Inicio Bon Vivir Turismo Un nuevo circuito en las sierras de Balcarce

Un nuevo circuito en las sierras de Balcarce

En Balcarce se ha diagramado un nuevo y atractivo circuito turístico que corre por deslumbrantes paisajes serranos y une la Ruta provincial 55, al sur de la cabecera del distrito con las localidades de Los Pinos primero y de San Agustín, después.

El circuito, denominado “pueblos; aventuras con historia”, ha sido puesto en valor por una iniciativa conjunta de los vecinos de ambas localidades y la dirección de Turismo balcarceño, y el tiempo que demanda su recorrido es variable, conforme las actividades que el visitante opte por realizar y los lugares que visite.

Entre Balcarce y La Plata median 355 kilómetros; para viajar desde nuestra ciudad hay dos opciones; la más corta es ir por la Ruta 2 hasta Coronel Vidal y allí empalmar la Ruta 55 hasta llegar a destino, pero esta última no se encuentra en buen estado.

La segunda opción, algo más larga, 412 kilómetros en total, pero más segura y paisajísticamente más atractiva, es ir hasta Mar del Plata y desde allí, por la Ruta 226, hasta Balcarce. Este tramo de la 226, de 64 kilómetros de extensión, se denomina “Juan Manuel Bordeau”, en homenaje al fallecido automovilista deportivo balcarceño.

En Balcarce el turista encontrará una aceptable oferta en materia de alojamiento, marco en el que el costo diario de una habitación doble de hotel oscila entre 90 y 170 pesos, con desayuno incluido.

LOS PINOS
Saliendo de Balcarce hacia el sur por la Ruta 55, la primer localidad que se encuentra, a quince kilómetros de distancia, es Los Pinos, “Capital Provincial del Ajo”; desde la ruta al pueblo el camino bordea sierras y sembrados. En la estación funciona un museo que exhibe distintos elementos que hacen a la historia propia de esa población.

En el pueblo, Juana Chas alquila caballos para realizar cabalgatas por las inmediaciones; al regresar a Los Pinos se puede tomar una cerveza o una copa de licor artesanal en La Esperanza, comer una picada en La Escondida.

Además, se puede visitar el tambo Campo Verde y, quienes deseen pasar la noche allí, tienen la opción de hacerlo en la estancia Chillen Chico, o en alguna de las cabañas del complejo Viejo Vivero.

SAN AGUSTIN
Siguiendo hacia el sur por la Ruta 55, a 25 kilómetros de Balcarce, se encuentra la localidad de San Agustín, en donde hubo un importante asentamiento de inmigrantes montenegrinos, yugoslavos, checoslovacos, griegos, españoles, italianos, portugueses y de otros países europeos, que se radicaron allí para trabajar en las canteras de piedra de las sierras de la región.

Uno de los principales puntos de interés turístico en la zona de San Agustín es el Parque Idoyaga Molina, cuyo acceso principal está ubicado sobre la Ruta 55; se trata de una pintoresca área serrana de una veintena de hectáreas por donde corre serpenteante y caudaloso el arroyo “Malacara”, el que con los accidentes del terreno forma piletones naturales que son aprovechados en verano por los bañistas. El predio cuenta con un sector de acampe, proveeduría, baños públicos, y fogones con bancos y mesas.

En San Agustín se puede visitar la estación ferroviaria, una panadería artesanal, un establecimiento de tejidos artesanales, una huerta orgánica y el vivero La Bellota.

El cerro más importante de la zona es el de San Agustín, que separa a ambas localidades de este circuito; también está la laguna del mismo nombre, un espejo de agua no muy grande pero con buena pesca de pejerreyes.

ESPACIOS VERDES
Más allá del nuevo circuito, en Balcarce existen otros espacios verdes públicos de singular belleza como el de la sierra “La Vigilancia”, en cuyas laderas existe un amplio bosque de varias especies arbóreas, el que es atravesado por varios senderos autoguiados de fácil recorrido en caminatas, cabalgatas o biclicleteadas. En este cerro existe un área para acampar y además, se puede practicar escaladas y rappel.

Otro interesante espacio verde balcarceño es el Parque Municipal Cerro El Triunfo, ubicado en proximidades del casco urbano; allí hay comodidades para los visitantes, desde baños públicos, parrilla, bancos y mesas, juegos infantiles. El predio tiene zonas con densa vegetación y afloramientos rocosos por donde corren numerosos senderos.

Casi al pie de la mítica sierra La Barrosa (la del Autódromo Juan Manuel Fangio) se encuentra la “Botánica Serrana”, un área de diez hectáreas de huerta orgánica y cultivo de plantas exóticas que merece ser visitada.

SERRANIAS
En la zona más cercana a Balcarce hay numerosas sierras que le confieren a la comarca su paisaje tradicional; entre las más conocidas, por su belleza o la curiosidad de sus formas se destacan los cerros De la Virgen, El Morro, Sierra Larga, Sierra Chata, Cerro Amarante, Cinco Cerros, Sierra La Barrosa, Sierra La Bachicha, Cerro Paulino, Cerro El Volcán, La Vigilancia y Sierra Brava.

Más allá de lo paisajístico, Balcarce tiene un atractivo especial para los amantes del automovilismo deportivo porque allí se encuentran el Museo Juan Manuel Fangio y el Autódromo del mismo nombre.

El Museo está ubicado frente a la plaza principal y abre diariamente de 9 a 19; allí se ven distintos automóviles de carrera que fueron tripulados por Fangio y elementos utilizados por éste durante las carreras como cascos de cuero, antiparras y guantes.

El Autódromo se encuentra a poco menos de dos kilómetros del centro de balcarce y durante la semana, cualquier particular, pagando un bono contribución de cinco pesos, puede allí girar libremente con su vehículo.