Inicio Tecno Qué tener en cuanta al seleccionar un software ERP

Qué tener en cuanta al seleccionar un software ERP

Por: Damián Szulman, Socio de Crystalis Consulting

Quien decide cómo actualizar los sistemas de la empresa suelen ser los directivos, y está bien, pues ellos conocen en profundidad los secretos de la actividad y también qué necesidades tienen en función de los planes de crecimiento futuros.

Es así que deben saber cómo está compuesto un módulo de ERP, pues tienen distintas funciones que podríamos dividir en tres categorías generales:

• Los módulos básicos: son los que estamos obligados a comprar, pues de él se desprenderán las inversiones posteriores que podamos hacer. Por ejemplo, a la plataforma inicial se le puede adosar un programa de finanzas o de recursos humanos que satisfagan una jerarquía específica de nuestra firma.

• Los opcionales son aquellos que debemos evaluar si funcionarán o no dentro de nuestra estructura. Lo que hacen es ampliar el campo de acción del ERP y adaptarlo al negocio. En esta decisión es crucial el diálogo entre directivos y la empresa implantadora.

• Los verticales, son módulos opcionales específicamente diseñados para resolver las funcionalidades de un sector específico como la administración pública, los hospitales, los bancos y más. Son ideales para las empresas que tienen una estructura que baja verticalmente y siempre la mantendrá así.

También hay que destacar que la mayoría de los ERP que hoy se ofrecen en el mercado son aplicaciones que están pensadas para ser usadas en la relación proveedor cliente o cliente servidor. Por eso son escalables y permiten brindar configuraciones óptimas en hardware, gestión de base de datos y sistemas abiertos.

Otro de los beneficios de contar con un ERP es que a partir de su aplicación todas las áreas de la empresa compartirán una misma y única base de datos. Entre las más utilizadas se encuentran Oracle, Informix, Microsoft SQL Server y DB2. También hay que saber que muchos proveedores ya cuentan con diseños de bases de datos propias, que muchas veces las adaptan a cada cliente. Los expertos recomiendan utilizar una base de datos abierta pues ofrece la oportunidad de ser también utilizada por otras aplicaciones.

Como si esto fuera poco, un ERP permite que todos los sectores accedan a la misma interfaz, facilitando movilidades internas y consultas. Y, como ya se dijo, permite que el sistema se adapte a las situaciones particulares de cada empresa y también de cada actividad. Algunos ERP ofrecen disponer al usuario de su código fuente, permitiéndole así realizar un alto nivel de modificaciones.

Por último, todas estas características permiten que los ERP le den a los empleados una interfaz fácil de usar, incluso en casos de teletrabajo.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?