Inicio Tecno Qué perfiles busca Google para encarar el 2010

Qué perfiles busca Google para encarar el 2010

Para estar a tono con el crecimiento que el mercado de publicidad online tendrá el país y la región durante el 2010, Google ya salió a la búsqueda de profesionales con el objetivo de reforzar sus equipos de trabajo y poder atender las crecientes demandas de sus clientes.

En la actualidad, lo “googlers”- como se autodenominan los integrantes de la compañía- son 80 personas. En la oficina local del mega buscador estiman que en el año que se aproxima la fuerza laboral se incrementará entre un 15 y 20%. Las nuevas posiciones serán, principalmente, posiciones para el área de ventas.

“Buscamos perfiles variados como especialistas en producto, marketing, traductores, ventas, ingenieros soporte de ventas y profesionales con experiencia en la industria editorial”, cuenta a iProfesional.com Victoria Campetella, PR Manager de Google para la Argentina y Chile.

Al iniciar un reclutamiento, las posiciones se postulan internamente para ver si hay algún empleado que esté interesado en aplicar a la búsqueda. Luego aparecen online en la página web del buscador. El hunting, aseguran en Google, no es una práctica de la empresa.

“También nos manejamos a través de referidos, es decir, los googlers estamos al tanto de las posiciones que está abiertas y podemos referir gente”, destaca Campetella (más abajo en la foto).

Las búsquedas pueden modificarse de un momento a otro. Las que están activas por estos días son:

* Account Associate, AdWords
* Account Coordinator
* Account Manager
* Executive Assistant
* AdSense Associate
* AdWords Manager
* Customer Solutions Engineer (Sales Engineer)
* Field Product Specialist, Adwords
* Localization Editor
* Partner Manager, Content Partnerships
* Product Marketing Manager
* Sales Manager

Requisitos excluyentes
Para tener chances de formar parte del mundo Google, los principales requisitos que debe acreditar el candidato son título universitario y una muy buena performance académica, es decir, haber egresado de la facultad con un buen promedio.

A su vez, es fundamental el manejo casi bilingüe del inglés. De hecho, en la Argentina la publicación de los puestos vacantes sólo aparecen en este idioma.

Por otro lado, no es excluyente la experiencia laboral previa en el campo para el que es contratado ya que-según manifiesta la ejecutiva- “hay una cultura muy fuerte en cuanto a la formación del empleado una vez que esté ingresa a la compañía.”

Y, si bien puertas adentro en Google predominan los jóvenes, tampoco es excluyente la edad de los candidatos.

Las mil y una entrevistas
El tiempo que lleva una búsqueda depende mucho de la posición. El proceso de selección de Google es más extenso e intenso que en otras compañías. Es que, cada candidato, antes de ser confirmado, pasa por alrededor de ocho entrevistas.

El vínculo entre la empresa y los postulantes es directo, es decir, sin consultoras o selectoras de por medio. Al respecto, Campetella explica que “además del área de Recursos Humanos, quienes entrevistan a los candidatos son los gerentes y pares locales y regionales, tanto por función como por geografía.”

Hacia el final del proceso, si el candidato es bueno tiene que emitir un “paquete”, que consiste en responder un cuestionario, adjuntar documentación y en la redacción de, por ejemplo, alguna experiencia de liderazgo o de participación en actividades de filantropía.

“El interesado prepara el paquete, lo envía a Recursos Humanos y éste a su vez lo remite al directorio de la compañía en Estados Unidos el que, increíblemente, revisa cada uno de los perfiles de los empleados que ingresa a la empresa”, detalla la PR Manager de Google en diálogo con este medio.

Campetella destaca que se hace mucho filtro a través de la llegada de los Currículums Vitae. Por este motivo, quien esté interesado en ingresar a la compañía debe asegurarse que su CV esté bien armado y que incluya toda la información importante, como así también aplicar a la posición correcta.

“Hay que tener paciencia y estar bien preparado para cada una de las entrevistas. Es un proceso largo, pero, tal como dice el dicho, lo bueno se hace esperar”, dice la ejecutiva, quien recuerda que “hace exactamente un año estaba armando el paquete.”