Inicio Empresas y Negocios Cinco preguntas que pensaste que no podrías plantearle a tu jefe

Cinco preguntas que pensaste que no podrías plantearle a tu jefe

Hablar con tus jefes es un arte. Uno quiere ser respetuoso cuando se quieren pedir cosas, pero siempre existe el temor de que no lo tomen muy bien.

De repente, sientes que no estás recibiendo los beneficios que mereces o quieres más responsabilidades en tu trabajo.

Por eso, el diario El Comercio publica cinco recomendaciones respecto a cómo acercarte a tu jefe para poder conversar con él.

¿Cuál es mi papel en el trabajo?
Los empleados se desempeñan mejor cuando entienden cuáles son sus papeles en el trabajo y el impacto que están haciendo, según indicó Matthew Della Porta, consultora profesional laboral de YouBeauty. Si uno no está segura de su lugar dentro de la empresa, es mejor preguntarle a tu jefe para que aclare tu trabajo.

Me gustaría tener más responsabilidades
Con demasiada frecuencia, los trabajadores se sienten muy controlados lo que puede resultar una falta de compromiso con su organización. Si sientes que tu trabajo no te ofrece retos, o si estás aburrido todo el tiempo, puedes solicitarle a tu jefe de una manera adecuada más responsabilidades.

¿Qué puedo hacer para avanzar en la empresa?
Nadie quiere estar en un trabajo sin futuro. Es motivador saber que tienes oportunidades de ascender en tu empresa. Infórmate y esfuérzate para poder escalar. Tal vez puedes liderar un proyecto de equipo.

¿Podemos hablar?
Puede ser que tengas un jefe difícil y si te está haciendo pasar un mal rato, lo mejor es hablar claro y cara a cara. No lo hagas de forma impulsiva, pero sí de manera proactiva cuando las cosas estén más calmadas. Ser franco es lo mejor y sobre todo de manera muy respetuosa.

Me gustaría un aumento
Cuando has estado en tu trabajo por un tiempo, puedes empezar a ver tu salario como algo estático. De repente la carga laboral aumentó y tienes más responsabilidades que antes. Si es así, entonces pide un aumento. Demuéstrale a tu jefe por qué te lo mereces.

Una recomendación adicional: no debes dejar cruzar la línea con tu jefe. Es muy bueno ser amable con tu superior, pero acercarse demasiado puede desdibujar las líneas entre el empleador y el empleado. Si las cosas se ponen demasiado personales, es mejor tratar de llevar las conversiones hacia temas más profesionales.


Fuente: iProfesional

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?