera impresión con la que se quedarán los usuarios. Una sonrisa, una apariencia que invite a estar cómodo o una combinación de ambas va a ser lo que acabe enamorando al público y opte por la marca que estás promocionando. 

Perfiles buscados para ser embajador de marca

En la actualidad, muchas empresas optan por los “influencers”, es decir, líderes de opinión que han creado su propia marca a través de sus cuentas en las redes sociales.

“Youtubers”, actores, cantantes, “tiktokers”… ahora, prácticamente cada una de las redes sociales crean una “profesión” en sí que se puede convertir finalmente en un embajador de marca.

Y es que cuando se selecciona a la persona adecuada, el embajador de marca aumentará significativamente el conocimiento general de la marca y las ventas. Si el embajador de marca va a ser el rostro y la voz de la empresa, esta última ha de buscar a alguien que represente a sus clientes.

Y sí, el número de seguidores es clave para la contratación de la marca. Por ejemplo, a partir de los 5.000 “followers” ya puede ser considerado como una imagen de marca. Y, por supuesto, si la cifra es superior, el caché será también más alto. Pero, no solo importa el número, sino que estos sean activos y reales, y no “bots”, es decir, perfiles falsos que algunos usuarios compran para aumentar esa cifra.

Asimismo, las marcas siguen la actualidad, tanto para bien como para mal. Dependerá del producto que se esté promocionando.

En el caso de nuevas series que han tenido éxito en la plataforma Netflix, seleccionarán a sus actores dada la presencia que tienen en ese momento para ser los embajadores de una fragancia, por ejemplo. Hay de todo tipo, ya que también se pueden convertir en embajadores de una marca, como una discoteca, personajes que hayan salido de un reality show como Gran Hermano.

Fuente: Marketing Directo