Inicio Eventos y Lanzamientos Lanzamientos Cocinas modernas con aire retro

Cocinas modernas con aire retro

Lo retro está de vuelta, de eso ya no hay dudas. Adquirir objetos que fueron furor en décadas pasadas es una tendencia a la que pocos pueden resistirse. En estos últimos tiempos fuimos testigos presenciales de cómo la estética vintage se adaptó a nuestra época para generar espacios eclécticos. Todo indica que los diseñadores, arquitectos y decoradores buscan volver a las raíces de las tendencias pero con el firme objetivo de crear otras más modernas.

Bajo este concepto, la arquitecta Sol Galliano de la firma de amoblamientos de cocina De Otro Tiempo, revela los ítems que no deben faltar para lograr esto en el espacio de la cocina.

Colores: Si bien el blanco se adapta perfectamente a esta idea, los muebles de cocina en tonos cálidos, como verdes o azules, son una excelente alternativa para impregnar de estilo vintage a la cocina actual. Estos pueden combinarse además con tonos claros de madera, que identifiquen las diferentes partes que conforman el mueble.

Molduras y tiradores: ¡que nunca falten! Hay que elegir muebles con frentes en relieve: tableros replanados, machimbrados y con diferentes tipos de moldura. Cada uno le dará al mueble un estilo diferente y característico. Los tiradores para puertas y cajones podrán ser de cerámica, metálicos o de madera.
Entre los de cerámica y madera, los más característicos son los tipo “botón”. En el caso de los de cerámica, hay miles de opciones pintados con diferentes dibujos y colores. Los de madera podrán repetir el color del mueble para que sea más homogéneo, o tener cambiarlo, dándole más protagonismo a los mismos. Si el tirador es metálico, lo mejor es optar por la cazoleta, que es la que mejor reproduce el estilo vintage que buscamos.

Maderas: Las texturas cobran vida, para lo cual hay que inclinarse por aquellas maderas que presenten una veta más marcada, otorgándole a los muebles una imagen mucho más cálida y rústica. Paraíso, cedro y pinotea son algunas opciones.

Pisos y azulejos: el piso calcáreo remite a otras épocas, y permite una infinidad de combinaciones. Desde un único color, hasta un damero con dos colores o una guarda en todo el perímetro del piso, con infinidad de dibujos y colores. Si se busca un espacio más ecléctico, donde los objetos vintage se mezclan con los modernos, el cemento alisado se comporta muy bien. Le da una imagen más moderna y homogénea, transformando al mueble en protagonista de la cocina. Si se busca un estilo más rústico, diferentes tipos de cerámicos o baldosas serán los correctos. Para revestir paredes, vuelve el famoso azulejo cortado que se coloca trabado. Las juntas pueden ser blancas o de color para generar una trama en la pared.

Electrodomésticos: Muchas empresas lanzaron su línea retro de electrodomésticos donde se respeta el diseño de antes pero con la tecnologia de hoy. Otra opción, buscar en los mercados de pulgas, la famosa heladera Siam. Pero a no desesperar: los electrodomésticos actuales también son bienvenidos en este tipo de espacios, y se adaptan perfectamente a la idea de la cocina vintage. De lo contrario, se puede optar por la variante de los electrodomésticos panelables, que quedarán ocultos detrás del mueble logrando una vista más homogénea.

Decoración: los pequeños detalles decorativos también marcan la diferencia y complementan el estilo retro. Un consejo: buscar en las casas de las abuelas o en diferentes anticuarios o mercados, elementos característicos de cada época para que le den vida a la cocina. Frascos de diferentes medidas, teteras y tazas estampadas, carteles de chapa enlosados, y carameleras de vidrio servirán para darle el toque final al espacio. También hay elementos actuales que remiten a lo antiguo.

Infaltables: los manteles estampados con lunares o flores, las guirnaldas, los cuadros, las grullas de papel en colores, y los famosos cup-cakes y macarons para compartir con la familia y amigos.

De Otro Tiempo, siempre atento a las tendencias de diseño y decoración, lanzó recientemente la línea “Celebración”, donde el estilo vintage se apodera del espacio para recrear la atmósfera de décadas pasadas pero con un sello moderno y actual.