Inicio Salud y Belleza Durante la dulce espera, el agua es tu mejor aliada

Durante la dulce espera, el agua es tu mejor aliada

El agua contribuye a preparar tu cuerpo para que puedas afrontar los cambios fisiológicos que experimentarás durante el embarazo, además te ayudará a aliviar varios de los malestares y efectos colaterales propios de esta etapa tan especial de tu vida.

Durante el embarazo, el agua cumple un rol fundamental porque además de rodear y proteger a tu bebé, transporta los nutrientes que necesita para crecer y desarrollarse.

En el vientre materno, tu bebé se encuentra protegido por el líquido amniótico que le sirve como amortiguador de los impactos que provienen del exterior y además le brinda protección anti-microbiana. Así es como en tu panza, el agua más segura protege a tu bebé.

Cuando estás embarazada, el agua de tu cuerpo protege a tu bebé. Protegelo vos también eligiendo el agua mineral más pura para crearla. Villavicencio, es un agua pura y natural de montaña que por su contenido de minerales esenciales hidrata profundamente cada célula del cuerpo.

Villavicencio te brinda algunos consejos para cuidarte mejor durante el embarazo

  • Los volúmenes de sangre en el embarazo aumentan hasta un 50% y la misma se vuelve más viscosa durante ocho meses, por ello es tan importante beber mucha agua para evitar la hipertensión y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.
  • El saco amniótico recambia todo su volumen tres veces por día. Por ello, es esencial mantener tu cuerpo siempre hidratado tomando 8 vasos diarios de agua mineral, para reponer esta gran demanda de líquido.
  • En muchos casos beber agua mineral también puede aliviar las náuseas matinales.
  • Tu piel también sufre numerosos cambios. Además de expandirse para acompañar el crecimiento de tu panza, pueden aparecer manchas por una mayor producción de melanina. Para verte bien, necesitás tener la piel elástica y flexible. Para esto es vital una hidratación profunda por dentro y por fuera. Beber abundante agua mineral todos los días es el secreto para mantener tu piel radiante, tersa y sana.
  • El agua que posee tu cuerpo en este período es mayor a lo habitual, lo que hace que el filtrado renal aumente un 30%. En el embarazo, además existe un mayor riesgo de contraer infecciones urinarias debido a que los cambios hormonales hacen que el riñón trabaje más lento. Una correcta hidratación y el consumo diario de agua mineral disminuyen el riesgo de infecciones en las vías urinarias como la cistitis.
  • La constipación es una de las molestias más típicas del embarazo. Hace que te sientas molesta y pesada, impidiéndote disfrutar de esta etapa tan plena para la vida de toda mujer. Tomando 2 a 3 litros de agua mineral por día durante el embarazo, contribuís a tener un mejor tránsito intestinal.
  • Los calambres son otra molestia común para las futuras mamás. Una de sus causas es la modificación en el balance del agua corporal, sumada a una alteración en los electrolitos (elementos químicos que se encuentran en el agua corporal e intervienen directamente el comportamiento celular). Una correcta hidratación con agua mineral contribuye a reestablecer el balance corporal adecuado para sentirte sana, plena y vital todos los días.

Si el agua es mejor, tu embarazo es mejor.