Inicio Empresas y Negocios Detalles rosas en la decoración romántica

Detalles rosas en la decoración romántica

Compartir
Por: Virginia Escribano, Aires de Bohemia

Decorar con estilo romántico puede ser una opción atractiva, aunque suele ser empleada por una escasa cantidad de personas, ya que por otro lado se la asocia con cierta superficialidad, liviandad o candidez.

Para aquellos que estén interesados intentaré acercarles algunos consejos para aplicar el rosa en la decoración y el mobiliario romántico.

Evidentemente, será una excelente alternativa para todas aquellas personas con un fuerte instinto romántico y que consideren a la delicadeza y a la sutileza como virtudes.

El resultado del uso de mobiliario o complementos en rosa provoca un efecto fuertemente tranquilizador y pacificador.

Es cierto que muchos se muestran reacios a decorar con este color, pero usado moderadamente puede dar un gran toque a las estancias de nuestro hogar.

Incluso está demostrado que el rosa profundo tiene propiedades relajantes por lo que todos los hogares deberían tener por lo menos un poco de rosa en alguna parte.

El color rosa reúne muchas cualidades, transmite dulzura y vitalidad, combina muy bien con muchos otros y tiene tonos diversos que se pueden alternar para conseguir efectos decorativos interesantes, desde el rosa chicle más delicado para los más clásicos, hasta el fucsia más eléctrico para los más atrevidos.

Es uno de los colores más aconsejados por el Feng Shui, para los cuartos de las niñas aunque puede ser combinado con detalles en otros colores: el rosa sobre blanco, resalta especialmente la pureza y la inocencia de los bebés. Para niñas más grandes, podemos combinar con naranja, verde o amarillo. En realidad, casi se puede combinar con cualquier color, incluso con el rojo, que antiguamente no se los concebía juntos y en la actualidad, no sólo es aceptable sino que además está de moda.

Habitualmente suelen elegirse estos colores pasteles en dormitorios, ya sea en el caso de las habitaciones infantiles de niñas, como en espacios de adultos amantes del romanticismo. Aunque lógicamente, y más allá de fanatismos, pueden ser claramente más efectivos y destacados en dormitorios para niñas.

A la hora de emplear estos tonos en los muebles es ideal incorporar pequeños detalles y accesorios en juego, como por ejemplo ramos de flores. Se trata de generar un clima único y especial, empleando por ejemplo telas suaves que sean agradables al tacto y aporten fineza y sutileza al conjunto.

Los muebles en estos colores deben incorporarse preferentemente sobre la entrada de los ambientes, ya que la sensación de tranquilidad que transmiten será así mejor valorada y se potenciará.

Aunque el color rosa es ampliamente considerado como el color que representa el amor y, por ende, un emblema en la decoración romántica, no se debe exagerar en su aplicación. Lo ideal es utilizarlo sólo en pequeñas dosis y sin saturar los ambientes para crear espacios románticos y dulces, con una estética agradable.

Asociaciones cromáticas más adecuadas
Desde luego no es la mejor opción mezclarlo con amarillo o azul. Es preferible, más bien, combinarlo con otros colores de tal forma que el resultado sea un ambiente alegre y acogedor.

El rosa y el verde son colores complementarios, es decir opuestos en el círculo cromático, es decir que juntos resultan colores que contrastan produciendo una sensación vibrante y vital y a la vez armónica.

El color verde lima en una pared realza los distintos tonos de rosa que se puede utilizar por ejemplo en tapicería y el resto de los accesorios. Para equilibrar el conjunto el color blanco de los muebles y el suelo es fundamental. La combinación de colores rosa y verde pero atenuada con blanco en su composición logra una escala cromática de hermosos tonos pastel. En general los colores pastel combinan bien entre sí, es por eso que los tonos amarillos o cremas también funcionan muy bien en este tipo de esquema de color.

El rosa, el blanco y el turquesa es otra combinación muy utilizada, esta paleta de colores otorga vida y alegría a cualquier ambiente sin dejar de imprimirle un sello romántico.

También el rosa mezclado con el chocolate es una combinación que funciona muy bien acentuando la elegancia de cualquier estancia. Pero incluso en este caso, todo es cuestión de gustos.

Un consejo: conviene que te equipes con una paleta cromática y hagas distintas pruebas, así encontrarás la combinación perfecta según tu preferencia.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?