Inicio Empresas y Negocios Algunas pautas para sobrevivir a la adquisición de su empresa

Algunas pautas para sobrevivir a la adquisición de su empresa

Compartir

¿Qué ocurre con los empleados de la empresa adquirida? ¿De qué manera son afectados por la decisión del management y cómo deberían reaccionar en el nuevo contexto?

Desde luego, la adquisición tiene serias implicancias para los trabajadores. Las urgencias por capitalizar sinergias conducen a una reestructuración de unidades y ponen en riesgo el trabajo de muchas personas.

Así, un artículo de la escuela de negocios de Harvard ofrece algunas pautas para que los empleados de la compañía adquirida puedan realizar una mejor evaluación de la situación en estos tiempos turbulentos:

1) Acepte que usted ahora trabaja para otra compañía

Durante el largo proceso de negociación, es frecuente el uso de la dicotomía ellos-nosotros.

Los empleados suelen especular sobre cómo impactará la forma en que “ellos” manejan su empresa sobre la forma en que “nosotros” hacemos las cosas.

Y, sin embargo, esta dicotomía se disuelve desde el momento en que se firma el contrato. Sencillamente, usted ahora forma parte de “ellos”.

Los directivos del comprador harán lo que consideren mejor para el conjunto de la organización. Y lo que ellos consideren mejor no necesariamente coincide con lo que consideraban mejor los ejecutivos de la empresa adquirida.

De esta forma, los viejos supuestos ya no son necesariamente ciertos. Usted ahora trabaja para otra empresa, con diferente estilo de liderazgo, cultura organizacional y forma de hacer las cosas.

Por lo tanto, no construya sus expectativas con datos históricos acerca de cómo funcionaban las cosas antes de la operación.

Conozca las prioridades de los nuevos dueños y adáptese al nuevo contexto.

2) Conozca sus perspectivas en la empresa

Uno de los primeros pasos tras una adquisición consiste en una reestructuración de la vieja empresa.

En efecto, las dos organizaciones tienen ciertas funciones duplicadas. Así, para reducir costos innecesarios, el comprador probablemente simplificará ciertos procesos (e inevitablemente recortará puestos de trabajo).

Por lo tanto, las primeras semanas tras la adquisición son fundamentales para evaluar sus oportunidades futuras.

A la hora de analizar la situación, tenga en cuenta que los nuevos dueños probablemente mantendrán lealtad hacia los empleados de la organización compradora.

Así, los recortes afectarán, casi exclusivamente, a los empleados de la compañía adquirida.

3) La adquisición como oportunidad

Es natural que una adquisición sea percibida como una amenaza por los empleados de la empresa adquirida.

Sin embargo, también puede ser una excepcional oportunidad de crecimiento profesional (al menos, para los empleados no afectados por los recortes).

Los nuevos propietarios pueden aportar recursos que la organización no poseía.

Así, usted puede utilizarlos para incrementar la eficacia de su trabajo, servir mejor a los clientes y encontrar perspectivas de crecimiento en una situación que, a priori, parecía una seria amenaza.


Fuente: Materia Biz

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?