Inicio Empresas y Negocios Argentina cada vez más cerca de una nueva devaluación

Argentina cada vez más cerca de una nueva devaluación

El gobierno parece haber conquistado la estabilidad del tipo de cambio. Y es innegable que u! n tipo de cambio estable permite tener un mínimo de previsibilidad a la hora de tomar decisiones de negocios. Pero, ¿es sostenible un dólar oficial a 8? Nuestra respuesta es contundente: no. ¿Por qué?

Hace un mes escribimos una nota titulada “¿Qué pasa con el dólar blue?” en la que describíamos cuáles son los factores que afectan al tipo de cambio. De todos ellos, nos! concentraremos ahora especialmente en dos: la inflación y la < b >balanza comercial.

La inflación acumulada en Argentina en los últimos doce meses está en el 40%. Y si tomamos los primeros cuatro meses del año, la inflación está en torno al 15%. ¿Por qué habría de afectar esto al tipo de cambio? Porque con el dólar oficial en 8, y nuestros precios subiendo a la velocidad que suben, nos volvemos cada vez menos competitivos. ¿Qué quiere decir esto?

Quiere decir que si una empresa exporta un determinado producto a 100 dólares (800 pesos) y sus costos vienen creciendo al ritmo de la inflación, esa empresa es cada vez menos rentable. Pero el problema no es sólo ese, sino que en un determinado momento, si la inflación continúa subiendo, esa empresa puede llegar a no cubrir siquiera sus costos. Y si no cubre sus costos y pierde plata, directamente le convendrá cerrar.

Esto nos lleva inmediatamente al punto de la balanza comercial. El saldo de la balanza comercial (el neto de cuántos dólares entran al país por expor! taciones una vez que se restan los dólares que salen por importaciones), está cayendo. ¿Mucho? Sí, está prácticamente en cero. Entonces, para estimular las exportaciones y desalentar las importaciones, a fin de tener más entrada de dólares, el gobierno deberá volver a devaluar el peso, dado que no ha hecho prácticamente nada de fondo para bajar la inflación. (Precios Cuidados sólo sirve para que el gobierno utilice esos precios inexistentes para su propio cómputo inflacionario).

¿Por qué necesita el gobierno entrada de dólares? Empecemos por aclarar que quienes exportan están obligados a venderle sus dólares al Banco Central (no se los pueden quedar). El gobierno necesita esos dólares para importar gas licuado por varios años más, producto del déficit energético que generó con las retenciones al petróleo.

¿Qué sabemos de la inflación de acá en más? Recordemos rápidamente cuáles son los ítems más importantes:

No es de sorprender la preocupación del gobierno por los precios en los supermercados: explican el 25% del índice inflacionario. Pero miremos los ítems que siguen: transporte y servicios públicos. Entre los dos son aún más importantes que los alimentos. Con lo cual, la inflación se verá afectada en gran magnitud por las subas que puedan venir por este lado.

En conclusión. Todo a la vista indica que continuaremos con inflación alta, en torno al 2% – 3% mensual. Esta inflación pone presión sobre todos los negocios exportadores y hace que algunos directamente pierdan plata porque sus costos continúan aumentando. Como el gobierno necesita que la balanza comercial esté en positivo, más temprano que tarde volverá a dejar que se mueva el tipo de cambio para darle aire al! sector exportador.

¿Cuándo puede darse esto? Nos acercamos al mundial de fútbol. No sorprendería ver que el dólar empieza a escaparse con los primeros partidos de la selección.