Inicio Salud y Belleza Alimentos sustitutos con bajo contenido de sodio mejoran la calidad de vida...

Alimentos sustitutos con bajo contenido de sodio mejoran la calidad de vida sin perder el sabor

Por: Dr. Daniel Piskorz, MP 8509

El mejor tratamiento para las enfermedades, y en particular la hipertensión arterial, es llevar a cabo un correcto plan alimentario. Sin embargo, esta opción se presenta como una de las variables que genera más resistencia en los pacientes. La mayoría cree, de manera equivocada, que son dietas difíciles de realizar y que no existen en el mercado alimentos complementarios.

Los alimentos procesados y la sal de mesa común son las principales fuentes del exceso en la ingesta de sodio y, por lo tanto, del desarrollo de afecciones cardíacas.

En aproximadamente 40 % de la población, sean o no pacientes hipertensos arteriales, y especialmente en individuos de edad avanzada, la sobrecarga alimentaria de sodio genera una respuesta hormonal anormal, y se los denomina “sal sensibles”.

Las investigaciones han corroborado que por cada 6 gramos que se incrementa el consumo de sal de mesa durante 24 horas aumenta de manera significativa la presión arterial. En contrapartida, la disminución de su ingesta en solo 3 gramos produce el efecto contrario. De esta manera, la incidencia de infartos cerebrales se lograría disminuir en un 26% y las enfermedades coronarias en un 15%.

Entonces una dieta racional debería contener no más de 2 grs de sodio ó 5 grs de sal de mesa, y con ello, el equilibrio corporal se podría mantener perfectamente.

Sin embargo, se puede estimar que el consumo diario promedio de sal de mesa en la población oscilaría entre 8 grs hasta 15 grs.

Diversos estudios develan que entre el 25 % y el 50 % del consumo de sodio en la dieta de los países occidentales proviene del uso discrecional de sal de mesa en la cocción de los alimentos o el agregado de sal en la mesa a los productos ya elaborados y servidos para su consumo.

El contenido de sal en los alimentos naturales sería no mayor al 10 % de lo que se consume diariamente, por lo que la cantidad restante, entre un 40 % y un 65% provendría de la adición de sodio en la manufacturación de los alimentos como conservantes de los mismos.

Las dietas con bajos niveles de sodio constituyen una restricción muy tolerable que se puede alcanzar con la sola limitación del consumo de productos panificados, reduciendo el empleo de sal de mesa común o reemplazándola por sustitutos con bajo contenido de sodio o aun sin sodio, así como evitando el consumo de alimentos manufacturados, exceptuando las frutas envasadas en almíbar, y otros productos cuyo contenido de sodio sea conocido o esté declarado en el envase.

Así, una recomendación general es que se lean las etiquetas de los productos envasados expuestos en la góndola previamente a su compra.

Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud en nuestro país el 80 % de las causas de muertes son las denominadas enfermedades crónicas no transmisibles, siendo más del 60 % de ellas de origen cardiovascular, y el 90 % de los casos la hipertensión arterial está involucrada.

Asimismo, estudios del Ministerio de Salud de la Nación explican que la disminución de 3 gr de la ingesta diaria de sal por persona, es decir llevar el promedio estimado de 12 gramos a 9 gramos, evitaría en nuestro país cerca de 6.000 muertes por enfermedad cardiovascular y ataques cerebrales, y aproximadamente 60.000 eventos cada año.

En conclusión, una dieta con bajo contenido en sodio no es sólo beneficiosa para los pacientes enfermos, sino también para aquellas personas sanas que deseen continuar siéndolo.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?