Inicio Bon Vivir Vinos y Bodegas Consejos para catar un vino

Consejos para catar un vino

Creo que nunca está de más recordar algo útil, y hoy les propongo recordar los pasos que se deben seguir para catar un vino. El objetivo fundamental de una cata de vinos es analizar las sensaciones que nos produce al degustarlo, a pesar de las apariencias, catar es algo sencillo.

No es un área reservada sólo para los expertos sumilleres e iniciados en la materia, nosotros en nuestras propias casas podemos aprovechar cada oportunidad en la que abrimos una botella de vino para disfrutarlo de una forma diferente, con todos los sentidos bien despiertos.

Como les dije antes, el conocimiento del vino es un privilegio que está al alcance de cualquiera y catar no es complicado, sólo hay que seguir determinados pasos para lograr que la experiencia sea fructífera.

Tomando en cuenta grandes rasgos se pueden dividir las fases de la cata de vino en tres áreas: la visual, la olfativa y la gustativa

Fase visual
* Descorchar y verter el vino.
* Es muy importante la elección de la copa dependiendo del tipo de vino y siempre sujetarla por el pie para evitar que el vino se caliente.
* Al descorchar una botella lo primero a analizar es su corcho. Éste debe estar ligeramente humedecido por el vino, lo que demuestra que la botella se ha guardado siempre inclinada.
* En la fase visual se observa si la superficie del vino es brillante o mate, si tiene transparencia y limpieza. Se puede utilizar una superficie blanca para apreciar mejor el color.

Fase olfativa
* Se aproxima la nariz a la copa para comprobar de manera global que no hay aromas desagradables en el vino.
* Es recomendable que en la fase olfativa primero se huela el vino sin haber movido la copa para extraer los aromas más sutiles.
* A continuación se balancea la copa para agitar el vino porque es así como se desprenden los componentes aromáticos.
* En esta parte de la cata se determinan la intensidad y la clase de aromas que se perciben. Tres son los aromas que se han de descubrir: los primarios (los que aporta la variedad de la uva), secundarios (procedentes de la fermentación) y los terciarios o ‘bouquet‘ que son los aromas de la crianza.

Fase gustativa
* Se toma un pequeño sorbo que se hace pasar a lo largo y ancho de la lengua para que las papilas detecten todos los gustos.
* Igualmente se aspira aire con el vino en la boca y se saca por la nariz para volver a oler los aromas, aunque, a diferencia de la fase olfativa, en este caso es por vía retronasal.
* En esta fase se valora el ataque o primera impresión, el paso en la boca, el postgusto y el retonasal.
* Por último se traga y todos los aromas y sensaciones persisten en la boca después de ser ingerido. Esa mayor o menor persistencia en boca es la que permitirá distinguirlos.


Fuente: El Gran Catador

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?