Inicio Empresas y Negocios Secretos para negociar (mejor) tu salario

Secretos para negociar (mejor) tu salario

Compartir

Muchas veces, cuando nos preparamos una entrevista de trabajo estamos tan centrados en prepararla a conciencia y en elegir las palabras adecuadas que reflejen nuestros conocimientos que olvidamos que del salario también hay que hablar.

Si alguna vez te ha pillado por sorpresa la pregunta ‘¿Cuánto quieres cobrar?’, toma nota de estos cuatro consejos para salir airoso y reforzado.

Lección 1: Vales lo que marca el valor de mercado
Por triste que parezca, vales exactamente lo mismo que valen el resto de personas en tu campo de trabajo. No importa lo mucho que te hayas esforzado en puestos anteriores, que hayas estado mil años de prácticas o hasta qué cifra ascendió tu última nómina. Tu trabajo vale lo que indica el valor de mercado. Justo como tu modo, tu ordenador o el piso que esperas poder comprarte próximamente.

Para saber exactamente hasta dónde puedes llegar a la hora de negociar tu salario, existe una herramienta muy útil que se llama PayScale con la que puedes saber cuál es tu valor justo de mercado. Rellenas un cuestionario y en menos de treinta minutos puedes tener un informe con el salario medio de tu sector en una determinada ciudad por ejemplo.

Lección 2: No importa lo que hiciste
Del mismo modo que poco importa cuánto costó una bicicleta que ahora se vende por 100 euros un poco más desvencijada, lo que cobrabas hace tres años por ejemplo no tiene por qué ser un reflejo fiel de tu situación actual.

Más que apuntar hacia una cifra concreta, hay que decir cualquier cosa que sea creíble y verdadera (exactamente igual que en tu CV) como por ejemplo: “He llegado a un techo salarial en mi empresa actual y busco una empresa que valore tanto a sus empleados de ‘toda la vida’ como a las nuevas incorporaciones”.

Lección 3: El ‘no’, un punto de partida
Negociadores experimentados aseguran que la negociación salarial arranca realmente cuando alguien pronuncia la palabra ‘no’. Una respuesta negativa a una cifra en forma de salario puede dar pie a otro tipo de preguntas o de peticiones como la inclusión de incentivos en el contrato o de otras compensaciones.

Toma nota de una buena respuesta: “He estado en su posición antes. He intentado contratar a las personas indicadas pero el presupuesto me lo ha impedido, ¿se podrían incluir algunos incentivos o compensaciones en el contrato?”.

Lección 4: No recibe lo que merece sino lo que se negocia
La realidad final es que uno cobra lo que negocia y no lo que realmente vale. Del mismo modo que el precio de los bienes depende y mucho de las habilidades negociadoras del vendedor, tu salario va a depender de cómo respondas a la pregunta ‘¿cuánto crees que mereces cobrar?’.
Por eso recuerda que es tan importante que investigues lo que vales como que lo muestres con soltura.


Fuente: Forbes

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?