Inicio Empresas y Negocios Acciones, inmuebles, y dólares, las opciones para invertir hoy

Acciones, inmuebles, y dólares, las opciones para invertir hoy

En estos días de incertidumbre política y económica, qué hacer con el poco o mucho ahorro que cada uno haya podido acumular es la pregunta obligada, especialmente entre pequeños ahorristas. ¿Plazo fijo o dólares? ¿Acciones o bonos argentinos? ¿Comprar inmuebles nuevos o usados?

LA NACION consultó a cinco especialistas sobre qué hacer con cierta cantidad de dinero, que podría oscilar entre 20.000 y 50.000 dólares, dividiendo la estrategia según el perfil del inversor, con mucha o poca afinidad al riesgo.

Para Mariano Sardans, presidente de FDI Gerenciamiento Patrimonial, no hay que dejarse tentar por los cantos de sirenas del sistema financiero: “Ni plazo fijo, ni bonos, ni acciones. Hay que comprar inmuebles usados”, dijo. Y advirtió no comprar propiedades nuevas y tampoco comerciales. “Los inmuebles nuevos están carísimos, y la actividad comercial es lo primero en caerse y lo último en recuperarse”. El especialista recomendó invertir en inmuebles del corredor sur de la Capital Federal, así como en terrenos y lotes en la provincia de Buenos Aires. “En ciertas zonas de la provincia de Buenos Aires, el valor de los terrenos está llegando a su mínimo histórico, debido a la contracción de las compras y el ahogo de los desarrollistas”, culminó.

Sin margen para caer
Para Alejandro Bianchi, de la sociedad de Bolsa Invertir On line.com, el consejo es apostar a las acciones locales. “La caída del Merval fue demasiada y debería haber algún tipo de recuperación, no creo que haya mucho margen más para caer”, opinó. El analista señaló que “ante el escenario de posible recesión afuera, muchas acciones en el mercado local, especialmente de bancos, se han recortado tanto que ya tienen valor de entrada”. Y descartó la opción de los bonos ajustables por CER, “por la falta de reglas de indexación”.

En cuanto al dilema de hierro que se plantean muchos pequeños ahorristas, comprar dólares aprovechando la apreciación del peso o constituir un plazo fijo (ayer se estaba pagando una tasa máxima de 16,5% a 30 días), Bianchi respondió: “Por el escenario de incertidumbre política, uno debería dolarizarse, pero el escenario positivo que hay desde el punto de vista de la liquidez hace pensar que uno debería permanecer en pesos”.

Sofisticación
Agustín Trella, de la sociedad de Bolsa Puente Hermanos, armó tres carteras diferentes, teniendo en cuenta el perfil de cada ahorrista.

“El modelo conservador apuesta en gran parte a las monedas que tienen posibilidades de continuar apreciándose frente al dólar y ofrecerían una alternativa viable al euro o al dólar estadounidense. La segunda cartera tiene un perfil moderado y tiene como pilares las inversiones en fideicomisos con calificación “AAA” y los cheques garantizados por SGR (sociedades de garantía recíproca), donde además incluimos obligaciones negociables como pueden ser Telefónica 2010 o Petrobras 2010, y el Boden 2012, un bono de corto plazo en dólares”, explicó el analista.

La última cartera tiene un perfil especulativo, en la se apuesta a las acciones ligadas al sector petrolero y de aluminio. “También incluimos los ETF (Exchange-Traded Funds) en particular el USO, el EWZ y cobertura con dólar futuro”, dijo Trella.

Para Roberto Drimer, de la consultora Argentine Research, las colocaciones en plazo fijo no son una buena opción. “Si bien las tasas han subido mucho, no alcanzan a igualar la inflación, así que no es una estrategia que recomendaría.” Frente a esa opción, entonces, el analista “sería conservador y compraría dólares”, dijo.

En caso de querer un poco de adrenalina, Drimer recomienda invertir en la Bolsa. “La idea es posicionarse en acciones de primera línea que se consiguen en la Bolsa local, como Petrobras, Vodafone o Citibank.” También recomendó papeles de empresas con activos locales, como Transportadora Gas del Sur (TGS), Metrogas o el Banco Macro. “Están en valores bajísimos, que facilitan la entrada”, recomendó el analista, y advirtió que “esos valores no tienen nada que ver con la racionalidad económica, sino con el momento de pánico”.

En cuanto a los bonos argentinos, que podrían ser recomendables también por su baja cotización, Drimer objetó que están muy afectados por la incertidumbre política. “Habría que diversificar esa apuesta.”

El analista también recomendó, para aquellos que cuentan con montos mayores de ahorro, a partir de 50.000 dólares, buscar inmuebles en barrios “no de moda”. “El mercado inmobiliario está en un momento de transición; los precios están en una meseta y hay que saber buscar oportunidades”. Y culminó: “Para aquellos que se hacen mucha mala sangre en el mercado financiero, siempre es una inversión sólida a largo plazo”.

Mediano y largo plazo
Lo mismo aconseja Enrique Blaksley, de HopeFunds, dedicado a diseñar modelos de mediano y largo plazo. “Como mínimo hay que pensar en estrategias a dos años”, comentó. El plan es diversificar 50% en el mercado local y otro tanto en el exterior. De esto, el 20% en acciones, un 70% en fondos con riesgo moderado (instrumentos de renta fija, bonos soberanos y corporativos, locales e internacionales) y el 10% restante en plazo fijo, “porque siempre hay necesidad de efectivo”.

En cuanto a otro tipo de inversión, Blaksley apuesta a la compra de oficinas en la zona norte bonaerense y a lotes en las zonas suburbanas cercanas a la Capital Federal.


Fuente: La Nación

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?