Inicio Salud y Belleza Causas y tratamientos para la calvicie

Causas y tratamientos para la calvicie

Por: el Dr. Alejandro Chueco, médico cirujano especialista en cirugía capilar y director de Injerto Capilar.com

Cada vez más las personas se preocupan y ocupan por su belleza física. Y en este sentido la pérdida de cabello genera inquietud e interés por revertir la situación. Hay muchas causas por las que se puede perder pelo: por enfermedad, factores externos y coyunturales o bien por predisposición genética.

El diagnóstico acertado de las causas resulta clave para saber si la inquietud inicial de orden estético es manifestación de alguna enfermedad subdiagnosticada, lo que requiere de interacción con un profesional médico especializado. En consecuencia, cada persona obtiene un diagnóstico específico y un tratamiento único según su situación personal.

El cuero cabelludo posee alrededor de 150 mil cabellos, cuando el 25% de ellos desaparece de manera permanente se puede hablar de un caso de alopecia (calvicie). Existen dos tipos de alopecia: cicatrizales y no cicatrizales.

Las causas más frecuentes de la alopecia cicatrizal son infecciones, agentes fisicoquímicos, radiactivos, decalvantes, entre otros. Lamentablemente suele ser irreversible porque existe un daño, malformación o ruptura total de la estructura folicular y en consecuencia no existe un tratamiento o droga que ayude en una cabellera con folículos inertes. En este caso, si existieran zonas no dañadas puede recurrirse a un implante capilar ya que esas zonas son las donantes.

En tanto, las alopecias no cicatrizales son muy comunes y pueden mejorar o curarse por medio de tratamientos médicos e incluso algunas se revierten espontáneamente sin necesidad de ser tratadas.

En orden de frecuencia, la alopecia androgenética es la más importante causa de caída de cabello en los hombres: los de 30 años lo padecen en un 30%, los hombres de 40 en un 40% y afecta al 50% de la población mayor de esa edad. Si bien en la mayoría de los casos la alopecia es trasmitida de padres a hijos, los antecedentes hereditarios pueden marcar una tendencia pero no tienen significancia estadística. Existen en la actualidad test genéticos que permiten saber con una certeza de alrededor de un 80% la probabilidad de padecer una calvicie androgenética.

En tanto, la alopecia areata que afecta al 1% de la población de 40 años o más, se presenta en forma de redondeles o placas en el cuero cabelludo; y en algunos casos puede empeorar con una pérdida total de cabello (alopecia total) o inclusive el vello de todo el cuerpo (alopecia universal). Las causas de este tipo de calvicie se desconoce y aún no existen tratamientos totalmente efectivos para este tipo de alopecia. Las terapias que se utilizan con medianos resultados son: luz ultravioleta, corticosteroides tópicos, inyecciones de esteroides o agentes irritantes para excitar a los folículos estimulando el crecimiento del cabello. Como ya se ha mencionado puede incluso revertirse sin tratamiento alguno.

En la actualidad existen tratamientos efectivos para combatir la calvicie, fundamentalmente la androgenética, cuya frecuencia y consulta es la más relevante. Diversos ensayos médicos demostraron que dichos tratamientos funcionan para la mayoría de las personas y requieren de un período de 3 a 6 meses para mostrar resultados. Hay tratamientos tópicos (loción en cuero cabelludo) y tratamientos sistémico médico (comprimidos por vía oral). Y hay ciertos casos en los que es preciso recurrir a un implante capilar.

Todo individuo debe ser evaluado de una forma individual por un cirujano interviniente ya que el trasplante es la última fase de un tratamiento médico. Algunos criterios básicos orientan sobre si para una determinada pérdida capilar está indicado o no realizar un trasplante capilar. Estos son:

Edad: Los pacientes jóvenes (18-25 años) no son buenos candidatos porque la pérdida capilar ha empezado hace poco y seguirá progresando en el futuro. Entonces, hacer un trasplante demasiado pronto puede llevar a una mala distribución del pelo ya que el cirujano nunca puede saber exactamente cuanta cantidad de pelo perderá en los años siguientes.

Sexo: La distribución de la calvicie en hombres y mujeres es diferente. En los hombres las áreas alopécicas son más localizadas que en la mujer donde la distribución es más difusa en toda la cabeza. La mayoría de los hombres son buenos candidatos excepto aquellos con pelo fino difuso, y la mayoría de las mujeres no son buenas candidatas salvo en los casos con pérdida en áreas bien localizadas.
Extensión de la pérdida capilar: A mayor estabilización de la pérdida capilar, mejor resultado, ya que el cirujano estará seguro de colocar pelo en las áreas correctas.

Tipo de pelo: Un pelo grueso y con gran cantidad de melanina dará una mayor densidad y lucirá mejor después de un trasplante. El pelo enrulado también dará mayor apariencia de densidad que uno liso.

La técnica más novedosa y conveniente para un implante capilar para el paciente porque no queda ningún signo visible del trasplante es el método FUE que extrae directamente unidades foliculares de la zona donante de manera individual, sin dejar marca alguna para luego insertarla seguidamente en la zona despoblada pelo por pelo. Es decir, no se extrae una tira por lo que no hay puntos de sutura ni se usa el bisturí en ningún momento por lo que no hay dolor ni posibilidad de cicatriz.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?