Inicio Negocios Qué saber sobre el marketing de influencers

Qué saber sobre el marketing de influencers

Qué saber sobre el marketing de influencers

Ser influencer hoy día es el sueño de cualquier adolescente. De hecho, también lo es de cualquier persona adulta porque lo ven como un trabajo sencillo, que se puede realizar desde casa y que no implica mucho esfuerzo (cuando la realidad es otra). Desde que las redes sociales se pusieron de moda, esta figura surgió y el marketing de influencers también lo hizo.

Pero, al contrario que otros, este no es tan conocido. Por eso, hoy vamos a hablarte de todo lo que debes saber sobre el marketing de influencers y lo que puede ayudarte a conseguir destacar entre los muchos que están intentando ser figuras representativas en el sector al que se dedican. ¿Empezamos?

Qué es el marketing de influencers

El marketing de influencers es algo muy actual. Se trata de una estrategia de marketing que está centrada en conseguir una colaboración de una persona que tiene influencia (porque le siguen muchas personas, es protagonista en Internet o, en otras palabras, es influencer; y una empresa o marca.

Este influencer se caracteriza por tener una personalidad que atrae a miles de seguidores en las redes sociales, de tal manera que se convierte en una figura representativa de su sector, y todo lo que dice o hace es relevante para esas personas «fans», que llegan incluso a imitarlo. De esta forma, el que esa persona colabore con una marca o empresa puede provocar reacciones positivas, por ejemplo aumentando las visitas a la página web, aumentando los seguidores, mejorando la reputación que tiene la marca o aumentando sus ventas.

Realmente, esta estrategia de marketing, al contrario que otras, no es «lineal» ya que depende de las modas y de los cambios actuales. Por eso, se dice que es completamente cambiante y que hay que ajustarla a corto plazo para que tenga éxito.

Cosas que debes saber sobre el marketing de influencers

Teniendo en cuenta que esta técnica es muy novedosa y que además la figura del influencer es cambiante (un día estás arriba del todo y al siguiente pueden abandonarte los seguidores por cualquier motivo), lo cierto es que plantear una estrategia no es fácil.

Además, debes tener en cuenta ciertos aspectos que te comentamos a continuación.

Sobre los influencers

Los influentes son personas que mueven «masas», es decir, que lo que dicen o hacen es algo que los que le siguen se creen. Por eso, las colaboraciones que tienen con empresas y marcas suelen ser porque realmente comparten los valores con estas. Aunque no te vamos a engañar, hay otros que se «venden» a esas empresas. Sin embargo, cuando eso ocurre los propios seguidores llegan a «castigar» a los influencers.

El objetivo último de un influencer es ganar dinero. Por tanto, cualquier colaboración que realiza con una empresa (casi al 100%) es pagada. Si bien muchas empresas y marcas prefieren que el pago sea de otra forma (con productos, descuentos…). Pero las que de verdad funcionan son por las que se recibe un dinero ya que, de alguna forma, lo que se hace es pagar por el trabajo de ese influencer para elaborar un contenido enfocado a la empresa o marca.

Un aspecto negativo de los influencers es que, muchas veces, no puedes llegar a saber cuántos de esos seguidores son reales. Y es que la compra de seguidores es tan sencilla que se puede hacer en apenas 5 minutos, subiendo tu cuenta de 0 a 2000, 20000, o 200000 en cuestión de horas. Pero, ¿realmente eso le convierte en un influencer? A términos visuales, sí, pero hay otros aspectos a considerar como el que den me gustas a las publicaciones, que haya comentarios (coherentes con el texto o vídeo que se ha colgado), que se hable de él o ella en otros medios (blogs, noticias, redes sociales…).

Sobre los canales de comunicación de los influencers

Redes sociales hay muchas. Y aunque no lo creas, cada año nacen muchas más. El problema es que estas no suelen funcionar y acaban desapareciendo de igual forma que han nacido: sin que nadie se entere. Pero, de todas ellas, hay algunas que los propios influencers ven como «mejores». En este caso, hablamos de dos en concreto: Instagram y TikTok.

¿Y qué pasa con Youtube? Si llevas un tiempo siguiendo a los influencers, sabrás que la gran mayoría de los que están más asentados (sobre todo de videojuegos), nacieron en Youtube. Sin embargo, ahora no está tan «de moda». De hecho, esta ha sido sustituida por Twitch, que es donde ahora muchos intentan crearse un nombre y sobre todo una legión de seguidores, y no solo de videojuegos, sino que el sector musical también está muy presente en esta red social.

Así, podríamos decir que las principales plataformas para los influencers son estas. La mejor para los propios influencers, sobre todo porque se interactúa más fácil con los seguidores, es Instagram. Además, el hecho de que se disponga de varias funciones para colaborar con las marcas (publicaciones en el perfil, Stories, IGTV, vídeos… permite ofrecer diferentes opciones.

Sobre las marcas y empresas anunciantes

Por último, vamos a hablarte del marketing de influencers basado en las marcas y empresas. Y es que cada vez más las empresas se fijan en los influyentes para poder llegar a los usuarios y que su empresa o producto sea conocido (y que obtenga una mejor reputación). Por eso, es habitual que las empresas empiecen a destinar parte de su presupuesto de publicidad en «contratar» a estas personalidades.

¿Por qué? Pues porque ese tipo de marketing, junto con el SEO y los anuncios en las redes sociales está cada vez dando mejores resultados. No quiere decir que haya que dejar de lado otros canales y otro marketing (por ejemplo a través del email), sino que se actúa en donde, ahora mismo, es más fácil llegar a los potenciales consumidores y clientes.

Eso sí, no vale cualquier influencers. Una de las primeras premisas del marketing de influencers para una empresa es el hecho de que esta debe elegir a personas que sean relevantes con su sector. En otras palabras, que estén relacionadas. Por ejemplo, si tienes una empresa de videojuegos, elegirás a influencers de videojuegos, no irás a aquellos representativos de belleza, ya que tu target (o público objetivo) no está ahí.

Fuente: Actualidad Ecommerce