Inicio Bon Vivir Vinos y Bodegas Cata Salvaje… Algo distinto pasa en Buenos Aires…

Cata Salvaje… Algo distinto pasa en Buenos Aires…

Se la llama “salvaje”, porque se diferencia de las catas tradicionales y protocolares que siguen siempre la misma y adecuada modalidad: el silencio, la concentración, el análisis organoléptico del vino, las notas de cata, luego conclusiones e intercambios o no. Ésta, Cata Salvaje, tiene otras pautas y apuesta a algo diferente, pues en principio, lo que no tiene, es técnica alguna. Cada uno expone su punto de vista como mejor le parece.

Alejandro Machado dando la bienvenidaNació en mayo de 2007 de la mano de Alejandro Machado Blanco, abogado, empresario en turismo y amante del vino, quién ideó y marcó los códigos de esta convocatoria más que singular junto a Andrea Buono, Lic. en letras, coequiper y mano derecha de Alejandro, además de ser la organizadora de las catas y gran enófila.

Cata Salvaje está integrado por un grupo de personas que simplemente se reúne, generalmente una vez al mes, con un mismo fin: pasarla bien y relajarse, siempre siendo el vino el protagonista de la noche. Entre sus miembros hay sommeliers, agentes comerciales, representantes de bodegas, dueños de viñedos, enófilos y toda una franja de entendidos, y otros no tanto. Todos participan libremente de las catas y saben que Cata Salvaje no posee vínculo comercial alguno dentro del ambiente. Esto admite la libre expresión u opinión en un ámbito totalmente descontracturado y amigable.

“El vino es una bebida con la que se viven momentos, debe ser bebido, disfrutado y por ende evaluado en un contexto natural, es decir, del modo y en la forma que se lo ha bebido durante siglos: comiendo, entre amigos, festejando, compartiendo buenos o malos momentos, seduciendo, en síntesis, acompañando la vida… ” A. Machado Blanco dixit.

El lunes 5 de mayo se realizó Cata Salvaje Aniversario en el restaurante La Rosa Lombarda (Barrio Norte), donde por $40 con bebidas libres y servicio de mesa incluido, se ofreció para esta ocasión especial, unos ravioles de verdura caseros con diferentes salsas a elección. Como las anteriores, esta cata cumplió con la consigna temática preasignada: cada uno de los miembros debía llevar un blend tinto a elección, de un valor no inferior a $25.- Las bodegas por su parte, cinco en total, presentaron sus vinos con el fin de obtener la devolución objetiva y desinteresada por parte de los presentes, luego de degustarlos. Primero se catarían los vinos de las bodegas y posteriormente, ya en la parte salvaje, el descorche de los vinos traídos por los presentes distribuidos en cada una de las mesas.

Dispuestos todos, mi mesa respetó el siguiente orden de cata:

Los vinos de las bodegas:

1. Amalaya 2006 (Malbec- Cabernet Sauvignon-Syrah- Tannat- Bonarda) Colomé.
2. Casa Marguery 2006 (C. Sauvignon- Malbec) Marguery.
3. Domingo Molina Cabernet Sauvignon 2003 Domingo Hermanos.
4. Malma 2006 (C.Sauvignon- Merlot) NQN.
5. Carranza Barrica Roble 2000 (C. Sauvignon) Carranza.

Los elegidos fueron:

* 1 – Domingo Molina Cabernet Sauvignon 2003
* 2 – Amalaya 2006
* 3 – Malma 2006

* Momento de premios? Aquí, los destacados de la noche:

1. A. Crux 2001, O. Fournier. Valle de Uco, Mendoza.
2. Maximum Roble 2003, Bodegas El Porvenir. Cafayate, Salta.
3. Rupestre 2004, Domingo Hermanos. Quebrada Las Flechas- Cafayate- Salta.
4. Monteviejo 2004, Clos de los Siete. Valle de Uco, Mendoza.
5. Viñas de Narváez Oveja Negra 2002, Cavas Rosell Boher. Tupungato y Maipú, Mendoza.
6. Finca del Marques Top Reserve 2002. Lujan de Cuyo, Mendoza.

Luego de intercambiar vinos, conceptos e ideas en cada mesa y entre mesas, hubo sorteos y premios:

* Productos cosméticos “Celio Castro”, vinoterapia para hombres.
* Espumosos, vinos tranquilos y sacacorchos.

El evento contó con la presencia de invitados especiales y prensa. La noche culminó con chocolates y habanos. Una noche diferente y divertida. ¿Qué más se puede pedir?

En construcción: www.catasalvaje.com.ar
Contacto: catasalvaje@yahoo.com.ar