Inicio Tecno Review del Motorola One Vision: Una apuesta distinta

Review del Motorola One Vision: Una apuesta distinta

Review del Motorola One Vision: Una apuesta distinta

Le contamos en detalle que trae la nueva apuesta de Motorola en la gama media con un smartphone que pretende destacarse en varios aspectos, como la cámara o el diseño

Características y especificaciones

Pantalla de 6.3 pulgadas
Resolución de 2,520×1,080
Procesador Samsung Exynos 9609 (ocho núcleos de 2.2GHz)
4GB de RAM
128GB de almacenamiento (con ranura microSD de hasta 1TB)
Batería de 3,500mAh (carga rápida Turbo Power de 15 vatios)
Resiste solo salpicaduras
Cámara trasera de 48 megapixeles con OIS y segunda cámara de 5 megapixeles
Cámara frontal de 25 megapixeles
Sonido con tecnología Dolby
Dimensiones de 160.1×71.2×8.7mm
Peso: 180g

Diseño
El Motorola One Vision es un equipo bien terminado, que tiene ciertas particularidades derivadas de su formato de pantalla. Trata de ganarse un espacio en la gama media a base de cristal y aluminio, con una acertada paleta de colores.

Algo bueno es que Motorola no haya apostado por el policarbonato o por el aluminio, materiales mucho más resistentes, pero quitan esa experiencia premium. La verdad que los usuarios de gama media bien merecen elementos que vistan “de galera y bastóna”, y este terminal es la mejor muestra de que esto es posible.

Si entramos a verlo en detalle, nos encontramos con varios elementos en la parte trasera. Uno de ellos es su módulo de cámara, bastante llamativo, y sobresaliendo del cuerpo. Pero además, Motorola presume de los 48 megapíxeles de este One Vision en el propio diseño del dispositivo, dejando ver las especificaciones de su cámara al lado del módulo de la misma.

Dicho módulo sobresale bastante del cuerpo del terminal, aunque con una funda de gel logra que todo se mantenga a ras. Habitualmente, cuando una cámara sobresale tanto, hay que tener cuidado con la acumulación de polvo, ya que este área es propicia de que esto pase.

Algo bueno para mencionar es el lector de huellas, que se ubica en el propio logo de Motorola, demostrando que se esta cuidando los detalles. A nivel de tamaño es más que bueno para el dedo índice, y su posición prácticamente perfecta, logrando que lleguemos sin problema, aunque el equipo sea grande.

Con el dispositivo desde su parte frontal, podemos ver por su lado derecho, que están los botones de volumen y el botón de encendido. El botón de encendido tiene cierta textura, lo que nos permite reconocerlo con facilidad. El lado izquierdo está reservado para la bandeja SIM.

En la parte superior del dispositivo, se puede ver la conexión jack 3.5mm y en la parte inferior, nos encontramos con el micrófono, el puerto USB Tipo C y el único parlante que tiene el equipo.

Si giramos el terminal, nos encontramos ante un enorme panel que ocupa el 82.5% del frontal. Si bien los biseles laterales y superiores están bien aprovechados, el reborde inferior es considerablemente grande, acercándose más al tamaño de un marco clásico que al de un terminal que quiere aprovechar al máximo la parte frontal.

No hay rastro del notch, ya que está con la presencia de un agujero en pantalla. Esta solución puede gustar más o menos, pero tras unas pocas horas de uso, uno se olvida que está ahí.

Para destacar, el terminal cuenta con una curvatura en su parte trasera bastante pronunciada, algo que facilita la adherencia a la hora de agarrarlo y que, a nivel estético, queda bastante bueno.

En definitiva, este terminal está bien construido y tiene un buen diseño.

Pantalla
Algo que caracteriza al nuevo Motorola One Vision es su pantalla, principalmente por dos detalles. Por usar la relación de aspecto 21:9 y por abandonar el tradicional notch en favor de una cámara delantera en forma de isla.

La cámara delantera se sitúa en la zona superior izquierda de la pantalla rodeada de un generoso borde. Esto provoca que dicha cámara no pase desapercibida, aunque esté situada en un lugar poco usada de la pantalla.

Este diseño supone algunas diferencias respecto a lo visto hasta ahora respecto al notch. Encontrándonos una zona de notificaciones un poco más grande de lo habitual hasta ahora en Android. Algo a lo que hay que acostumbrarse en el uso diario.

El Motorola One Vision se destaca por lo facil que resulta manipularlo en el día a día, pese a sus 6.3 pulgadas de tamaño. Esto, junto a una resolución de 2520 x 1080 píxeles, pone a nuestros ojos un gran nivel de detalle, que viene acompañado de una muy buena representación de colores, pudiendo elegir entre tres perfiles, siendo el más atractivo visualmente el perfil Saturado, que a pesar a su nombre, muestra un gran colorido en pantalla, destacando especialmente el contenido multimedia como videos o juegos.

En resumen, hay que acostumbrarse un poco al uso de la cámara en forma de isla, pero contamos con una pantalla que se desenvuelve muy bien en diversas condiciones de luz, es nítida y rica en la representación de colores.

Cámaras
A la hora de presentar un nuevo modelo, lo primero que se destaca son las bondades de su equipo fotográfico y este también ha sido el caso de Motorola.

Llevar una buena cámara fotográfica en el bolsillo es una ventaja cada vez más solicitada. A la hora de elegir un teléfono no sólo hay que pensar en el día a día, sino en el uso que podemos hacer del equipo fotográfico cuando nos vayamos de vacaciones y queramos un momento el momento con la mejor resolución.

Motorola ha optado por una doble cámara trasera de 48 y 5 Mpx de Samsung, cuyo principal objetivo es el de conseguir fotos con más luz. Para lograr esto imcluyeron tecnología Quad Pixel que combina cuatro píxeles en uno, dando como resultado, fotografías de 12 Mpx más luminosas, gracias a la información de los cuatro fotodiodos colindantes.

Además, cuenta con la estabilización óptica de la imagen (OIS) y el software de inteligencia artificial. Este combo consigue que destaque el modo Vision Nocturna.

El propio teléfono será el que te recomiende que actives el modo Visión Nocturna cuando detecte que hay poca luz en la escena. Es un ejemplo de algunas de las funciones con las que cuenta la aplicación de la cámara como Google Lens o el reconocimiento de escenas, desde las nocturnas hasta en las que fotografiamos objetos como la comida.

En la cámara frontal también encontramos opciones similares, aunque en este caso contamos con una lente de 25 Mpx. También la tecnología Quad Pixel está presente para iluminar los selfies.

En cuanto al vídeo, el equipo cuenta con varias funciones como la cámara rápida y lenta, pero lo que se destaca es el sistema de estabilización. La diferencia cuando se desactiva es notable.

Sonido
El audio es uno de los puntos flojos en la gama media, y que Motorola no ha dejo pasar por alto. En nuestras pruebas el One Vision, pese a sonar fuerte, la calidad sigue estando en la media de los terminales económicos, a pesar de que Dolby “potencie” por software la experiencia de audio.

Falta cuerpo, grave, y notamos una distorsión algo enlatada en volúmenes altos que no esperábamos encontrar. La presencia del jack de auriculares se agradece. A pesar de lp dicho, un audio correcto y a la altura de lo que se espera en esta gama.

Hardware
Motorola no se caracteriza por colocar el procesador más rápido que puede haber en el mercado, sin embargo, el procesador está tan bien aprovechado por el liviano software que trae y la experiencia es bastante buena sin sentir casi nunca lentitud o que el teléfono se llegue a congelar.

El desempeño del Vision es aceptable, muy de acuerdo con lo que se puede esperar con su procesador Exynos 9609 con velocidad 2.2GHz.

De hecho, el desempeño en el Vision es un poco mejor que el del Moto G7 Plus, que trae procesador Snapdragon de Qualcomm. .

Todo el tiempo, ya sea ejecutando algo tan sencillo como ver los más recientes tuits o navegar en Instagram, se siente un teléfono capaz y completo, sin problemas de desempeño. En algunos juegos qie pude probar, el desempeño también es bastante aceptable. Quizá el único momento que he notado algo lento el equipo es al exigir mucho a la cámara, pero esto no afecta las buenas fotos que saca. Ademas, no soy un usuario normal, dado que uso demasiadas aplicaciones a la vez.

En lineas generales, el rendimiento es optimo.

Software
El software, algo muy destacado del nuevo Motorola One Vision, principalmente por ser un smartphone Android One. Y no es porque los demás Motorola usen una pesada capa de software… ya que sigue una línea muy Android AOSP con detalles por ahí y por allá.

La principal diferencia que hay entre Motorola One Vision y el resto de la gama de Motorola es el soporte de su software. Em este caso disponemos de la última versión de Android 9 Pie. Si querés un Motorola y estar al día en Android, esta es tu opción ideal.

La integración de Motorola en el sistema sigue la línea tradicional de la marca, incluyendo las llamadas Acciones Moto, una serie de gestos que nos ayudan a ser más eficientes en el día a día.

Si hablamos de aplicaciones, no hay ningún bloatware, dado que al ser un smartphone Android One, viene lo justo y necesario para poder usar, dejando la responsabilidad instalar las aplicaciones que se necesiten al usuario.

Esta sencillez de su software junto con el hardware al que va unido hace del nuevo Motorola One Vision un smartphone que se mueve con total fluidez.

Batería
Motorola no ha escatimado al incorporar una batería de 3.500 mAh que rinde de sobra para terminar el día. Si el usuario hace un uso medio podrá conseguir 6 horas de pantalla encendida sin problema. La buena gestión de la energía de Android 9 Pie y del chip Exynos se nota, ya que cuando el terminal está en reposo, consigue reducir considerablemente el uso de apps en segundo plano, por lo que la autonomía se ve beneficiada.

Motorola ha hecho mucho hincapié en que el One Vision cuenta con la denominada tecnología TurboPower, que permite conseguir 7 horas de uso con solo 15 minutos de carga. Esto no sería posible si no hubiese incluido el cargador rápido, con carga de 15W que nos permite alcanzar aproximadamente el 60% de la carga en una media hora.

Conclusión
Motorola saco su As de la manga y muestra un equipo muy interesante. El mismo no defrauda en los elementos clave para el usuario como la cámara, el rendimiento y la batería. Por otro lado, el formato 21:9, aunque ofrece una muy buena experiencia multimedia, hace que en ocasiones sobre mucho espacio en los laterales, cuando se consume contenido que no estásn adaptado.

Para destacae esta la inclusión del modo de Visión Nocturna, característica que encontramos en terminales de gama alta. Otra ventaja, poder disfrutar de un Android Puro y sin software innecesario.