Inicio Salud y Belleza Cómo maquillar pieles maduras

Cómo maquillar pieles maduras

Compartir
Por: Poli Martínez, directora de Poli Make up Studio Store

Las pieles maduras, necesitan seguir otras pautas diferentes a las que puedan seguir las pieles más nuevas. Hay que evitar los excesos y las estridencias, porque lo que se busca es rejuvenecer el aspecto. Lo más importante a tener en cuenta es que lo más discreto es lo más elegante.

Hay mujeres mayores que con el fin de ocultar arrugas o líneas de expresión en el rostro, a menudo caen involuntariamente en el error de aplicar demasiado maquillaje. De esta manera logran llamar la atención e inadvertidamente acentúan las áreas que probablemente estén tratando de ocultar.

El secreto para crear una apariencia más joven radica en que el maquillaje en pieles maduras debe ser usado para alejar la atención de las líneas de expresión u otras áreas del rostro. Por ejemplo, si se quiere disimular las arrugas alrededor de los ojos, no es recomendable cubrirlas con polvo, en cambio, es conveniente enfocarse en la boca.

Pasos básicos a seguir

Para la mujer que a lo largo de su vida ha tenido la costumbre de maquillarse existen una serie de consejos que contribuirán a destacar sus mejores rasgos y disimular los que no sean tan atractivos.

El proceso se inicia hidratando la piel después de una adecuada limpieza del cutis. Aplicar la crema o emulsión de uso diario o alguna que incluya entre sus componentes vitamina E ya que reducen los signos de envejecimiento. Es ideal colocar una pre base con liposomas para así dar un aspecto saludable y hacer durar el makeup por 12 horas.

A continuación debe emplearse una base de maquillaje, cuya elección de tono es muy importante ya que se necesita emparejar las pequeñas imperfecciones que presenta la piel a esta edad, como manchas o arrugas. Lo mejor es elegir una base uno o dos tonos más claros que el de su piel, asegurándose que la fórmula no sea muy aceitosa o muy cremosa. También son recomendables las cremas humectantes con color.

Para aplicarla en toda la cara conviene usar los dedos o una esponja.

Si el maquillaje posee un efecto lifting, mejor, ya que ayudará a tensar la piel. La base de maquillaje debe ser fluida porque si usamos productos con mayor densidad se evidenciarán aún más los rasgos de edad y signos de expresión.

Siempre es recomendable aplicar una ligera capa de base, de tal forma que no rellene las líneas o arrugas. Hay que tener mucho cuidado, ya que si se usa un maquillaje con mucho brillo se necesitará igual cantidad de polvo para bajarle el tono y se cae en el riesgo de lucir exceso de maquillaje.

El trabajo correctivo requiere atención especial. Las ojeras deberán cubrirse con corrector claro para realzar las zonas que estén hundidas; a su vez, las correcciones oscuras realizadas con el lápiz marrón suave tendrán como objetivo realzar los pómulos y conseguir un rostro más definido.

El próximo paso es la aplicación del polvo, que debe ser traslúcido, fino y ligero para que mate los brillos, pero a la vez debe dejar en el rostro una sensación natural. Se recomienda aplicarlos con borla para poder llegar a todos los puntos donde pueda haber brillos, como en las aletas de la nariz, alrededor de los labios y la barbilla.

Con respecto al rubor y para lograr una apariencia natural es conveniente el tostado con pigmentos anaranjados, un color apropiado que se ve bien en cualquier piel y no llama la atención.

Los párpados en las mujeres maduras tienden a caer, de manera que si se utiliza sombra en la porción exterior del párpado puede crear la ilusión de un ojo más abierto. También se puede aplicar un poco de sombra beige en el pliegue para conseguir dar más luz. Las sombras brillantes no son adecuadas, por el contrario, las sombras mate o semi mate son ideales. Es importante evitar los brillos nacarados.

Siempre es necesario enmarcar los ojos con una discreta rayita en café (si el evento es de día) o negra (para la noche) para darles expresión y así reforzar la línea de las pestañas. Los lápices suaves, humectantes y livianos son más fáciles de usar, mientras que los delineadores líquidos se ven poco naturales. El delineador dará la impresión de pestañas más gruesas, lo que hace ver a los ojos más intensos; no se recomienda utilizar delineador en el párpado inferior si tiene ojeras, pues las puede acentuar.

Rizar las pestañas para ayudar a abrir los ojos y finalmente aplicar máscara extravolumen o rimel para espesar y separar las pestañas.

Para maquillar la boca elija colores luminosos pero discretos.

Labiales con suave tono dorado o rojos, y para el día los brillos frutales.

El delineador labial no necesita ser del color exacto del lápiz, pero debe parecerse al color natural de sus labios, con la idea de lograr un efecto muy suave y no pesado en la boca. Un error es cuando se puede ver el delineador a través del labial.

Un secreto: es altamente aconsejable colocar antes del makeup un producto serum anti age con caviar para así dar un aspecto más descansado a la piel y minimizar líneas de expresión y arruguitas.

Sentirse bien consigo misma brinda autoconfianza en todas las actividades que la mujer mayor realice, sin importar la edad. Tener en cuenta el popular refrán: “de la moda, lo que te acomoda”, ya que intentar estar al día como lo hacen las jóvenes puede llevar a cometer grandes errores.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?