Inicio Empresas y Negocios El 89% de las empresas argentinas considera que puede ser víctima de...

El 89% de las empresas argentinas considera que puede ser víctima de un fraude

La consultora Ernst & Young presentó la segunda edición de la encuesta que se realiza en el país sobre el impacto del fraude en las organizaciones, en el último año el 19% de las empresas relevadas fue víctima de un fraude, el 89% considera que su empresa está expuesta a un ilícito y el 56% no lleva a cabo una política de concientización.

En relación al tipo de fraude, el 34% de los ejecutivos señaló que fue a través de la connivencia entre empleados y terceros, 31% robo de activos, 23% robo o manipulación de información, 8% fraude de estados financieros y 4% otros. Las áreas de compras (34%), finanzas (21%) contabilidad y reporting (14%) y sistemas (14%) fueron identificadas por los encuestados, como las más sensibles para la comisión de este tipo de delitos.

“El 71% de las compañías consultadas destacaron que el porcentaje del fraude sobre el total de facturación llegó hasta el 10% y el 52% afirmó que fue por montos entre 10.000 y más de 500.000 dólares”, señaló Walter Larriva, Director de la práctica de Prevención de Fraudes de Ernst & Young Argentina.

Con respecto a los autores del delito, el 61% de los encuestados sostuvo que los autores son de la propia compañía, el 19% por connivencia entre empleados y personas externas a la firma y 10% a través de un cliente. A pesar del daño, el 72% no fue llevado a juicio y el 11% se arribó a un arreglo entre las partes.

De acuerdo a la opinión de los ejecutivos, implementar un mayor control interno (25%), aumento de la moral de los trabajadores y el sentido de pertenencia (25%), menor rotación de personal en sectores clave (14%), adecuada segregación de funciones (14%), mejores salarios (13%) y estructura permanente antifraude (9%), son las seis medidas más importantes a tener en cuenta, para combatir y/o prevenir el fraude.

“Los empresarios consideran que los procedimientos más adecuados para evitar los ilícitos son en un 50% las investigaciones, el 33% análisis de datos mediante software expertos, 9% líneas de denuncia y 8% ninguno”, agregó Larriva.

El 10% considera que las disposiciones de la ley Sarbanes-Oxley contribuyen a minimizar el acontecimiento de fraude, mientras que otro 19% cree que su influencia es relativa. Para el 86% las leyes y/o regulaciones argentinas que contemplan sanciones para este delito no son una barrera de disuasión.

Por último, casi un 70% de los que respondieron reconocieron tener debilidades o no cuentan con procedimientos adecuados para la seguridad física, a la hora de identificar proveedores con los que se relaciona la compañía y que llevan a cabo tareas dentro de la misma.

La encuesta fue realizada entre más de 300 gerentes de marketing/comercial, CFO, gerentes generales y otras posiciones. El 22% de las empresas consultadas corresponden al área de servicios informáticos y consultoría, 17% Otros (Turismo, Educación, Seguridad, etc), 9% sector financiero, bancos y seguros, 9% consumo masivo, 7% inmobiliario y construcción, 7% agro, ganadero y pesquero, 7% telecomunicaciones, entretenimiento y medios gráficos, 7% industrial y manufacturero, 6% energía, químico y servicios públicos, 5% gubernamental, 3% industria farmacéutica y 1% organizaciones sin fines de lucro.

Algunos tipos de fraude

Connivencia, certificaciones de compras y servicios en cantidades y montos superiores a los realmente entregados por los proveedores.

Sobre o sub-aplicación de tasas de interés y tipos de cambio en operaciones financieras.

Garantías y veraz apócrifos, ventas inexistentes, desvío de productos de un cliente/mercado a otro. Operaciones, lecturas de medidores ficticios, conexiones/instalaciones clandestinas realizadas por personal de la compañía, etc.

Registro de operaciones inexistentes, ajustes realizados sin análisis previo por “inmaterialidad”, etc.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?