Inicio Empresas y Negocios Búsquedas profesionales: enero se benefició del

Búsquedas profesionales: enero se benefició del

Ajuste, cautela y discrecionalidad son tres de los términos en los que coincidieron los expertos en reclutamiento de profesionales y ejecutivos cuando iProfesional les consultó cómo visualizan el mercado laboral “versión 2014”.

Todos señalaron que, tal como sucedió a lo largo del año pasado, no sólo hay y habrá pocas búsquedas sino que, incluso, éstas son consecuencia de vacantes en los puestos y no producto de la apertura de nuevas áreas o posiciones.

Y, a su vez, hicieron hincapié en que el escaso movimiento actual del mercado es por un “efecto arrastre” de diciembre.

Según contó la headhunter, “el movimiento real de 2014 recién se verá una vez avanzado marzo, porque ahora los grandes decisores suelen estar de vacaciones”.

No obstante, desde Grupo Hidalgo & Asociados, Laura Bitocco anticipó un primer cuatrimestre con “mucha discrecionalidad en todos los niveles y ajustes de presupuestos que, en general, vienen de la mano de las búsquedas donde se prioriza mirar primero hacia adentro de la organización antes de salir a reclutar a alguien externo”.

Por lo que espera “cierta calma, que no es muy diferente de lo que venimos viendo en los últimos meses, tanto en las posiciones más bajas de la pirámide como en las ejecutivas”.

“El segundo semestre de 2013 hubo un mercado laboral mucho más tranquilo que otros años, las empresas estuvieron muy alertas y salieron al ruedo solo para cubrir necesidades críticas, muy cautelosas resolviendo puntualmente el día a día”, recordó la gerente general del Grupo Hidalgo.

Por un lado, explicó Bitocco, esta situación tiene un impacto positivo entre los empleados porque implica un posible crecimiento o desarrollo para ellos pero, por otro, optimiza costos porque las empresas prescinden o rescinden de una decisión de traer a alguien de afuera en pos de seguir formando un candidato de adentro.

“Esto, hace unos años era distinto porque valoraban la llegada de un profesional externo con expertise, conocimiento y el background con la mirada de otra organización. Esto hoy se ve solo para los puestos sumamente críticos. Muchas de las industrias se ‘gastan’ estas fichas en un mando medio, cuando se les va un jefe, un futuro gerente, un líder”, aseguró la experta en reclutamiento de Grupo Hidalgo.

Tampoco, añadió, existen por estos días contrataciones masivas de operarios. ¿La razón? La inexistencia de nuevos proyectos de inversión.

“Incluso los reemplazos de los turnos de producción por paradas de plantas y por vacaciones están bastante discretos. Se están organizando puertas adentro de las compañías. Antes había un pool de operarios que reemplazaban a los que se iban de vacaciones, pero hoy esto no se está viendo”, enfatizó Bitocco.

En tanto, Gonzalo Mata, director regional de la firma Wall Chase, también apuntó que “en 2014 estaremos frente a un escenario mucho más conservador donde las empresas estarán atentas a cada posición, respecto a lo que se paga y lo que no, si el puesto está justificado o no”.

“Si bien se darán reposiciones en sectores particulares o recambio de puestos clave, lo que primará en el mercado laboral será la cautela”, analizó el consultor.

“Vemos un 2014 muy parecido a lo que fue el 2013, donde lo que va a reinar por sobre todas las cosas es la prudencia. No hay previstos grandes proyectos de inversión y, por lo tanto, tampoco de creación de empleo genuino”, comentó Matías Huvelle, gerente de Selección de Ghidini Rodil.

“Este año, al menos en la primera parte, las empresas van a buscar profesionales pero siendo sumamente selectivas, cubrirán solo las posiciones muy críticas, impostergables, priorizando el desarrollo interno”, enfatizó el consultor.

En Archenti Group trazaron un escenario muy similar: “La primera etapa del año no se va a modificar respecto a lo que sucedió en la última parte del 2013, que estuvo bastante quieta en términos de búsquedas”.

“No se visualizan cambios significativos en el mercado de trabajo porque a nivel económico seguimos con el mismo panorama”, reflexionó Haruko Archenti, gerente de Recruiting de la citada consultora.

Pese al “parate” general, Archenti hizo especial hincapié en el movimiento existente en la industria petrolera. “Es un rubro que está con pleno empleo y en donde se siguen buscando profesionales para cubrir posiciones de bocas de pozos como también supervisores y gerentes, principalmente en operaciones; no tanto en áreas de soporte o staff”, diferenció.

Postulantes exigentes e indecisos
Respecto a las expectativas económicas para este año, la mitad de los trabajadores consultados en un reciente sondeo de Randstad supone que la situación económica del país empeorará.

Ante estas perspectivas, suena lógico que en el mismo relevamiento apenas el 12% de los encuestados dijera que se encuentra buscando un nuevo empleo (en el tercer trimestre del 2013 lo hacía el 17%). La prioridad hoy es cuidar el puesto de trabajo y tratar de crecer internamente.

De hecho, por estos días, el 71% de los trabajadores está enfocado, con mayor o menor intensidad, a conseguir una promoción laboral en el corto plazo. Según los datos recabados por Randstad, esta ambición es más notoria entre los jóvenes de entre 18 y 24 años y los adultos de 35 a 44 años.

Puntualmente en las posiciones intermedias y altas de la pirámide, para los reclutadores no está fácil la tarea de convencer o tentar a los candidatos.

“Hay mucha precaución. Antes de cambiarse, los entrevistados se aseguran de muchos aspectos, sobre todo el salarial”, contó María Pascuali desde Valuar.

“Con una inflación cercana al 30%, quienes están formando parte de un proceso de búsqueda piden un 50% más de sueldo para moverse de sus puestos actuales. Es que, entre un 25% y 30% de ese incremento ya lo tienen asegurado en su compañía por el aumento general de los precios y, por ende, de los salarios. El porcentaje restante solicitado corresponde al riesgo del traspaso y a la pérdida de la antigüedad que implicaría el cambio”, completó.

“Si quieren alguien bueno, la empresa sabe que tiene que pagarlo, aunque todo tiene un techo. Pero a veces para determinado puesto, dado su criterio, hacen alguna excepción”, comentó la experta de Valuar.

Otro cambio producto del actual contexto económico -resaltó Pascuali- es que antes un profesional se iba de una organización en diciembre perdiendo el bono que recibía entre marzo y abril. Pero ahora, en cambio, los trabajadores cuidan más su bolsillo, incluso en las posiciones más bajas negocian que se les pague una compensación por la pérdida de estos ingresos adicionales.

A su vez, quienes tienen un seniority alto, para moverse de compañía piden también un “reaseguro” -Golden Parachute- por el riesgo que ven en la oferta que les hacen. La cifra se negocia y difiere en cada caso, dependiendo de la persona y de la empresa.

Y dado que los profesionales hacen mucho hincapié en las políticas de ajustes del posible futuro empleador, “preguntan, por ejemplo, cuántos incrementos se otorgan en el año, cuándo sería el próximo aumento y si ellos entrarían o no en esa suba”.

En resumen, según los consultores laborales, de ambas partes hay “muchas idas y vueltas en el medio”, por lo que los cierres de las búsquedas se dificultan cada vez más.

En esta línea, Huvelle, de Ghidini Rodil, sostuvo que la contra que tiene una expectativa alta es que la gente trata de cubrirse pidiendo, para moverse, porcentajes salariales muy por encima de los reales, y esto les dificulta también el cambio porque las empresas no están dispuestas a adelantar inflación futura a remuneraciones actuales.

“Siempre el candidato quiere suplir su partida de la organización, los requisitos no bajaron”, aseveró Bitocco. Y agregó que, por la incertidumbre económica, hoy el entrevistado investiga en profundidad a la firma que lo está tentando.

Perfiles con posibilidades de cambiar
Consultados por iProfesional acerca de los perfiles con mayor demanda, los expertos en reclutamiento y selección apuntaron sobre todo a los financieros y los comerciales.

“Las áreas comerciales tienen movimiento, siempre sucede esto cuando el mercado está convulsionado”, apuntó Pascuali.

Huvelle, en tanto, enfatizó que en un contexto de inflación creciente, las áreas de Finanzas se vuelven clave.

“Los perfiles financieros son demandados porque el gran problema de las empresas hoy es la competitividad, y cada vez quedan menos lugares para ajustar costos sin perder rentabilidad”, explicó.

No obstante, según el gerente de Ghidini Rodil, las “vedettes” del mercado siguen siendo los contadores bilingües, un perfil con pleno empleo y fuerte demanda.

En cuanto a las industrias, Huvelle identificó a consumo masivo, bienes durables, agroindustria e IT como las que cuentan con ventaja para jugarle a una coyuntura macroeconómica de mayor devaluación e inflación.

“Son los sectores que de alguna manera están liderando la demanda de profesionales y ejecutivos, ya sea porque tienen protegidos sus ingresos en dólares o porque se resguardan de la inflación trasladando el aumento de sus costos a los precios de sus productos”, concluyó.


Fuente: iProfesional

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?