Inicio Negocios 9 tendencias que serán “compinches” de las marcas en las redes sociales...

9 tendencias que serán “compinches” de las marcas en las redes sociales en 2021

9 tendencias que serán

En 2021 las redes sociales estarán de nuevo hasta en la sopa y las marcas que desenvuelven en ellas no podrán perder ripio de estas tendencias.


En el último año hemos pasado las horas muertas en las redes sociales, en cuyos brazos nos hemos refugiado para escapar de la pandemia y sus lóbregas noticias.

Las plataformas 2.0 han sido nuestras inseparables compañeras de fatigas para conectar con nuestros seres queridos, descubrir nuevos productos y servicios, estar al tanto de la actualidad y también simplemente entretenernos.

En 2021 las redes sociales estarán de nuevo hasta en la sopa y las marcas que desenvuelven en ellas no podrán perder ripio de las tendencias que disecciona a continuación HubSpot en su blog corporativo:

1. Menos es más a la hora de publicar en las redes sociales
Durante los próximos 12 veces las marcas invertirán menos tiempo generando contenido como churros para las redes sociales y más tiempo alumbrado contenido verdaderamente revestido de valor añadido.

En 2021 las marcas harán gala de mayor recato a la hora de producir contenido con el foco puesto en las redes sociales. Y si no tienen nada valioso que compartir con su comunidad, no lo harán y publicarán menos (aunque tengan inevitablemente la presión de los algoritmos en los talones).

2. El valor agazapado en el contenido hará morder el polvo a la calidad en la producción
Durante los últimos meses, y al calor del “home office”, muchas marcas han constatado lo que quizás ya sospechaban: que también el contenido de baja calidad desde el punto de vista de la producción puede generar muchísimo engagement (siempre y cuando esté revestido de valor).

La producción de contenidos para las redes sociales han pasado en los últimos meses del “hi-fi” al “lo-fi” y la audiencia no solo no ha lamentado el cambio sino que lo ha recibido con exultante algarabía. Al fin y al cabo, también los usuarios de las redes sociales han sufrido en sus propias carnes las videollamadas vía Zoom y las filmaciones caseras con su teléfono móvil.

Si hay valor genuino alojado en las entrañas del contenido, no hace falta que su producción tenga necesariamente una pátina de calidad.

3. El marketing conversacional cambiará de tono
El marketing conversacional, aquel que se desarolla al abrigo de los servicios de mensajería de las redes sociales, cambiará previsiblemente de tono en 2021. Y no estará tan enfocado como antes a las promociones y a las ventas.

Su verdadera obsesión será ayudar al consumidor poniendo en sus manos información útil, relevante y educativa sobre los productos promocionados y propiciando su conversión en cliente de una manera mucho más empática.

Las marcas deberán hacer gala más que nunca de su humanidad en las redes sociales, donde no podrán permitirse el lujo de comportarse como robots. No obstante, la inteligencia artificial podrá seguir formando parte de la ecuación siempre y cuando se amalgame con la interacción humana.

4. El usuario tendrá un hambre voraz de contenido “snackable”

En 2020 asistimos al auge de TikTok y de Reels (su clon en Instagram). Además, las Stories, presentes en cada vez más plataformas 2.0, han seguido adelante con su ascenso triunfal en los social media.

Al fin y al cabo, el contenido “snackable” o de formato corto es cada vez más demandado por el consumidor en los social media.

No podía ser de otra manera si tenemos en cuenta que el lapso de atención en las plataformas 2.0 sigue menguando.

5. El vídeo continuará estando en primer plano
El vídeo tiene la vitola de ser el contenido con mayor número de interacciones en las redes sociales.

Por esta razón grandes plataformas como Facebook, Instagram, TikTok, Twitter y LinkedIn están ampliando de manera constante sus capacidades de vídeo, que el consumidor engulle, no en vano, con absoluta delectación en sus plataformas.

6. Cada vez más marcas apostarán por los directos
En 2019 uno de cada cinco vídeos publicados en Facebook fue en directo. Y en mayo de ese mismo año los usuarios de YouTube invirtieron la friolera de 284 horas contemplando vídeos en directo.

Durante los últimos años, y espoleados por la bonanza de los ubicuos eventos online, el “live stream” ha pegado notablemente el estirón. Y muchas marcas se valen de Facebook, Instagram o Twitch para retransmitir eventos en directo, realizar tutoriales y Q&As y difundir todo tipo de contenido.

La fórmula de los directos brinda a las marcas muchísimso engagement con su audiencia, por lo que continuará gozando de muchísimo predicamento en 2021.

7. Metamorfosis de los plataformas 2.0 en centros comerciales virtuales
La transformación digital solapada a la pandemia ha convertido las redes sociales en fenomenales canales alternativos de venta.

Para el usuario comprar artículos de manera directa en los social es sinónimo de comodidad y también de compras mucho más espontáneas que en el tradicional comercio electrónico.

8. Los usuarios de las redes sociales abrazarán el “gaming” y la realidad virtual

En el último año el 32% de los usuarios de las redes sociales se identificaron como “gamers”. Es más que evidente que la gamificación de las plataformas 2.0 continuará adelante también en los meses venideros.

Además, las redes sociales se están aprovisionando de cada vez más herramientas para facilitar que las marcas pueden lanzar acciones con el foco puesto en el “gaming” sin tener conocimientos técnicos excesivamente profundos.

No obstante, es más que evidente que en el poderoso tándem formado por “gaming” y redes sociales las grandes marcas continúan llevan la batuta y las pymes tienen aún mucho que aprender.

9. Autenticidad al poder
En estos momentos el consumidor necesita más que nunca poder confiar en las marcas que arroja en el carrito de la compra. Y esa confianza despliega las alas con las inestimable ayuda de la autenticidad que las marcas deben mostrar en los social media.

Autenticidad significa transparencia y también posar la mirada en el cliente para apostar por el “user-generated content” y los testimonios del consumidor.

Las marcas que eludan salpimentar con una pizca de empatía sus contenidos en las redes sociales están condenadas a toparse de bruces con la resistencia del consumidor.

Fuente: Markrting Directo