Inicio Bon Vivir Vinos y Bodegas Alternativas al vino tinto para maridar carnes rojas

Alternativas al vino tinto para maridar carnes rojas

La tradición dice que, cuando se trata de carnes rojas, la mejor idea para realizar un maridaje es combinando el color de la carne con el vino que beberemos. Pero a veces este saber popular no siempre es el mejor método de saber qué beber con la comida. Si estás aburrido de siempre tomar un Cabernet Sauvignon con tu asado, tienes otras opciones que aquí intentaremos darte.

Incluso contradiciendo lo que nos puede decir el sommelier y el catador profesional, un vino blanco robusto también puede ser una gran opción para acompañar la carne asada. Si estás cansado de tantos vinos tintos, un Chardonnay puede servir muy bien. Un blanco tostado y aromático también enaltece las carnes ahumadas.

Eso sí: hay que evitar los vinos blancos suaves o ligeros, pues estos seguro quedarán opacados ante el fuerte sabor de la carne. Por suerte hay alternativas, de lo contrario nos aburriríamos muy rápido, o lo que es peor, dejaríamos de disfrutar el vino (que pasaría a ser una simple rutina).

Igualmente, hay tintos que rara vez probamos que también pueden ir con la carne roja, como un syrah, que no es un vino con tantos taninos como el cabernet, pero que contienen mucho sabor y enaltecen los robustos sabores de la carne.

Pero hay más. Si no quieres beber vino, hay tragos que te ayudan a maridar la carne, como el famoso “Bloody Mary“, que quedará genial con un filete asado.