Inicio Bon Vivir Gastronomía Aromas de una bebida milenaria

Aromas de una bebida milenaria

Compartir

Una infusión que está de moda, a partir de las diferentes variedades y blends o mezclas que existen, el té se obtiene a partir de las hojas de la planta camellia sinensis. Con excelentes propiedades estimulantes, tanto los brotes como las hojas presentan un complejo químico de enzimas, carbohidratos, proteínas y lípidos. También poseen polifenol, un tipo de antioxidante, y cafeína. Con respecto a otros beneficios que aporta esta milenaria bebida, contiene sales minerales como sodio, potasio, níquel, cobre, hierro, silicio, aluminio, magnesio, fósforo y calcio.

Dentro de los cuatro tipos básicos de té se encuentran el blanco, el verde, el rojo y el negro. La función de los blends o mezclas es potenciar el sabor y el aroma. YVY infusiones argentinas, presenta una línea Premium que elabora té con hebras, hierbas, flores y frutas de origen nacional, sin aromatizantes ni colorantes.

El té verde tiene una mínima oxidación durante su procesado. Las hojas se recogen frescas y después se prensan, enrollan, trituran y secan. Entre sus beneficios medicinales en el Kissa Yojoki, o Libro del Té, escrito por el prior Zen Eisai en 1191, se describe su efecto positivo en órganos vitales como el corazón. También para eliminar indigestiones y, prevenir sensación de fatiga. En cuanto al té negro, producto de la oxidación de las hojas, se caracteriza por sus propiedades aromáticas. Los blends aportan una gran riqueza de sabores. Los hay con base de arándanos, rosa mosqueta e hibiscus, vainilla, manzana verde, semillas de cardamomo, clavo de olor, canela en rama, jengibre, flores de borraja, durazno, piel de mandarina y naranja, y flores de jazmín, en distintas combinaciones. Para servirse una buena taza.


Fuente: Clarín

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?