Inicio Empresas y Negocios ¿Cómo reaccionan los “número uno” del mundo frente a la crisis global?

¿Cómo reaccionan los “número uno” del mundo frente a la crisis global?

Todos empezaron a escalar en el mundo de los negocios desde muy jóvenes. Con el paso de los años se convirtieron en dueños de sus propias megacompañías, compraron otras o se encaramaron en los centros de decisión mundial. Son número uno indiscutidos en mercados tan diferentes como el de la diversión, bebidas sin alcohol, petróleo o fondos de inversión.

El padre de los “megaresorts”
Kirk Kerkorian es el multimillonario estadounidense que amasó su fortuna en el mundo del casino. En estos días ha vuelto a jugar en un sector que conoce: el mundo del motor. Después de sus aventuras en Chryrsler, comenta Cotizalia, donde fue primer accionista y en General Motors, que abandonó un año después de alcanzar el 9,9%, apostó por Ford, pues lanzó una oferta por el 1% de la compañía, que le permitiría alcanzar el 5,6%, de concretarse.

A sus 90 años de edad, posee una fortuna de u$s16.000 millones y ocupa el puesto 41 en la lista Forbes de los hombres más ricos del mundo.

En sus orígenes vio en Las Vegas un manantial de dinero donde sólo había un desierto y cuatro edificios más. Kerkorian aterrizó en 1944 y comenzó a dedicarse al juego hasta que en 1947 reunió los u$s60.000 necesarios para comprar una pequeña compañía de vuelos chárter que cubría la ruta Los Ángeles a Las Vegas. En 1968 la vendió en 104 millones de dólares.

En 1962 levantó el Caesars Palace, y posteriormente construyó el International Hotel, en sus días el complejo hotelero más grande del mundo. De ahí su sobrenombre: “el padre de los megaresorts”, es decir, el tipo de edificio que cuenta con hotel, casino, tiendas y restaurantes, todo en uno.

Otra de sus aventuras empresariales lo llevó a comprar en los años 70 el estudio cinematográfico Metro Goldwyn Mayer y construyó el MGM Grand Hotel, que luego vendió por u$s594 millones.

Ahora, en medio de una de las crisis más severas en muchas décadas, pone en movimiento a su brazo inversor, Tracinda Corporation, para que siga adelante en la búsqueda y captura de nuevos negocios. Su último objetivo es Ford, donde tiene ya el 4,6% y apunta a llegar hasta el 5,6 comprando un paquete de 20 millones de acciones por 170 millones de dólares.

Carl Icahn, el tiburón corporativo
Carl Icahn es el terror de los consejos de administración. Cuando decide entrar en una compañía y la noticia trasciende al mercado, el tiempo se detiene. Una de sus actividades preferidas es poner en jaque a los directivos de las firmas en las que participa. Su filosofía de inversión se basa en entrar en firmas infravaloradas, detectar a los responsables de esta situación y hacerse con el capital suficiente para orquestar una auténtica campaña de lucha por el poder.

A sus 72 años, se encuentra entre los 50 personajes más ricos de mundo, según la revista Forbes. Toda una hazaña, pues tras licenciarse en Filosofía por la Universidad de Priceton aterrizó en Wall Street con u$s4.000 en el bolsillo ganados jugando al pócker.

Ahora, esa cifra se ha transformado en 14.000 millones y en el control del 90% de American Real Estate Partners. Icahn saltó a la fama a mediados de los años 80 cuando decidió lanzar una OPA hostil sobre la aerolínea TWA.

Con esta operación empezó a labrarse la fama de activista financiero que le acompaña hasta hoy y que él mismo se encarga de alimentar. En agosto de 2005, ocupó las portadas de los diarios financieros cuando puso contra las cuerdas a los gestores de Time Warner.

Icahn pretendía, además de hacerse con el control de la compañía, dividir el gigante en cuatro compañías separadas y reemplazar al presidente, Richard Parsons.

Finalmente, Time Warner cedió sólo a algunas de sus exigencias, y el multimillonario inversor se escondió en la sombra hasta enero de 2007, cuando hizo tambalear a Motorola al pedir un asiento en el consejo de administración de la empresa. Tras una dura lucha, en abril consiguió finalmente que la firma nombrara a dos representantes suyos para formar parte del consejo.

Su último avance fue contra Yahoo. Es que el multimillonario compró el 4% del capital del buscador de Internet, en un intento de propiciar la vuelta de Microsoft a la mesa de negociaciones. De hecho, muchos consideran que puede ser la pieza clave y el propulsor de un giro de 180 grados en los acontecimientos y actuar como intermediario entre Microsoft y Yahoo.

Por lo pronto, Icahn ya se puso manos a la obra y envió una carta al presidente de Yahoo, Roy Bostock, en la que acusa al consejo de haber actuado “irracionalmente” y haber perdido “la fe de los accionistas y de Microsoft”, al rechazar en varias ocasiones la oferta del gigante informático.

Además, el millonario inversor anuncia en la misiva que propuso diez nuevos consejeros para el consejo del grupo. La respuesta de Yahoo no se ha hecho esperar, pues Bostock respondía con otra carta en la que, de manera tajante, afirmaba: “No consideramos que vaya en el mejor interés de los accionistas de Yahoo permitirle a usted, y a las personas elegidas por usted, tomar el control de Yahoo con el expreso propósito de intentar forzar la venta. Pero la disputa continúa

El petrolero más poderoso del mundo
Rex Tillerson, el petrolero más poderoso del mundo, según el mismo medio, sostiene que en los Estados Unidos la opinión pública está cambiando su forma negativa de ver al sector y se ha vuelto en contra de las prohibiciones ambientales a la perforación. La escalada del combustible y la intensa labor de lobby del sector, incluyendo a Exxon, han conseguido lo que parecía imposible.

El desafío no es menor. Cuando los consumidores no dejan de quejarse por el alza de los precios, su labor disuasiva es fundamental para aquietar las aguas.

Nació en 1952 en Wichita, Texas. Desde enero de 2006 ocupa la presidencia de la mayor empresa petrolera del mundo, cualquiera sea la medida que se tome:

* u$s48.000 millones de ganancias estimadas para 2008,
* Más de u$s400.000 millones de ingresos y
* u$s466.000 millones de valorización bursátil.

Exxon es el rey de los gigantes y Rex, el máximo responsable de todas las decisiones de este poderoso grupo. Gobernar ExxonMobil es como presidir un país. Con un ejército de 80.000 empleados repartidos por todo el mundo, Tillerson tiene la vara de mando de la petrolera en un momento histórico, con resultados récord y unos precios del crudo jamás vistos e inimaginables hace tan sólo unos meses.

Entró a trabajar en la corporación en 1975 como ingeniero y en 1992 se convirtió en asesor estratégico de la compañía. En 1995 se convirtió en el primer ejecutivo para las actividades de la empresa en Yemen y tres años más tarde ocupó el mismo cargo para Rusia y la zona de extracción del Mar Caspio.

En 2006 asumió todo el poder, tras la retirada de Lee Raymond. Este mismo año, en la última Junta General de Accionistas (JGA) celebrada el 28 de mayo, Tillerson tuvo que defender su territorio ante la petición formal de separar los cargos de presidente y CEO del grupo. Ganó Tillerson.

La “dama de hierro” de la Gran Manzana
Indra Nooyi, CEO de PepsiCo, es lista e irreverente y además, tiene un sentido profético de los negocios. Tres aspectos marcaron su vida profesional y le han llevado a lo más alto en un mundo dominado por los hombres: el de Wall Street.

Su nombre es Indra Nooyi, nació en Madras (India) hace 52 años y se ha convertido en una de las mujeres más influyentes del mundo -según revistas como Fortune o Forbes- gracias a su liderazgo en una de las multinacionales insignia de los Estados Unidos: PepsiCo, donde aterrizó hace ya catorce años.

Sus comienzos no fueron nada fáciles. Llegó a los Estados Unidos con un traje de u$s50 y con ansias de crecer. “Las mujeres que llegan a la cima tienen que trabajar más duro que los hombres”, aseguró en muchas ocasiones. Y así lo hizo.

Licenciada en Matemáticas, Física y Química, Master en Administración de Empresas por el Indian Institute Management de Calcuta y con su diploma de Yale bajo el brazo, pasó por Boston Consulting Group vestida con un sari, el traje típico de los hindúes, como también por Motorola antes de aterrizar en PepsiCo en 1994.

En la firma, su ascenso fue imparable. En 2001 fue nombrada directora financiera del grupo y cinco años después se convirtió en presidente y director ejecutivo de PepsiCo. Se convertía en el quinto CEO en los 42 años de historia de la compañía y, además, era la primera mujer.

Apostó por la diversificación y los productos más saludables. Así vendió Pizza Hut, KFC y Taco Bell en 1997 y fue clave en la compra de Tropicana. Luego participó en la fusión de Quaker Oats con PepsiCo.

Estas operaciones permitieron a la compañía doblar su beneficio neto en cinco años, hasta los 5.600 millones de dólares, con ingresos que crecieron hasta un 72%.

Ahora, Nooyi se enfrenta dos grandes retos:

* La fuerte desaceleración económica y el consiguiente descenso del consumo de los consumidores, y

* el imparable encarecimiento energético y de las materias primas.

El grupo que dirige supo capear el temporal, al menos de momento, y entre enero y marzo de 2008 ganó u$s1.148 millones; un 4,7% más que en el mismo período de 2007.

Pese a estos temores, Nooyi prioriza ante todo a sus accionistas a quienes les acaba de anunciar un aumento de sus dividendos del 13,3 por ciento.

“El dividendo refleja nuestro compromiso con maximizar el valor de las inversiones de nuestros accionistas y nuestra confianza en el futuro crecimiento de nuestra compañía”, dice la CEO.

El mejor gestor de Europa tiene apellido sudafricano
La crisis financiera de los últimos meses obligó a los administradores de fondos de todo el mundo a afinar su puntería a la hora de componer sus carteras. Entre ellos se destaca el sudafricano Greg Kuhnert, que se alzó con el título de mejor administrador de Europa que cada año otorga Citywire, el grupo internacional de información financiera, según cita Cotizalia.

Graduado por la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo, ingresó a Ernst & Young, donde trabajó como auditor y consultor especializado en compañías mineras y financieras.

Cuatro años más tarde fichó por Investec Asset Management y se trasladó a sus oficinas en Londres, donde trabaja como analista de Asia y Mercados Globales.

Con una calificación AAA, Kuhnert ostenta el honor de tener el mejor ratio riesgo-retorno que cualquier otro administrador en todo el Viejo Continente, lo que significa que hizo más dinero por cada 1% de riesgo que asumió, que cualquier otro gestor.

Kuhnert consiguió durante tres años un retorno del 170% después de comisiones y honorarios, mientas la media de los gestores fue de 109%, según recoge Investec citando datos de Lipper Equity Asia Pacific ex Japan.

Si bien en los últimos doce meses obtuvo una rentabilidad acumulada del 25%, entre enero y marzo de 2008 las cosas se pusieron espesas para su fondo, y registró sus peores cifras en toda la historia, con un rendimiento negativo del 14,1%, un porcentaje inferior al -14,6% registrado por la media de los administradores de Asia Pacífico, excluyendo Japón, aunque muy superior al -3,6% si se compara con el mercado, según datos de Citywire.

Estas cifras contrastan con su mejor trimestre, que se produjo justo antes del estallido de la crisis subprime, cuando consiguió una rentabilidad del 19,7% frente al 7% del mercado.

A partir del segundo trimestre del año, el fondo está empeñado en superar el magro rendimiento obtenido y volver a brillar como antes. Para eso, está revisando su cartera de inversiones, que está generalmente compuesta entre 70 y 90 valores.

Ese número surge de un estudio que le permite a Kuhnert seleccionar las empresas más tentadoras luego de un seguimiento de 850 compañías en Asia.

“Buscamos evitar el ruido del mercado antes de tomar la decisión final sobre las acciones que nuestro modelo ha señalado”, comenta Kuhnert.

Otra de sus virtudes es su gran habilidad a la hora de aprovechar las oportunidades de inversión derivadas del boom de las economías asiáticas. Los 22 millones de libras del fondo Asia Ex Japan están diversificados un 35% en empresas tecnológicas y telecomunicaciones, un 16% de bancos y un 3% de consumo y salud, sectores que Kuhnert considera que seguirán teniendo valoraciones atractivas.

El fondo superó al S&P South East Asia durante los primeros tres meses de 2008 y durante todo 2007, así como al MSCI AC Asia Pacific ex Japan, según Standard & Poor’s.

El ranking de Citiwyre de 2008 se realizó en base al análisis de administradores de fondos en 34 sectores diferentes. Este año se elaboró a partir de los registros de rendimiento de más de 4.000 gestores y más de 6.000 fondos registrados en toda Europa.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?