Inicio Empresas y Negocios Coca-Cola: “El consumidor todavía está con la misma actitud de 2009”

Coca-Cola: “El consumidor todavía está con la misma actitud de 2009”

Son muchos los expertos en consumo masivo que sostienen que el despacho de gaseosas es un termómetro de la realidad de distintos sectores sociales. Y cuando se habla de gaseosas, Coca-Cola es lo primero que viene a la mente. Francisco Crespo, director general de la división Sur de Coca-Cola, entrega algunas pistas al respecto. “Todos los actores del país están preocupados por la inflación. Desde el Gobierno hay preocupación por aplacar esta percepción y esa realidad”, indica.

“La sensación es que los precios se mueven. El consumidor es quien me dice que se está preocupando, porque si la inflación crece rápido, su poder adquisitivo decrece y eso es una angustia muy grande”, desglosa Crespo. “Por eso es importante administrar el crecimiento con la menor inflación posible. Si hay una espiral que haga salir esto de control, la gente no puede comprar los productos. Todo el mundo quiere evitar ese escenario”, reflexiona.

En general, los períodos de recuperación económica generalizada suelen alentar el consumo, pero Crespo no se muestra demasiado optimista. “El comportamiento del consumidor está más parecido al del año pasado (un año de recesión o escaso crecimiento) que el de la euforia propia de un rebote”, manifiesta.

-¿Se lo puede caracterizar como un consumidor de cautela, que está esperando para ver qué pasará?

-No sería un mal concepto.

-¿Los acuerdos de precios sirven para potenciar el consumo o lo frenan?

-No parecen ser el funcionamiento más suave para un sistema. Pero estamos organizados de tal suerte que, aun cuando el sistema no es suave, puede fluir igual.

-En 2009, Femsa, el principal embotellador de Coca-Cola en el país, mostró un leve retroceso en volúmenes, al menos en gaseosas ¿Eso ocurrió en todo el sistema?

-No me parece que haya habido una caída. Es más, en el caso de Femsa, estuvo muy cerca de ser flat (igual que en años anteriores), pero fue ligeramente positivo. Igual, Femsa estuvo por debajo del promedio de nuestros 5 embotelladores.

-¿Pero el año pasado tuvieron crecimiento o recesión?
-Nosotros no hacemos disclosure (detalles públicos) de los datos de la compañía. Pero hubo un pequeño crecimiento. Y en ingresos, la suba fue de dos dígitos.

La inflación subió dos dígitos en 2009 …

Es cierto, pero no tengo la cifra exacta. Fue un 11%-12% (N.de la R: tras la entrevista, la compañía informó que, según datos de la consultora Nielsen, el precio promedio por litro en la industria de bebidas creció 13,2% en 2009 en comparación con 2008). No fue 20%, eso lo garantizo.

Igual, aunque el crecimiento hubiera sido flat, eso sería notable en una economía que cayó 3%. Adicionalmente, tuvimos algunas regiones, como el Norte, donde se consolidó un operador (Arca) que tomó las operaciones de otros dos embotelladores (Guerrero y Yege) y eso trajo más crecimiento.

-¿Cómo están viendo este año?
Vamos a seguir teniendo un rebote, va a haber una expansión, como la que se experimentó desde fines del año pasado. Tenemos que estar atentos para ver cuán grande y cuán rápido será ese proceso. Y eso va a depender de cuánta confianza hay para invertir, para generar emprendimientos y generar trabajo y dinero. Eso lo sabremos cuando avance el año. Igual, estaríamos muy mal si dijéramos que eso es problema exclusivo de un país. Que Wall Street, que Grecia, está la pregunta sobre cómo estará la Argentina y el mundo.

-Bajo su supervisión están otros países de la región. ¿La confianza también está volátil allí?
-Se va a avanzando de acuerdo con los propios procesos. En Grecia, el ánimo debe estar hecho leña. En Uruguay, Perú o Chile (pese al terremoto) los mercados se están consolidando rápidamente.El año pasado, cuando se habló de un impuesto a los productos que contienen azúcar, como las gaseosas, en los EE. UU., aquí también hubo un correlato por parte del Congreso argentino.

El Congreso discute otros temas, ya no está el proyecto que usted menciona.

-¿Con Aquarius, lograron meterse en el segmento de aguas saborizadas que les era esquivo?
-Si. Hasta pasó a Ser (de Danone) en participación de mercado en Buenos Aires. Fue un buen año para nuestras marcas: Sprite pasó a Seven Up (del sistema Pepsi) y hasta desplazó a Pepsi.

-¿Qué pasará con Dasani? Parece una marca que se extingue en el país.

La naturalidad que trae Aquarius tiene una conexión mucho más clara y poderosa con el consumidor. Dasani tiene esta carga lamentable a raíz de lo ocurrido cuando un competidor se lanzó difamar impunemente (una campaña de correos electrónicos de la que Coca-Cola acusó a Danone) y la golpeó significativamente. Tenemos trabajo para hacer.

-¿El futuro pasa por productos de nicho, como Epika?

En general, hacemos cosas que tienen escala. Epika es pequeña, pero creemos que tiene un potencial muy grande. Tiene muchas ventajas. Por ejemplo, tiene un tercio de las calorías de Levité (una saborizada de Villa del Sur). Entonces si no tuviera presencia de fruta, podríamos decir que es té listo para beber. No es un agua saborizada, aunque se le parece.


Fuente: Ieco Clarín

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?