El pasado 22 de junio se realizó un nuevo encuentro del “Grupo Promotor de Buenas Prácticas en la Cadena de Valor” en las oficinas de Banco Galicia, de la Ciudad de Buenos Aires, donde participaron representantes de distintas empresas para debatir acerca de la sustentabilidad en la cadena de valor con foco en proveedores y contratistas. El Grupo es impulsado por Valor, RSE+Competitividad de AMIA, y promovido por BID/Fomin.

Del diálogo participaron ejecutivos de empresas, principalmente, responsables de las áreas de Responsabilidad Social Corporativa/Sostenibilidad y de Compras y Contrataciones: Jesica Lores (Adecco); Dolores González Chávez (Aramark); Martín Ramírez (Banco Galicia), Manuel Garda Olaciregui (Banco Galicia); Fabián Selas (Banco Galicia); Guillermo Ortega (TGS); Esteban Roni (Telecom); Anabella Troncoso (Gire); Vanesa Baranda (Gire); Natalia Bernasconi (Mastellone Hermanos); Eduardo Laurenci (Lausol); Jaime Hernando Pinzón Jeréz (Conteras); Celeste Etchebarne (ex Novartis); Octavio Vélez Yaung (Mimo) y María Laura Miedziak (Mimo).

Fernando Passarelli, Coordinador General de Valor, estuvo a cargo del marco introductorio de la reunión, donde se destacó la incidencia de la cadena de valor en la estrategia de negocios de las empresas y los puntos críticos dentro de la misma. En base a encuestas compartidas provenientes del Ethical Corporations de Londres, en la que CEOs de las principales corporaciones fueron consultados, la trazabilidad, los asuntos ambientales y DDHH, aparecieron en el centro de las preocupaciones empresariales con relación a la gestión de la cadena de valor.

Se enfatizó en la importancia de la “competitividad extendida” y la gestión de riesgo: “Los estándares globales de sustentabilidad, todos ellos, contienen un mandato a las empresas de gestionar los impactos en la cadena de valor”, observó Passarelli. Luego se discutió acerca de la nueva guía ISO 20.400 para las Compras Sustentables que se encuentra en desarrollo, y las oportunidades y desafíos en la evaluación y auditorias de proveedores y contratistas.

Los participantes compartieron sus inquietudes y experiencias en sus respectivas empresas, destacándose algunos puntos en particular:

– En cuanto a la actual tendencia de responsabilidades extendidas en la cadena de valor y su impacto en el negocio, los participantes coincidieron con que:
“Hay que lograr un equilibro para tener a los proveedores como aliados, ya que si se elevan en forma excesiva los requisitos, muchos proveedores pueden quedar excluidos resintiendo así el abastecimiento de la compañía. Por el contrario, si el requisito es bajo, el riesgo para la empresa contratante puede ser muy perjudicial.”

“Es necesario analizar qué tan determinante es el proveedor para el negocio y acompañar a los proveedores que son centrarles para la empresa. Tener muy en cuenta además que excluirlo puede ir en contra de otros aspectos de la política de RSE de la empresas, como el generar inclusión.”

– Con relación a cómo se preparan los Departamentos de Abastecimiento para integrar criterios de sustentabilidad en su gestión cotidiana, considerando que los procesos tradicionales de compras se implementan en base a criterios exclusivamente comerciales, se planteó la necesidad de adoptar un enfoque integral de la gestión de la RSE:

“Los estándares sustentables deben adoptarse por derrame de arriba hacia abajo, de manera transversal a la organización, y no sólo en el área de compras. Es la decisión política de liderazgo la que facilitará que esto suceda.”

“En toda la empresa debe haber un marco común que todos cumplan y que las distintas áreas no trabajen como islas, sino a través de la consulta interpares.”

“Al mismo tiempo, analizar si en el área de compras están las capacidades instaladas. Es preciso capacitar a los proveedores en temas de sustentabilidad, pero es igualmente importante capacitar al equipo de compras. Ya que, al fin y al cabo, elevar los estándares de los proveedores es elevar los estándares de la propia empresa”.

– En lo que se refiere a las auditorías y evaluaciones, las empresas reconocieron la necesidad de integrar criterios de sustentabilidad en la evaluación de proveedores y contratistas. Se consideró que las auditorías, progresivamente, deberían avanzar hacia un esquema en el que las visitas de terreno generen una retroalimentación que sirva de insumo para el rediseño de la gestión de compras.

¿Querés enterarte al instante en tu smartphone?
Seguinos en nuestro canal de Telegram: https://t.me/todoenunclick

También podes seguirnos en:

Twitter: @todoenunclick
Instagram: @todoenunclik
Facebook: https://www.facebook.com/todoenunclick/
Algunos Servicios recomendados por Todo en un click


¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?