Inicio Empresas y Negocios Con la llegada del verano aumentan los casos de hiperhidrosis

Con la llegada del verano aumentan los casos de hiperhidrosis

De la misma manera que aumenta el calor, crecen los casos de personas que consultan por cuadros de hiperhidrosis. Es una patología poco reconocida y en muchos casos las personas que la padecen lo ocultan por vergüenza. Se caracteriza por la sudoración excesiva de algunas zona del cuerpo e interfiere en las actividades cotidianas, en los ámbitos laborales, con amigos, la familia y en la intimidad de la pareja. De acuerdo con un estudio alemán[1] se estima que el 73% de las personas que la sufren se sienten emocionalmente perjudicados y socialmente afectados.

“Estos pacientes sufren de manera silenciosa día a día, ya que evitan el contacto social o dar la mano para no mojar al otro” explica Laura Mijelshon, médica dermatóloga, Miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología y Docente de la Universidad de Buenos Aires. La hiperhidrosis palmar y plantar suele afectar a los niños desde edades tempranas convirtiéndose en un verdadero problema. Aprender a escribir y utilizar cierto tipo de calzado, es un motivo de vergüenza que persiste en la adolescencia.

El tipo más frecuente de hiperhidrosis es la axilar ya que alcanza el 60% de los casos. Se desarrolla por la hiperactividad de las glándulas sudoríparas de esa área y provoca que el individuo se sienta antihigiénico, teniendo que cambiarse la ropa muchas veces durante el día.

La gran mayoría de las personas que padecen esta afección, la sufren en silencio, con pudor y humillación. Este mismo estudio dio como resultado que un 67.5% de las personas manifestó sentirse obstaculizado al conocer a personas por primera vez, un 55.1% limitado para desarrollar relaciones con otras personas y alrededor de 50% se siente incómodo al dar la mano y estar en lugares públicos. En la esfera laboral, los pacientes se ven muy afectados, sienten que su trabajo sufre una disminución en la efectividad, sienten esta enfermedad como un obstáculo para su desarrollo profesional y afirmaron que su trabajo se ve más desprolijo.

La clave del tratamiento para la hiperhidrosis radica en el correcto diagnóstico médico. Dependiendo de la causa y tipo de manifestación, el médico aconseja el tratamiento. Es importante destacar que la hiperhidrosis esta en muchos casos sub diagnosticada y es por ello que es clave la consulta con un dermatólogo, quien sería el especialista indicado para evaluar el cuadro e indicar un tratamiento adecuado.

La especialista explica que entre los tratamientos disponibles se encuentran los anticolinérgicos que son comprimidos orales que disminuyen la sudoración pero sin resolver el problema, por lo que es un método en desuso debido a que produce efectos colaterales como sequedad en zona de la boca, ojos, nariz, etc.

Los desodorantes y antitranspirantes se utilizan para eliminar o atenuar el olor de la transpiración y también inhibir la proliferación bacteriana. En los casos más severos de hiperhidrosis puede resultar insuficiente. Además, puede causar irritaciones que obligan a suspender su uso.

Las sales de aluminio se aplican a través de una solución líquida sobre el área de 2 a 3 veces por semana. Si bien es efectivo, alrededor del 40 % de los pacientes no tolera este tratamiento ya que suele producir irritaciones o dermatitis en la piel tratada. Pero actualmente se utilizan las sales de aluminio complejas que no dan una acidez demasiado alta.

“La aplicación de BOTOX® es un métodos nuevo para el tratamiento de la hiperhidrosis, especialmente en la zona de las axilas, que ya cuenta con la aprobación de organismos regulatorios como la FDA y la ANMAT”, detalla Laura Mijelshon. Se realiza por medio de la administración de una serie de pequeñas inyecciones locales intradérmicas en la zona a tratar. El procedimiento es mínimamente molesto y la región a tratar no suele requerir ningún tipo de anestesia. Los resultados se hacen notorios en los tres y diez días, y el procedimiento suele realizarse dos veces al año, aunque en algunos pacientes puede reducirse a una sola aplicación anual.

La cirugía consiste en una ablación selectiva de los ganglios simpáticos paravertebrales a nivel cervical para tratar la hiperhidrosis de las palmas y axilas. Requiere de anestesia general y su efecto suele ser definitivo. Puede presentar algunos efectos secundarios como sudoración compensatoria a nivel de la espalda, abdomen, región lumbar y piernas (hasta en el 90% de los pacientes).

Consejos:
Para mejorar la calidad de vida:
* Tomar la decisión de consultar con un especialista.
* Existen tratamientos para cada tipo de hiperhidrosis.
* Usar indumentaria liviana, preferentemente de algodón.
* Intercalar los zapatos para dejarlos reposar, de esta manera el cuero se seca y no toma mal olor.
* Comer saludablemente, evitando las comidas muy picantes.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?