Inicio Tecno Windows 7 se va, pero Linux está listo: ¿cuál es la mejor...

Windows 7 se va, pero Linux está listo: ¿cuál es la mejor alternativa?

Quedan seis meses para que Windows 7 se quede sin soporte y aunque, tal y como sucedió con Windows XP, habrá mucha gente que lo seguirá usando por tiempo indeterminado, otra mucha estará a la busca de alternativas. Y sí, GNU/Linux está listo para reemplazarlo.

La triste realidad, sin embargo, es que la mayoría de esa gente terminará actualizando pronto o tarde a Windows 10. Es el camino más lógico, obligatorio en algunos casos, y el único que conocen o contemplan muchos millones de usuarios. Pero haber alternativas haylas y también hay cada vez más gente que las tiene en consideración.

Ahora bien, ¿cuál es la mejor alternativa disponible para dar el salto? Sería genial que todos los que recomendamos lo hiciésemos a una, pero no es lo normal y la respuesta varía dependiendo de a quien le preguntes. Afortunadamente, la fama de Ubuntu como puerta de entrada a este mundillo se mantiene y aunque no sea la representante perfecta -la perfección no existe, dicen- cumple con su papel con sobrada dignidad.

Claro que esto de Linux va de alternativas y, hay que repetir, haberlas haylas. En plural. Nuestros compañeros de MC publicaron hace unos meses 7 distribuciones Linux alternativas a Windows 7 y como el título lo dice todo, solo cabe agregar que la lista se ajusta a lo que cualquiera que haya oído campanas de Linux puede esperar: distribuciones modernas con experiencias de escritorio más o menos similares, pero reconocibles.

Rizando el rizo, lo más parecido a Windows es KDE Plasma, por lo que Kubuntu sería la recomendación más certera que dar a quien busca lo más parecido… Pero quien haya usado Windows no tendrá problemas en adaptarse a Linux Mint con Cinnamon, a Zorin OS o a Deepin. También hay distribuciones con escritorios más sencillos que no supondrán ningún reto al usuario tradicional de Windows, como elementary OS o la propia Ubuntu, que no solo es la representante más reconocida del Linux para PC, sino que su escritorio es el estándar en el Linux corporativo.

Entonces, ¿qué recomendamos? ¿Lo más parecido, lo más sencillo o lo más usado? ¿De verdad alguien acostumbrado a usar Windows y lidiar con ese centro de control de patatús se va a intimidar al abrir las preferencias de KDE Plasma? ¿Ese alguien va a padecer una merma en la funcionalidad si elige instalar el sabor que sea de Linux Mint? ¿Se va a confundir con la (fácilmente modificable) experiencia de usuario cuasi por defecto de GNOME?

Al buzón de correo de MuyLinux nos suelen llegar de manera habitual mensajes preguntando qué distribución Linux instalar y casi siempre las resolvemos rápido: Linux Mint o algún sabor de Ubuntu, si es que nos especifican el tipo de hardware. Pero lo cierto es que hay otras opciones interesantes que pueden reemplazar a Windows, también al límite de lo que consideramos GNU/Linux.

Sin ir más lejos, Chrome OS, ya sea en un Chromebook como tal o en la forma de CloudReady u otras, es un sistema Linux con el que muchos de los usuarios de Windows podrían funcionar sin mayores problemas, a tenor de que Chrome es el navegador más utilizado y de que el navegador es la aplicación que más se usa en el PC, sobre todo por aquellos que usan el PC para temas menores, no digamos ya aquellos que usan con intensidad Android y la nube de Google.

Si venías buscando una recomendación concreta y exclusiva, lo siento, pero no la vas a encontrar aquí. Tampoco en GNU/Linux, porque a medida que te introduzcas en este mundillo vas a ir conociendo cosas que van a llamar tu atención. Y es que GNU/Linux y el software libre en general, va de alternativas. Lo crucial, no obstante, es si la plataforma -por diversa que sea- puede reemplazar a Windows con solvencia y la respuesta en muchos casos es afirmativa.

Quien se plantee dar el salto a Linux en PC tiene que saber:

  • Que el soporte de hardware es con frecuencia muy bueno y mejora muy rápido;
  • Que el rendimiento y la estabilidad están a la altura y pueden mejorar lo que ofrece Windows;
  • Que goza de un nutrido y potente ecosistema de aplicaciones en el que encontrar una alternativa factible a lo que utilizaba en Windows, e incluso que podrá seguir utilizando lo mismo en muchos casos;
  • Que va a poder jugar a muchos juegos con garantías;
  • Y que casi cualquier distribución que instale es tan o más segura que Windows, y mucho más respetuosa con su privacidad.

Con la excepción de quienes tengan requisitos específicos, GNU/Linux está en disposición de presentarse como una alternativa válida a Windows y eso es lo que importa. Recomendalo sin miedo.

Fuente: Muy Linux