Inicio Bon Vivir Turismo Abrió sus puertas el primer hotel para ejecutivos

Abrió sus puertas el primer hotel para ejecutivos

Con una inversión de 10 millones de dólares, y luego de cuatro años de trabajo, el grupo venezolano Eurobuilding Internacional inauguró en Buenos Aires el primer hotel de la Argentina exclusivo para ejecutivos, con el que espera captar gran parte del mercado de hombres de negocios que viajan al país.

“Decidimos que la Argentina sea el primer escalón de nuestra expansión en América latina, porque aquí hay mucha generación interna de viajeros de negocios y nuestro grupo apunta a tener el mejor hotel de este tipo en Buenos Aires”, comentó Zareh Zarikian, presidente de la junta directiva de Eurobuilding Internacional.

El ejecutivo, integrante de una familia que está en el negocio hotelero desde hace 40 años, dijo que la aspiración del grupo es formar una gran cadena de hoteles, ya que eso les permitirá abaratar costos de publicidad y promocionar mejor su producto. “Poder ofrecer un producto de calidad en varios países, le da al cliente una confianza mayor y hace que prefiera tus servicios en lugar de otros que pueden ser buenos, pero no tienen presencia internacional”.

Además, el ejecutivo destaca que Eurobuilding es uno de los pocos casos en el sector de una empresa familiar que tiene su propio management. “Eso nos permite focalizarnos en un trato mucho más personalizado con nuestros clientes, lo que nos brinda un alto grado de fidelidad.”

Según subrayó, Eurobuilding tiene un producto que supera las expectativas de un viajero normal en tamaño de habitación, confort y servicio de asistencia al pasajero, entre otros aspectos. Es un hotel moderno, con pantallas de plasma en los cuartos, con colchones ajustables a la densidad que se prefiera y con un sistema de “no molestar” que se activa con sólo pulsar un botón. Además, el baño está integrado a la habitación a través de un vidrio que hace de pared, lo que da la sensación de mayor amplitud.

¿Qué piden los viajeros de negocios hoy?, preguntó LA NACION. “Lo primero que piden es un buen sistema de Internet, poder conectarse rápidamente es esencial. Antes, si un hotel no tenía televisión no servía para nada, hoy, si no tiene Internet es como si no contara con electricidad o agua. Por eso, nosotros ofrecemos el servicio gratuito en cualquier parte del hotel”, respondió Zarikian.

A la hora de opinar sobre los efectos de la crisis financiera global sobre su sector, el empresario explicó que el suyo es un negocio que sube y baja, y que se debe estar preparado para superar los malos momentos. “Mi padre siempre decía que los negocios son como las personas: se enferman y se curan. Todas estas crisis hay que saberlas aguantar, ser un poco más agresivo, acudir a quienes son fieles a la marca, hacer un poco más que la competencia. Eso es lo que nos mantuvo en el tiempo”.

Menor impacto
De todos modos, el ejecutivo destacó que la crisis mundial impacta menos en el sector dedicado a viajeros de negocios que en el de turismo. “Negocios siempre hay, aunque haya crisis. Los hombres de negocios mantienen sus viajes, aunque sea para cobrar deudas”, explicó.

Cuando se le preguntó si espera que esta crisis se disipe pronto, el ejecutivo apeló a los números para responder. “Los años terminados en nueve son malos, los terminados en dos son buenos, así que espero que la recuperación llegue en 2012”.

En la hotelería para ejecutivos, se trabaja con un cliente distinto, que viaja sólo, que lo hace exclusivamente para trabajar, que se maneja con rapidez y que quiere concretar su transacción y marcharse. En tanto, en el sector turístico se trata con un huésped que requiere más diversión, como cine, cancha de tenis, etcétera.

“Si nos dedicáramos al turismo, tal vez no hubiéramos hecho esta inversión, que recién recuperaremos en unos 10 años”, confió el ejecutivo, en referencia a la merma de turistas que provocó la actual crisis global.

Zarikian se mostró cauteloso al momento de hablar sobre futuras inauguraciones en el país, aunque no descartó la posibilidad. “Veremos cómo funciona esta experiencia”, dijo. Y agregó: “Si la situación responde a nuestras expectativas es muy probable que sí, pero hay muchos puntos que nos falta desarrollar, como saber qué es lo que su gente quiere, ya que aquí, a diferencia de lo que ocurre en Venezuela, hay mucho turismo interno”.

¿Otra diferencia entre los dos países? “Son muy distintos, porque la Argentina tiene alta producción y vive del trabajo de la gente. Venezuela, en cambio, vive de una bendición que es el petróleo. Nosotros estamos vendiendo nuestra herencia para vivir, mientras que aquí crean su propia herencia”, remató el empresario.


Fuente: La Nación

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?