Inicio Tecno SAP, ¿puede implementarse en PyMEs?

SAP, ¿puede implementarse en PyMEs?

Compartir
Por: Enrique Jones

Históricamente, SAP ha sido el sistema ERP empleado por las grandes empresas para gestionar integradamente información de prácticamente todos sus procesos.

Gracias a este sistema, una organización puede controlar desde la gestión de inventarios hasta asuntos impositivos y comerciales.

Ahora bien, muchos creen que esta herramienta es para el uso exclusivo de grandes corporaciones.

Pero lo cierto es que, en los últimos años, los directivos de SAP han implementado una serie de cambios tecnológicos, estratégicos y comerciales para ampliar el alcance de sus aplicaciones hacia el mercado de empresas medianas.

Así, más del 30 por ciento del negocio de SAP en América Latina se basa en PyMEs.

En el Cono Sur, el segmento crece a pasos agigantados (durante el primer trimestre de 2007, se registró un incremento del 40 por ciento sobre las cifras de 2006).

La estrategia de los Channel Partners
En gran medida, la expansión del segmento de PyMEs se explica por la creación de Channel Partners, consultores aliados de SAP que participan en la venta de la aplicación y en la realización de un diagnóstico de la situación de la pequeña empresa para ajustar el sistema a sus requerimientos específicos.

Gracias a este modelo, el empresario PyME puede conocer el costo de la implementación antes de decidir la inversión. Es decir, puede contar con un proyecto “cerrado”, que no derive en cargos posteriores a la ejecución.

Por otro lado, bajo este esquema desaparece el temor de quedar cautivo de un único proveedor de consultoría de apoyo para operar el sistema.

Los beneficios de SAP para las PyMEs

En primer lugar, el sistema permite optimizar procesos de calidad (GMP, ISO) e incrementar la eficiencia de la organización gracias a una completa trazabilidad de los procesos de producción, costeo, planificación y mantenimiento y los sistemas de gestión administrativa, impositiva y comercial.

En segundo lugar, desde un punto de vista estratégico, la implementación de SAP es un valioso activo intangible que beneficia a proveedores de corporaciones multinacionales y empresas con clientes en el exterior.

El desafío de la implementación
En primer lugar, con la asistencia de un Channel Partner, la empresa debe evaluar sus procesos, recursos y sistemas informáticos para diagnosticar si se encuentra en condiciones de implementar una herramienta de estas características.

Una vez tomada la decisión de seguir adelante, la fase de planificación (desarrollada en conjunto por consultores y líderes de proyecto en la empresa) buscar analizar minuciosamente todos los procesos.

Así, en la medida que la planificación sea correcta, la fase de implementación debería poder realizarse sin mayores contratiempos, logrando un traspaso no traumático de sistema, un traspaso que no comprometa el normal funcionamiento de la compañía.

Cualquier cambio que se implemente en una empresa genera cierta resistencia e incertidumbre entre el personal. Y SAP no es una excepción a la regla.

Sin embargo, las dificultades pueden minimizarse a con una correcta planificación inicial y el compromiso de la alta dirección con la iniciativa.

Así, con un adecuado proceso de planificación e implementación, SAP puede ser una excelente herramienta de gestión al alcance de pequeñas y medianas empresas.


Fuente: Materia Biz

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?