Inicio Motores Uno de los Shelby GT500 ‘Eleanor’ originales supervivientes aparece a la venta

Uno de los Shelby GT500 ‘Eleanor’ originales supervivientes aparece a la venta

Uno de los tres ejemplares supervivientes del Shelby GT500 Eleanor empleado en el rodaje y posterior promoción de la película ‘60 segundos’ ha aparecido a la venta en Alemania. Esta unidad ha sido certificada y es una de las pocas que realmente llegaron a ser protagonistas de la película.

El Shelby GT500 Eleanor se ha convertido por derecho propio en una de las variantes más reconocidas y valiosas de la historia del Ford Mustang. Desconocemos si esta fama trascenderá a las siguientes generaciones, como sucede con los clásicos reales, pero desde luego en los últimos años se han convertido en piezas tremendamente valoradas por los coleccionistas y lo que es más increíble, también sus réplicas, que en algunos casos han sido vendidas por cantidades de 6 cifras.

Para el remake de la película ‘60 segundos’ protagonizada por Nicolas Cage fueron creados 11 ejemplares de estos falsos Shelby GT500 altamente modificados que realmente se basaban en ejemplares convencionales del Ford Mustang ’67. El motivo de esta elección no es otro que el económico, pues resulta bastante más barato modificar uno de los numerosos ejemplares usados del Mustang que podemos encontrar en el mercado de segunda mano estadounidense que adquirir y reparar un verdadero Shelby GT500 de la época.

Su estado es impecable.

Estos vehículos fueron creados por la compañía Cinema Vehicle Services en colaboración con los diseñadores Steve Stanford y Chip Foose. Estos modelos recibieron una estética claramente inspirada por varias versiones Shelby, además de un gran número de accesorios aftermarket, como la célebre palanca de cambios con botón rojo y la inscripción ‘Go-Baby-Go’ o el enorme conjunto de llantas de aspecto moderno. Aunque lo más reconocible es su esquema de color en gris con franjas longitudinales de color negro sobre el abultado capó delantero.

Ejemplares supervivientes

De los 11 ejemplares fabricados solo 3 unidades llegaron a ser «Hero cars», ejemplares que realmente aparecen en la película. Esas tres unidades fueron las únicas que lograron sobrevivir al rodaje y posterior promoción de la cinta y como es lógico, son los más demandados y valiosos. Aunque lo cierto es que algunas de sus réplicas han alcanzado un valor altísimo, llegando en algunos casos a superar los 300.000 $. Lo que no parece una decisión financiera demasiado inteligente, puesto que la euforia por este modelo desaparecerá con la próxima generación de usuarios, que no tendrán esa película como una referencia cultural. Como botón de muestra, ¿cuántos aficionados podemos encontrar actualmente del Eleanor original?

La unidad que protagoniza estas imágenes es precisamente una de las 3 originales empleadas en el rodaje y por tanto fueron conducidas por el propio Nicolas Cage y aparecen en el largometraje. Su vendedor actual, un concesionario especializado alemán, asegura que el ejemplar va acompañado con una certificación que demuestra su procedencia. Por el momento no han querido revelar el precio pero el modelo cuenta con 117.184 kilómetros de uso y un estado de conservación impecable, muy similar al ejemplar que fue subastado por más de 800.000 $ a finales del año pasado o el que apareció recientemente en un concesionario de Dubai.

Fuente: Motor.es