Inicio Bon Vivir Vinos y Bodegas Bonarda y Sangiovese, las cepas italianas vinificadas por Don Cristóbal

Bonarda y Sangiovese, las cepas italianas vinificadas por Don Cristóbal

“Bonarda y Sangiovese son dos cepas tintas que durante años integraron vinos de corte. Recientemente se han “redescubierto” para mostrar su potencial como varietales de gran calidad. Nosotros los vinificamos tras un paso por barricas de roble francés, exponiendo así lo mejor de su tipicidad” cuenta Juan Bruzzone, enólogo de Don Cristóbal.

La Bonarda es una uva tinta que corresponde al Corbeaux francés. Más conocida como Douce Noir en la Savoie, región de Francia o Dolcetto Nero o en Italia. En Piemonte, al Corbeau se lo denomina Charbono.

Tras el Malbec, es la variedad tinta más cultivada en Argentina y una de las más tradicionales. Uno de sus sellos es la profundidad de su color; en vinos de corte aporta intensidad cromática y notas frutales. Como varietal, produce un vino de buen cuerpo y color, con aromas frutados de frambuesa y sutiles acentos anisados. Los vinos obtenidos son muy intensos en color y estructura por lo que se los considera apropiados para su añejamiento.

El Cristóbal Bonarda se elabora con uvas provenientes de Finca La Santa María (Ugarteche, Luján de Cuyo, Provincia de Mendoza). De colores púrpuras intensos y brillantes, su aroma es fino, frutado y expresivo. En boca es equilibrado y armónico, con taninos que le dan buena estructura. 20% del vino permaneció en barricas de roble francés por 9 meses. Su juventud y carácter frutal remarcan su sabor, largo y persistente.

El Sangiovese es una de las variedades italianas más famosas. Se cultiva en el 11% de la superficie, desde la Romaña hasta Campania y es tradicionalmente la cepa más difundida en la Toscana, presente en centenares de vinos, entre ellos algunos de los italianos más prestigiosos, como el Chianti.

En Argentina, el Sangiovese representa el 2% del total de hectáreas de uvas tintas. Es una variedad de ciclo medio: se cosecha durante el mes de marzo y excepcionalmente durante abril. El vino que se obtiene es de mediana intensidad colorante, tonos rojizos y un agradable carácter afrutado.

El Cristóbal Sangiovese se elabora con uvas provenientes de Finca La Santa María (Ugarteche, Luján de Cuyo, Mendoza). De brillante color granate, con tintes profundos, sus aromas son frutados, con toques de cerezas y ciruelas frescas, característicos de la variedad. En boca, un sutil toque de acidez lo hace vibrante y fresco. Por 9 meses, 20% del vino permaneció en barricas de roble francés.