Inicio Bon Vivir Gastronomía Temporada de Picadas

Temporada de Picadas

Compartir

No sólo del Mundial vive la industria de los chacinados. Más allá de este evento cuatrienial, que invita a compartir las famosas “picaditas” con amigos, la industria de los fiambres y embutidos se consolida sobre bases más firmes, que le auguran un panorama austero pero alentador, al menos hasta el próximo Campeonato de 2014.

Así lo indica el informe de la Consultora CLAVES ICSA, que prevé para 2010 un incremento de la producción del orden del 0,74% y una tendencia creciente para los años sucesivos. Los may! ores impulsos estarían dados por un mercado exportador en fase exploratoria y con gran potencial -especialmente en el ámbito latinoamericano-, y la incorporación de nuevos productos, que podrían revitalizar el ciclo de vida de algunos segmentos.

“Durante 2009, el segmento más apuntalado fue el de salazones, gracias a fuertes inversiones en la producción de jamones crudos de alta calidad” comenta Gonzalo Vázquez, Director Comercial de CLAVES. , señala.

El estudio -que, por la afinidad de procesos de producción, insumos y distribución, también incluye a los segmentos de hamburguesas y vienas- dice acerca de ellos que “será interesante el crecimiento de la demanda interna y de los productos más conocidos”.

En cuanto al valor de lo producido, desde la Consultora afirman que “ha habido una fuerte! recuperación de los precios de los fiambres y las hamburguesas, que e l evaron el resultado final más allá de lo que crecieron otros rubros alimenticios”. La rentabilidad media del sector, que en 2009 fue del 3,45%, también se insinúa para el futuro con una tendencia creciente.

No obstante, la mayor amenaza en el corto plazo estaría dada por el aumento de los costos de materias primas y salarios. El precio del kilogramo de cerdo vivo, que pasó de $3.52 en julio de 2009, a $4.60 en diciembre y $5.40 hacia principios de este año, da una pauta de la magnitud del problema.

El mercado interno seguirá siendo de alta relevancia, pero abastecido por la producción local, ya que las importaciones se muestran decrecientes

Otros datos del sector

– La industria chacinera, incluidas las hamburguesas y vienas, presentan un nivel medio-alto de concentración en cuanto a los volúmenes de producción. Las 10 primeras empresas (en orden alfabético: Calchaquí, Campo del Tesoro, El Bierzo, La Piamontesa, Los Calvos! , Marfrig, Molinos Río de La Plata, Paladini, Rafaela Alimentos y Riosma) controlan el 58.46 por ciento del mercado local, y la tendencia se inclina hacia una mayor concentración de la oferta.

– La participación de cada uno de los segmentos dentro del total de la producción es de 39% para los fiambres, 23% los embutidos, 24% las hamburguesas y 14% las vienas

– El consumo aparente muestra una evolución positiva en el período 2005/2009, pasando de 8,63 a 10,10 kg por persona por año, lo que significa una tasa de crecimiento anual acumulada del 9,89 por ciento.

– En cuanto a la producción, la tasa de crecimiento acumulativa anual 2005/2009 fue de 4,23% en toneladas y de 10,10% en valores ($).

Principales 5 tendencias estratégicas

– Incremento en los programas de educación al consumidor. Durante 2005/2009 los frigoríficos mostraron mayor inquietud por la promoción del consumo de carne de cerdo. A pesar de que las i! niciativas fueron individuales, se obtuvieron excelentes resultados. S e espera que continúen estos esfuerzos de una forma más organizada (quizás a través de la CAICHA)

– Tercerización de empleados: Los salarios son una de las principales variables de costos de los frigoríficos. La terecerización se ve impulsada además por la creciente industria de juicios laborales.

– Crecimiento de la producción: Aunque no tan pronunciada como durante el período 2005/2009, se espera una tasa anual de crecimiento del 0,74%, debido a una industria madura con inversiones planeadas pero inciertas.

– Incremento en procesos de integración empresaria: La integración en la producción primaria es clave para asegurarse la calidad y cantidad deseada de materia prima. Se han realizado inversiones en criaderos y manipulaciones genéticas en acuerdo con productores, para obtener cerdos de mayor rendimiento industrial. También se esperan acuerdos con exportadoras de alimentos.

– Incremento de las exportaciones: ! Se busca mejorar la performance en mercados externos. Entre 2005 y 2009 se advierte un aumento de casi un 200% en la cantidad de toneladas de chacinados exportados, tendencia que se afirmará en todas las escalas empresarias, que ven en los mercados latinoamericanos la posibilidad para una amplia variedad de productos. Un mercado externo de altos precios y una política interna cambiaria que favorece la rentabilidad de los exportadores, acompañan esta tendencia.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?