Inicio Empresas y Negocios Tiempo para ellos

Tiempo para ellos

Se trata, seguramente, de uno de los momentos más emocionantes. El nacimiento de un hijo. Eso sí, al principio puede transformarse en algo complicado. Si hablamos de la llegada del primero, adaptarse a convivir con un bebe puede resultar toda una hazaña. Pero si se trata de los siguientes hijos, hay que intentar de mantener la rutina y la organización de la mejor forma posible.

Años atrás, el rol del padre se vinculaba principalmente con las preocupaciones materiales. En la actualidad, las cosas cambiaron, y mucho. La participación del hombre, cuando un nuevo integrante se suma a la familia, es notoria: colaboran en muchas tareas, desde las más simples, tales como ayudar a la mujer en los nuevos quehaceres, hasta atender a los demás hijos, si hubiera.

Por eso muchas empresas, en el marco de sus programas de beneficios, están ampliando las licencias por paternidad, más allá de lo que marca la ley.

La ley laboral vigente en el país (Nº 20.744) establece en el artículo 158 que la licencia por paternidad es de dos días, uno debe ser obligatoriamente hábil. La Cámara de Diputados de la Nación aprobó, a fines de 2006, un proyecto de ley que modificaría esta licencia y otorgaría al trabajador 15 días corridos, pero aún resta la sanción definitiva por parte del Senado.

“Este proyecto contempla el pago de una asignación a favor del trabajador, que percibirá de parte del sistema de seguridad social. Significa que, de aprobarse, será una licencia con goce de sueldo”, dice el doctor Esteban Christensen, del estudio jurídico Hope, Duggan & Silva.

“Muchas son las empresas que se fueron adaptando a los cambios culturales y priorizan la calidad de vida de sus empleados, por eso les otorgan determinados beneficios que van más allá de lo que dispone la ley. Uno de ellos es la licencia por paternidad”, cuenta Gloria Cassano, de la consultora Cassano & Asociados.

En esta línea Iplan incorporó este beneficio en enero de 2006 y extendió la licencia a una semana. “El promedio de edad de nuestros empleados es de 31 años. Muchos inauguran su experiencia de padres en la empresa y sabemos lo importante que es para ellos poder estar presentes en esos momentos”, dice Claudio Ameijeiras, gerente de Recursos Humanos.

“Con nuestra política de Recursos Humanos esperamos que los empleados estén contentos, que vengan a trabajar con ganas. En realidad, otorgamos más beneficios que los que brinda la ley. Nuestro lema es hacer del paso por la compañía la mejor experiencia laboral en la vida de los empleados”, concluye.

Buen balance
Muchas son las empresas que tienen la premisa de colaborar y lograr un adecuado balance con la llegada de un hijo. Así ocurre en Microsoft Argentina. Hace dos años que otorgan a los hombres cinco días hábiles después del nacimiento de un hijo. “Este beneficio conforma un programa que busca políticas que promuevan el balance entre la vida personal y la laboral”, dice la gerente de Recursos Humanos de la compañía, Celia Siffredi.

El caso de Ezequiel Sapoznik, gerente de base de datos de Microsoft Argentina, es para destacar, ya que su hija Lara nació el mes último. “Lo mejor de este beneficio es que al tener una semana de licencia pude estar en casa los primeros días, que son los más complicados para organizarte, más en mi caso porque soy padre primerizo”, puntualiza.

“Otra de las ventajas -agrega el flamante padre- es que pude abstraerme del día a día que impone el ritmo laboral y colaborar con mi mujer en las nuevas tareas”, concluye Sapoznik.

Distinto es el caso de Guillermo Raimondo, coordinador comercial de Iplan. El empleado, de 36 años, comenta que cuando nació su segundo hijo, Santiago, pudo acompañar en su rutina diaria al mayor, de 6 años, Tomás.

Recuerda que cuando nació el primero de sus hijos sólo estuvo presente dos días, que son los que otorga la ley, y fueron los que permanecieron internados en la clínica, dado que trabajaba en otra empresa.

En cambio, para la llegada del último integrante de la familia se tomó una semana de licencia, y así reorganizar la rutina familiar y tratar de acompañar a Tomás, para que no tuviera celos del bebe.

“Lo retiré del jardín todos los días, y hasta compartí con él una excursión al Zoológico”, cuenta Raimondo.

Javier Bártoli Piñero, gerente de Asuntos Corporativos de Microsoft de Argentina y Paraguay, dice que la licencia le permitió abocarse a su prioridad en ese momento, la llegada de un nuevo integrante a la familia.

“Esta compañía te obliga a estar conectado permanentemente, esa semana de licencia permite que nos dediquemos a organizar la llegada del bebe a casa y realizar algún trámite relacionado con el nacimiento”, agrega Bártoli Piñero.

Hace más de tres años la misión de Unilever migró hacia el concepto de vitalidad. “Como decimos siempre, hacemos marcas que agregan vitalidad, que ayudan a la gente a vivir mejor y a sacarle más provecho a la vida. La vitalidad empieza por casa. Intentamos que esa actitud sea trasladada a todas las áreas de la compañía y a todo lo que hacemos. Y no existe un momento que represente más esta idea que el nacimiento de un hijo, y qué mejor que darle al padre el tiempo para disfrutarlo”, dice Florencia Iglesias, gerente de desarrollo de Recursos Humanos.

Búsqueda de armonía
“Hoy existe una demanda muy clara de nuestra gente para encontrar una mayor armonía entre su vida laboral y su vida fuera de la empresa; se buscan continuamente innovaciones en ese sentido”, agrega. Pero no se trata de algo que se decide hacer, simplemente se hace. Detrás hay mucho estudio, mucho trabajo y cambios culturales y de hábitos que han costado tiempo. Es necesario que haya cierta madurez en la cultura organizacional antes de encarar estas iniciativas.

“Lo hemos logrado y hoy estas medidas no afectan la productividad de la empresa, sino todo lo contrario. Afianzan y fortalecen la misión de la organización. Por eso -cuenta Iglesias-, fueron surgiendo propuestas que tomaron forma, se concretaron y finalmente se convirtieron en buenos hábitos . Entre otras, se gestó esta nueva propuesta que se implementó finalmente a partir de 2006 en la que todos los empleados tienen la opción de tomar siete días corridos de licencia con goce de sueldo por el nacimiento de un hijo”.

“Estos beneficios tienen un impacto positivo porque cubren necesidades . La gente valora mucho todas las iniciativas tendientes al equilibrio en su vida y se da cuenta de que la compañía va en ese camino. Es un ida y vuelta donde se busca que los empleados se sientan más cómodos. Intangiblemente, ayuda a que el negocio siga creciendo y fortaleciendo los lazos entre nuestra organización y nuestra gente”, concluye.

Desde otras latitudes
Cada vez más padres noruegos eligen tomar la licencia por paternidad, que es financiada por el Estado, para estar junto con sus niños el primer año de vida. Según puntualiza Trond Gabrielsen, primer secretario de la embajada de Noruega: “Ambos padres pueden elegir cómo se dividen la licencia entre ellos. Tienen un total de 44 semanas con un ciento por ciento de sueldo o 54 semanas con el goce del 80 por ciento del sueldo. De esta cantidad, seis semanas están reservadas para el papá, pero tienen la posibilidad de extenderla”.

La delantera la llevan los países nórdicos, donde han garantizado los permisos para los flamantes padres desde hace décadas. Suecia fue el primero en adoptar la licencia por paternidad, en 1974.


Fuente: La Nación

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?