Inicio Novedades Zumbido en los oídos: tinnitus

Zumbido en los oídos: tinnitus

Con frecuencia, las personas con pérdida auditiva también sufren tinnitus o acúfenos, un síntoma de que la cóclea el nervio auditivo o las vías auditivas centrales han sufrido daños.

Los acúfenos se describen como la sensación de oír “zumbidos en los oídos” o “ruidos en la cabeza” cuando no hay ninguna fuente real sonora o física que los produzca. En la literatura inglesa se denominan Tinnitus, palabra que deriva del latín y quiere decir “tintineo de una campana”.

Son solamente síntomas de diversas entidades, que afectan el oído o las vías auditivas, o bien de enfermedades de la clínica general. El sonido del tinnitus no existe fuera de ellos y sólo lo puede percibir la persona afectada.

De acuerdo a lo expresado por el Dr. Darío Roitman, médico Otorrinolaringólogo, Jefe del sector Acúfenos e Hiperacusia del Hospital de Clínicas de Buenos Aires, las causas son muchas, la mayoría de las enfermedades del oído tienen acúfenos como síntoma asociado, algunas son muy sencillas y frecuentes como los tapones de cera, otras más raras y complejas como los tumores (en general benignos) del nervio acústico.

El origen más frecuente de acúfenos son los ruidos muy fuertes, que alteran los oídos como los disparos de armas de fuego, los conciertos de música a volúmenes muy intensos, los trabajos con maquinarias ruidosas.

A veces causas externas a los oídos pueden causar acúfenos, entre otras, los problemas de la columna cervical, la hipertensión arterial o el hipertiroidismo.

Se calcula que alrededor del 18 % de la población padece algún tipo de acúfenos.

La mayoría de las personas que tienen acúfenos, se adaptan paulatinamente al síntoma, pero en un porcentaje (10% de quienes los padecen), aparece una variante grave, crónica, que produce alteración del sueño, pérdida de la concentración, una intensa angustia emocional e interfieren en la audición, remarca el profesional.

Los acúfenos tienen en su evolución natural, ciclos de fluctuación en intensidad, pero a largo plazo tienden a atenuarse.

En la mayor parte de los casos se asocian a la disminución de la audición, llamada hipoacusia, los acúfenos pueden tener una tonalidad aguda o grave, presentarse como un ruido puro o como una mezcla de sonidos, asemejarse a un grillo, o al silbido del vapor de una pava hirviendo, entre otros.

Puede percibirse en un oído, en ambos, en la cabeza o alrededor de la misma, rara vez puede latir como el pulso, o aparecer sin asociarse a hipoacusia.

Entre las razones más comunes están:

1- La exposición a ruidos intensos, los que los sufren deben evitar ruidos fuertes como los de motos, armas de fuego, música a altas intensidades, aspiradoras ruidosas. Deben cuidarse usando tapones o auriculares de protección para los oídos.

2- El uso del alcohol, en general incrementa los acúfenos en intensidad.

3- El uso de xantinas incrementa los acúfenos. Las xantinas se encuentran en el café, el té, el mate, las bebidas cola y en el chocolate, se recomienda sustituirlos o disminuir su ingesta para controlar los acúfenos.

4- El fumar habitualmente incrementa los acúfenos.

5- La aspirina y otros medicamentos provocan acúfenos.

6- El stress, es importante disminuirlo, para paliar los acúfenos.

Si una persona sufre de acúfenos, debe asistir a un médico otorrinolaringólogo para determinar la enfermedad que causa los síntomas y hacer el tratamiento específico. A veces ocurre que la enfermedad se soluciona y quedan los acúfenos como secuela, en estos casos se puede tratar de aliviar el síntoma, habiendo actualmente una variedad de tratamientos disponibles según la necesidad del paciente.

Entre los distintos métodos, muchos usuarios de audífonos experimentan un alivio mientras utilizan audífonos, debido a que el sonido natural amplificado enmascara o “ahoga” el zumbido que produce el tinnitus, permitiendo a la persona concentrarse en los sonidos ambiente.

Una de las formas de abordar esta problemática es a través de un nuevo modelo de audífono, el Mind440, de gran calidad tecnológica, que integra distintas funciones que permiten al audífono distanciarse claramente del resto.

El Mind440 ofrece un programa dedicado de tonos y relajación: el programa Zen, único en el mundo, que a través de la emisión de música compuesta por sonidos con frecuencias adecuadas consigue un estado de relajación para el usuario.

Su música nunca es igual debido a la aplicación de un sistema de fractales temáticos. Así, el propio audífono genera los tonos, lo que significa que no se trata de música grabada sino de una tecnología muy avanzada que permite conseguir sonidos armónicos sin ser nunca repetitivos.

Asimismo, para facilitar la vida del usuario tiene incorporado un sistema de síntesis del habla que guía literalmente por las funciones del audífono, permitiendo la selección de programas y los ajustes, funciones beneficiosas tanto para el usuario como para el audioprotesista.

De esta manera, Widex presenta una nueva solución al problema de Tinnitus, trabajando constantemente con el objetivo de que los audífonos proporcionen las mejores posibilidades de comunicación para las personas hipoacúsicas.

Asesoramiento médico: Dr. Darío Roitman, médico Otorrinolaringólogo, Jefe del sector Acúfenos e Hiperacusia, Área de Otología, de la 1° Cátedra de Otorrinolaringología, Hospital de Clínicas de Buenos Aires, UBA y Director del Centro de Acúfenos Buenos Aires.