Inicio Empresas y Negocios Continúa la recuperación de México en 2011, a pesar de una esperada...

Continúa la recuperación de México en 2011, a pesar de una esperada desaceleración en el crecimiento económico

Después de una profunda recesión en 2009, el aumento de los precios del petróleo y la demanda renovada de los Estados Unidos, que cubren aproximadamente el 80% de las exportaciones mexicanas, facilitaron el repunte de la economía en 2010. La recuperación de la demanda de Estados Unidos impulsó la industria y el turismo. Con el aumento de importaciones de bienes y servicios, las cuentas externas, sin embargo tuvieron un impacto neutro sobre el crecimiento del PBI. La actividad económica fue impulsada por la demanda interna y, especialmente, por una tendencia positiva en la inversión nacional y extranjera.

El consumo de los hogares se ha beneficiado de la reducción del desempleo y salarios más altos, pero siguió siendo limitado debido a la débil recuperación de las remesas enviadas por los trabajadores emigrantes. En 2011, la recuperación continúa, a pesar de una esperada desaceleración en el crecimiento. El aumento de los precios del combustible y una moderación del crecimiento en los Estados Unidos han frenado las exportaciones de automóviles a ese país. Este sector, que registró un fuerte crecimiento a finales de 2010 y principios de 2011, también ha sufrido debido a las interrupciones de los suministros de las plantas japonesas. La actividad se ha mantenido impulsada por la demanda interna y la inversión. La confianza del consumidor está mejorando, aunque las ventas al por menor se han mantenido por debajo de los niveles pre-crisis. Industria y construcción son los sectores más dinámicos.

Comportamiento de pago estable

El empleo ha mejorado, pero los empleos ofrecidos son a menudo temporales, lo que refleja la incertidumbre que rodea las perspectivas empresariales en relación con la actividad de EE.UU. Enfrentándose además con la competencia asiática, sectores con un bajo valor añadido (especialmente entre las plantas de montaje) están en problemas por la pérdida de competitividad, atribuible principalmente a la falta de flexibilidad en el mercado laboral. Las empresas más pequeñas siguen estando obstaculizadas por la política restrictiva de los bancos, mientras que éstos continúan dando preferencia a las grandes empresas en el desarrollo de sus carteras. En este contexto, el comportamiento de pago se espera que permanezca estable y cerca de la media mundial, una tendencia reflejada en los índices de impago de Coface.

Situación financiera bajo vigilancia

El repunte de los precios del petróleo en 2010 junto con el crecimiento de la economía llevó a las autoridades a revisar al alza el gasto público, en particular las inversiones de la compañía petrolera nacional Petróleos de México (Pemex) con la inversión directa extranjera excluida del sector. El mantenimiento de la capacidad de producción de PEMEX es de importancia estratégica, ya que los ingresos que genera representan aproximadamente un tercio de los ingresos del gobierno. Los altos precios del petróleo deberían ayudar a reducir el déficit público en un 2,5% del PBI en 2011. La deuda pública extranjera ha estado creciendo y México ha aprovechado el interés en los mercados de países emergentes para cubrir las necesidades de financiación a largo plazo – o incluso de préstamos a muy largo plazo. El déficit de cuenta corriente, mientras tanto, podría aumentar ligeramente en 2011 como consecuencia del deterioro de los balances invisibles en ausencia de una recuperación en transferencias de trabajadores emigrantes. Para cubrir unas importantes y crecientes necesidades de financiación, México, probablemente podrá tener en cuenta las entradas de inversión extranjera directa y préstamos de largo plazo del extranjero. Sin embargo, en vista de la posición vulnerable externa de México, las autoridades han tomado la precaución de solicitar una nueva prórroga de dos años de la Línea de Crédito Flexible otorgada por el FMI en abril de 2009 (cuando el peso se depreció). La línea de crédito ha sido ampliada y aumentada de 43 billones de dólares a 73 billones de dólares, que mejoran la capacidad de México para soportar una crisis de liquidez.

Ritmo lento en reformas y persistente clima de inseguridad

En julio de 2009, a mitad de periodo legislativo, el Presidente Calderón, del partido conservador PAN perdió la mayoría a favor del partido rival, el PRI. Antes de las próximas elecciones presidenciales (Julio de 2012), el avance de las reformas, por lo tanto, se enfrentará a una resistencia política y social más fuerte. Mientras tanto, el empeoramiento del clima de inseguridad y violencia atribuibles a la delincuencia organizada vinculada al tráfico de drogas, representa un desafío creciente para la autoridad gubernamental.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?