Inicio Bon Vivir Vinos y Bodegas Un vino que podrá ser amado u odiado, pero que no dejará...

Un vino que podrá ser amado u odiado, pero que no dejará a nadie indiferente

La bodega Raisin D´or “conmocionó” al mercado con el reciente lanzamiento de un vino español sin alcohol.

Aquellos que lo probaron aseguran que tiene el sabor típico del vino, pero sin los efectos secundarios clásicos.

Se trata de un proyecto de investigación nacido en el 2006 en el marco de un programa del Parque Tecnológico de Galicia, en Ourense.

La iniciativa traspasó las fronteras y se convirtió en una realidad: una bebida libre de alcohol que lleva más de seis meses en el mercado y que ha suscitado curiosidad y sorpresa entre los bodegueros, pero también entre los consumidores.

De este modo, lo que empezó como una investigación sobre procesos de desalcoholización y de mejora de las cualidades organolépticas del vino se ha convertido en una empresa, Raisin dOr, que comercializó 200.000 botellas en la segunda mitad del 2009.

Su director, Ramón Bodenlle, prevé multiplicar esa cifra por tres en el presente año y afianzar su presencia en países donde ya se ha brindado con sus caldos, como Japón, Colombia o Canadá.

El novedoso producto ha llamado también la atención en países árabes como Dubai o los Emiratos, que se perfilan como uno de los principales mercados por el alto poder adquisitivo de la población y por el hecho de que hasta el momento no existe una oferta amplia de vinos de estas características, según destaca el matutino La Voz de Galicia.

Tinto, blanco, espumoso y hasta un reserva conforman el catálogo, que se comercializará a partir de ahora con el nombre de Élivo. El 17 de febrero se presentarán las nuevas etiquetas: Zero Zero y Zero Zero Deluxe, la gama media a un precio de tres euros, y Viña Sacra, que alcanzará los seis.

En la página de la bodega, según corroboró iProfesional.com, destacan que “los vinos de Raisin D´or se dirigen a una sociedad cada vez más preocupada por su salud y que no quiere renunciar al placer de saborear un buen vino o el placer de poder compartir la cultura y el ritual asociado a este producto con miles de años de tradición”.

“Además de ser idóneo por sus beneficios para la salud, nuestros vinos sin alcohol, también están especialmente recomendados para aquellos consumidores a dieta o que no pierden de vista el cuidado de su línea o figura debido a su bajo contenido en calorías. Los vinos sin alcohol de Raisin D´or pueden llegar a contener un 80% menos de calorías que la mayoría de los vinos con gradación alcohólica”, agregan.

“Con los vinos desalcoholizados de Raisin D´or deseamos que puedas paladear el placer del buen vino en cualquier ocasión, a cualquier hora, y en cualquier momento, ya sea durante su jornada de trabajo habitual, en compañía de los suyos, o para aquellas ocasiones especiales. Comparte salud y sorprende con un producto especialmente creado para tu disfrute y cuidado”, cierra el anuncio, que despierta aprobación pero también dudas.