Inicio Empresas y Negocios Crecimiento sostenido para el aceite de semillas

Crecimiento sostenido para el aceite de semillas

La industrialización de oleaginosas en la Argentina ha venido demostrando un crecimiento sostenido. En la última década, el aumento de inversiones dirigidas a modernizar plantas e incrementar la obtención de aceite y pellets la han transformado en una de las más eficientes del mundo.

En el año 2010, el giro total del complejo oleaginoso alcanzó los 69.024 millones de pesos. El 57% de esa suma corresponde a las harinas proteicas, mientras que el otro 43% perte! nece a los aceites (unos 30.009 millones de pesos). Entre 2004 y 2010, la capacidad instalada para procesar granos en esta industria pasó de 108.208 a 159.878 toneladas diarias -un incremento del 47%-, y las plantas de elaboración activas llegaron de 46 hasta 54. Alguna de ellas se establecieron en nuevas provincias, como Santiago del Estero y La Pampa, y se caracterizaron por su mayor tecnología y su alta capacidad de molienda.

Aunque en el país se elaboran aceites de distintas semillas, el aceite crudo se obtiene principalmente de la soja y el girasol, que representan el 99% de la producción. Las industrias más importantes se hallan en la región de Rosario, localización favorable para la exportación.

“Desde el año 2000 se observó un incremento continuo de la producción de aceite, tendencia que acompañó la creciente producción de granos. Ésta se revirtió en 2008, al disminuir la producción primaria por la caída de los rindes y un paro agropecuario que ! afectó el normal abastecimiento de las industrias. Y continuó en caída en 2009, con una fuerte sequía que amenazó la disponibilidad de materia prima, pero en 2010 se retornó a la tendencia de crecimiento”, explica Gonzalo Vázquez, Director de CLAVES ICSA.

Según la edición 2011 del estudio que la consultora realiza sobre este sector, existen actualmente en el país alrededor de 75 empresas que elaboran aceites crudos, refinan y envasan. Allí el empleo alcanza los 9.300 puestos en forma directa, aunque cabe destacar que el sector es, además, un importante multiplicador de trabajo indirecto. La oferta se encuentra altamente concentrada, ya que 5 empresas absorben el 72,6% de las exportaciones, y las 10 primeras explican el 90% de la facturación del sector. Un segundo grupo concentra el 7% de la producción, exporta escasos volúmenes y abastece al mercado interno del crudo para biodiesel y refinado; y un último conjunto de empresas -que solo abarca el 3% de la facturación del sector- se encuentra abocado al mercado interno y tarea! s de refinado, envasado y distribución.

La industria de aceites muestra una estrecha dependencia con relación a dos factores: por un lado, la demanda mundial de alimentos y el aumento de la población, y por otro -especialmente en los últimos años- la expansión de la producción de biodiesel en nuestro país. En relación a las exportaciones, si bien China -principal destino- impuso restricciones a sus compras de aceite de soja argentino, se registró un aumento en las ventas al exterior, absorbiendo India esta producción. En cuanto a la industria del biodiesel, su desarrollo impulsa desde 2007 un aumento notable del consumo de aceite crudo, que en 2010 representó el 74% de la producción.

“Para este año es esperable un leve descenso en la producción del sector, del orden del 8%. Esto se debe a una disminución en la disponibilidad de materia prima a causa de una importante sequía. Sin embargo, se espera que se consolide el aumento de precios internacionales a! contecido a fines del 2010 y se logre un aumento del orden del 25% en el promedio anual respecto al año anterior”, concluye Vázquez.

Principales 5 tendencias estratégicas del sector ACEITES DE SEMILLAS

#1 Crecimiento del mercado interno: A partir de 2007 se verifica un aumento sostenido del consumo de aceite interno crudo, en especial el de soja, que durante 2010 significó el 74% del consumo de aceite crudo. Desde 2006 la capacidad instalada de la industria nacional de biodiesel creció un 2250%, llegando por esta época rápidamente a un nivel de madurez, por una caída de la percepción de riesgo. Durante 2011 se concretarán dos inversiones importantes, por parte de Cargill y Unitec Bio, que llevarán la capacidad total de producción nacional de biodiesel a 3.084.000 toneladas/año, un 24% más que en 2010.

#2 Crecimiento de la demanda mundial: el consumo de aceite se encuentra estrechamente vinculado a la evolución del consumo de alimentos de la población mundial, que a la vez s! e ve influido por el crecimiento poblacional y las mejoras en su ingreso, ambas variables con altas proyecciones de evolución. De esta manera se asegurarían los mercados internacionales.

#3 Aumento de la tecnología: Instalación de nuevas plantas que se caracterizan por su mayor tecnología (“extracción por solventes”, que resulta más eficiente) permitiendo una alta capacidad de molienda y mayor productividad. En el país existen en funcionamiento 54 plantas: el 55% son por extracción de solvente, 29% usan ambas tecnologías y solo 16% utilizan el método de las prensas continuas.

#4 Aumento de la concentración: Se observa un aumento en la concentración, ya que las plantas son cada vez más grandes y están en poder de las principales empresas del sector. Las primeras 8 empresas concentran el 89,5% de la capacidad instalada.

#5 Alza precios internacionales: Durante 2010 se observa una recuperación de los precios internacionales. Se e! spera que se consolide la tendencia de comienzos de año, donde se regi s tró un aumento, y se llegue en promedio a un incremento del 25% respecto al año anterior.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?