Inicio Empresas y Negocios Cómo expresarse con seguridad y efectividad en el trabajo

Cómo expresarse con seguridad y efectividad en el trabajo

Compartir
Por: Pablo Molouny – Country Manager de Trabajando.com Argentina

Cada día el trabajo impone retos y dificultades que hay que sobrepasar de la mejor manera, aunque muchas veces la alternativa correcta para hacerlo no es fácil de hallar. Uno se siente superado por el estrés o la angustia de la presión cotidiana. No se encuentran las palabras ni las respuestas adecuadas para llevar a cabo una tarea que se presenta como dificultosa.

Si se intenta buscar la mejor manera de responderle a quien impone una tarea con la cual uno no esta acuerdo, o encontrar una opción adecuada para comunicar una directiva de la forma correcta para lograr que sea escuchada y aceptada, y no se encuentra la vía, es que el emisor no esta siendo “asertivo”.

Ser asertivo consiste en afirmar la personalidad, la confianza en uno mismo y la autoestima utilizando una comunicación segura y eficiente. Una persona asertiva:

  • Se siente con libertad para expresarse de la manera más apropiada y según la situación.
  • Posee una comunicación efectiva, clara y con buen feedback.
  • Tiene metas claras. Sabe a dónde va y aquello que quiere conseguir. Está seguro de lo que pretende e implementa los recursos necesarios para establecer un lineamiento claro hacia las metas establecidas.
  • Sabe que no siempre puede ganar, pero la importancia radica en el esfuerzo por llegar a sus objetivos. Si no es así, se toma el tiempo para reformular el camino y dirigir nuevas estrategias para continuar. No se desalienta ante un fracaso, reformula y resignifica.
  • Establece una comunicación con un estilo delicado de discurso, sin ofender al interlocutor.

De esta manera, la asertividad es aquel respaldo que hace posible dejar explícita la posición que uno tiene y exhibir de una forma correcta los argumentos y sentimientos. El ser asertivo es una habilidad prioritaria en el mundo laboral, y lo mejor de todo es que no se nace siéndolo, sino que se adquiere con el tiempo.

Desarrollar la efectividad y seguridad permite contar con una herramienta fundamental para el ambiente laboral, porque ésta encierra otras habilidades como la confianza y la autoestima, fundamentales para tener la fuerza para imponerse de buena manera. Esto claramente es una ventaja ante otras personas que pudiendo tener muchas otras capacidades, no logran ser correctos al exhibirlas.

Para alcanzar dicha objetivo es preciso estar bien orientado hacia las metas, estableciendo claros lineamientos a seguir, desarrollando capacidades y habilidades comunicacionales, controlando las emociones, negociando, teniendo confianza yseguridad en uno mismo, entre otras.

Cabe aclarar que la aserción no implica agresividad, por el contrario, si la habilidad se desarrolla correctamente proporciona importantes beneficios. Incrementa la capacidad para aumentar la confianza y seguridad en uno mismo. Mejora la posición social, la aceptación y el respeto de los demás.

Para pedir un aumento de sueldo o un cargo mayor, solicitar menos carga laboral, denunciar un abuso laboral, y en muchas otras situaciones, es necesario valerse de la asertividad, saber dónde, cuando, cómo y por qué vamos a decir lo que pensamos.

Muchas personas prefieren tomar una actitud más pasiva ante este tipo de situaciones, porque creen que así evitarán conflictos con compañeros de trabajo o con los jefes, sin embargo lo que desconocen es que hay conductas para llevar a cabo una conversación compleja, es decir siendo “asertivos” para manejarla.

Así mismo es necesario que las personas que se encuentren en altos mandos, también sepan cómo y cuándo dar ordenes, solicitar explicaciones, etc. Es decir, en los momentos que requieran un mayor cuidado, deben valerse de la confianza y seguridad para saber cómo abordarlos.

Para lo anterior será necesario que el respeto prime por sobre todas las cosas, ya que una vez quebrada la confianza con el empleado es muy difícil volver a recomponerla y esto afecta directamente en que este último se vuelva menos motivado en su lugar de trabajo y por ende, sea menos productivo.

En definitiva, el ambiente laboral está requiriendo constantemente, en todos sus componentes, gente capaz de abordar de manera adecuada las necesidades que se le presentan ante un contexto de dificultad, tanto jefes como subordinados necesitan ser asertivos para responder de la mejor manera. Incluso es una habilidad casi o tan importante que las mismas que entrega una carrera profesional.

La recomendación es que cada vez que una situación laboral sobrepase a la persona y no se sepa como afrontarla, hay que buscar las respuestas a las preguntas básicas:¿qué pido o busco?, ¿cómo lo hago?, ¿cuándo es el mejor momento para hacerlo, y ¿por qué lo requiero? Para esto, hay que tener en cuenta que las razones deben estar claras, si uno mismo descree de su posición difícilmente lo creerá una segunda persona.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?