Inicio Empresas y Negocios Aseguran que el 85% de los trabajos se consigue por la red...

Aseguran que el 85% de los trabajos se consigue por la red de contactos

Compartir
Por: Mónica Calero, directora de servicios de transición de CCN Consultores

Tras una desvinculación laboral, es importante que la mayor cantidad de gente se entere que se está buscando trabajo.

Y aunque no hay necesidad de ir por la calle con un cartel que diga “desocupado”, se pueden llegar a perder infinidad de oportunidades por no comunicar la nueva situación.

Durante el 2009, un 85% de los participantes de los programas de outplacement, organizados por CCN Consultores, representante de DBM en el país, consiguió empleo a través de sus redes de contacto, mientras que el 10% logró un nuevo trabajo por avisos publicados en el diario o Internet y el 5% a través de consultoras de Recursos Humanos.

De estos datos se deduce que todos los canales valen cuando se trata de reinsertarse en el mundo laboral, pero es fundamental dedicarle tiempo y esfuerzo a los que mayores resultados van a dar.

Para hacer un uso eficiente de la red de contactos es importante tener una actitud proactiva.

En primer lugar, es recomendable hacer una lista de ellos. Sin excluir ni filtrar a nadie. En ese listado habría que incluir como mínimo 50 personas. Hay que pensar en ex profesores, compañeros de estudios o de otros trabajos, amigos, conocidos (aunque no nos caigan del todo bien).

Después es importante hacer otro listado con las empresas objetivo, para las que se quisiera trabajar.

En la actualidad, es fundamental contar con tarjetas personales. ¡Nada de utilizar las tarjetas de las empresas de las que uno fue desvinculado y tachar el logo!

Además, es útil preparar un guión para hacer las llamadas telefónicas necesarias y tener listo un borrador de carta o un correo electrónico de presentación.

Como siguiente medida, lo ideal es unirse a grupos de contacto en su comunidad, y a redes sociales. Todo ayuda. Desde asistir a reuniones de asociaciones de profesionales, hasta ir al club o participar de alguna actividad del colegio de los hijos.

Cuando se tenga una reunión, hay que planificar lo que se va a decir. En el momento en que ésta se lleve a cabo lo aconsejable es explicarle al otro el propósito y agenda, pero principalmente, tratar de establecer una buena sintonía. Si esto no se logra, hay que ser flexible para cambiar de táctica.

Durante el encuentro, se debe solicitar nombres de contactos y pedir ser referidos a otros. No estaría mal establecer cierta reciprocidad y compartir nombres de contactos con mi interlocutor.

Una vez que se estableció el vínculo con esa persona no hay por qué cortarlo. Uno se tendría que ir de la reunión con alguna respuesta. Para no dejar la puerta cerrada se le podría decir a mi interlocutor: “¿Te parece si te llamo en 20 días y te cuento cómo me está yendo?”.

Hacer un seguimiento de cada contacto, después de cada reunión da buenos resultados. Por ejemplo, está muy bien visto, enviar un e-mail de agradecimiento por el tiempo compartido. Ahí se puede aprovechar e incluir algún comentario o idea que se haya omitido en la reunión.

En este momento de transición, el nivel de ayuda que el profesional recibirá de su entorno para volver al mercado depende mucho de cómo utilice su red de contactos.

Es fundamental ser proactivo y ver el desarrollo de estos vínculos como un trabajo más que no se tendría que acabar una vez conseguido el puesto buscado.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?