Inicio Tecno El informe Technology Vision 2013 de Accenture destaca la convergencia de las...

El informe Technology Vision 2013 de Accenture destaca la convergencia de las tendencias de TI como impulsor de la digitalización de las empresas

Según un nuevo informe de Accenture (NYSE: ACN), la convergencia de los medios sociales, la computación móvil, las técnicas de analytics y la nube están transformando la forma en que operan los negocios, y las empresas que adopten las tecnologías disponibles para “volverse digitales” se encontrarán mejor posicionadas para aprovechar las oportunidades de negocios rápidamente cambiantes y superar ampliamente a la competencia.

El informe Accenture Technology Vision 2013 indica que, en tanto la tecnología se ha vuelto central para prácticamente todos los aspectos de un negocio, todo negocio es un negocio digital, y todos los Senior Leaders –no sólo los CIO– deben ser capaces de comprender, adoptar e impulsar valor a partir de las nuevas tecnologías que afectan sus organizaciones. Los software actuales, por ejemplo, tienen el potencial de cambiar el modelo de negocios de una compañía o industria en el futuro, dice el informe.

“Las organizaciones y sus líderes deben “resetear” el modo en que usan la tecnología para impulsar su diferenciación en el mercado, profundizar las relaciones con los clientes y producir crecimiento y rentabilidad”, dijo Paul Daugherty, Chief Technology Officer de Accenture. “Nuestro último informe Technology Vision señala que hoy en día se dispone de la tecnología necesaria para alcanzar estos objetivos de negocios, pero que es necesario adoptar una nueva mentalidad digital para aprovechar este potencial. El poder y el alcance de las tendencias convergentes de Tecnología Informática (TI), como por ejemplo la movilidad y la nube, significan que los líderes de negocios deben comprender las implicaciones de un mundo impulsado por el software en el que todo está conectado”.

El informe Accenture Technology Vision 2013 mira al futuro de la TI empresarial y da recomendaciones sobre cómo pueden las empresas aprovechar la tecnología y el software para mejorar su competitividad, sus operaciones y sus resultados de negocios. Estas recomendaciones incluyen:

Potenciar la tecnología para crear relaciones digitales a escala: Aunque la tecnología da a las organizaciones la capacidad de comprender mejor que nunca a sus clientes, la mayor parte de las empresas no la aprovecha al máximo para construir relaciones más profundas y enriquecidas que puedan mejorar la fidelidad de los clientes de manera significativa. Si bien la informática móvil, las redes sociales y los servicios basados en el contexto han aumentado la conexión con los consumidores, numerosas empresas han perdido en el proceso la capacidad de mantener una relación cercana con el cliente. Esta conexión ha sido considerada como otro canal transaccional o de comunicación, más que como una oportunidad para mejorar las relaciones.

“Los negocios se encuentran en un punto de inflexión facilitado por las nuevas tecnologías, que puede llevar las relaciones con el cliente más allá de las transacciones para generar interacciones más personalizadas”, afirma Daugherty. “El desarrollo eficiente de relaciones profundas a escala requiere un cambio real en cuanto a cómo las empresas encaran estas estrategias e implementan un nuevo enfoque unificado en toda la TI y el negocio”.

Diseñar para que por medio de analytics se obtengan los datos “correctos”: La mayoría de las aplicaciones de software para empresas hoy en día están diseñadas para una función específica y capturan sólo los datos necesarios para cumplir con esa función. Las organizaciones usan los datos existentes como punto de partida para la toma de decisiones estratégicas, y a menudo descubren que surgen brechas de información debido a que no se formularon preguntas importantes cuando se diseñaron las aplicaciones. El resultado es que no se capturan datos relevantes. Es necesaria una estrategia que considere los datos más como una cadena de abastecimiento que como un almacén. Se trata de hacer ´rimero las preguntas que se deben responder y luego diseñar las aplicaciones para los datos “correctos”. Las empresas que reconocen este hecho y convierten sus datos en un activo estratégico que impulsa los resultados de negocios tendrán ventaja sobre aquellas que vean los datos meramente como un resultado.

Aprovechar la “velocidad” de los datos: Además de la variedad y el volumen de los datos, las empresas deben ahora tener en cuenta una tercera “V” respecto de los datos: la velocidad. La movilidad y la adaptación al consumidor de TI impulsan expectativas para alcanzar un acceso más rápido a los datos y obtener más información de ellos. Asimismo, la oleada de nuevas tecnologías –que incluye el almacenamiento de datos de alta velocidad, la computación en memoria, los avances en analytics, la visualización de datos y la modernización de las consultas– acelera actualmente todo el ciclo de los datos desde su comprensión hasta la acción y la mejora de la capacidad de la empresa para manejar la mayor velocidad de la información. A medida que los datos son cada vez más usado y las empresas buscan aumentar sus ventajas competitivas a partir de un proceso más rápido “desde los datos al insight”, las aptitudes analíticas y relacionadas con el manejo de datos de una organización se vuelven también más críticas para convertir los insights en acciones antes de perder oportunidades.

Hacer que el trabajo y los procesos sean más sociales: La penetración de tecnologías sociales basadas en Internet como Facebook® y Twitter®, y herramientas de video como SkypeTM y Google+TM Hangouts ha modificado profundamente la manera en que se comunican los usuarios entre sí. Al incorporar herramientas de colaboración similares a sus procesos de negocios, las empresas pueden aprovechar la mayor comodidad que sienten los empleados con las redes sociales para alcanzar un nuevo nivel de productividad. Los empleados no necesariamente deben volverse más sociales para colaborar con el trabajo; en cambio, el trabajo y los procesos sí deben volverse más sociales.

Acortar la última distancia entre la virtualización y una red definida por el software: El control del flujo de información en los negocios digitales de hoy en día –en el que las aplicaciones, los sistemas, las redes y los canales de comunicación cambian permanentemente– es uno de los aspectos más desafiantes de la TI empresarial. Aunque la virtualización de los servidores, el almacenamiento y otras partes de la infraestructura de TI han generado niveles de flexibilidad sin precedentes, hasta ahora la red no ha sido alcanzada por la virtualización. El área de Software-Defined Networking (SDN), en la cual la red es administrada mediante software en lugar de hardware, ofrece un avance fundamental para la flexibilidad de la empresa. Con SDN, las organizaciones son capaces de reconfigurar la conectividad de sus sistemas sin cambiar las características físicas, lo que facilita la gestión de cambios, la integración de servicios de cloud computing y la obtención de una mayor rentabilidad de sus inversiones en redes.

Ocupar un rol activo –y no sólo defensivo– respecto de la seguridad: A pesar de los recientes avances en materia de tecnología de seguridad, la posibilidad de salvaguardar el negocio digital sigue siendo un desafío. Los puntos de acceso para un ataque se expanden constantemente debido a la mayor cantidad de dispositivos, sistemas y personas, y a una infraestructura más amplia. Por lo tanto, la seguridad óptima de TI debe ir más allá de la mera prevención. Sabiendo que los responsables de los ataques informáticos en última instancia podrán acceder a los sistemas, las empresas deben estar siempre un paso adelante de ellos. El desafío central de la TI no consiste sólo en mantenerse actualizada con las últimas novedades en materia de seguridad, sino en ser más inteligente para comprender y atacar al enemigo, y lograr que las defensas de la empresa se adapten a la amenaza. Las arquitecturas de seguridad deben seguir siendo flexibles e incorporar defensas “activas” para lidiar con el campo siempre cambiante de las amenazas a la seguridad.

La nube ha llegado: este es el momento de preparar la empresa: Las tecnologías que apuntalan la nube se han extendido y están aquí para quedarse, y sus beneficios son numerosos: ayudar a las empresas a diferenciar sus negocios, hacer que sus productos y servicios lleguen al mercado con más rapidez, ampliar la eficiencia operacional y responder más rápidamente a las nuevas oportunidades y los nuevos desafíos. La pregunta que deben hacerse las empresas ya no es “¿por qué deberíamos usar la nube?”, sino “¿cómo debemos usarla?”. Numerosas organizaciones ya están incorporando esta tecnología a sus sistemas heredados y a sus programas tradicionales para crear entornos “híbridos”. Para esto, es necesario comprender con claridad y abordar las aptitudes, la arquitectura, el gobierno y la seguridad necesarios, ya sea para las aplicaciones, las plataformas o la infraestructura de TI que se encuentran en la nube.

“El desafío que enfrentan los negocios en el escenario digital actual es volver a imaginarse en el contexto de un mundo cada vez más impulsado por el software”, explica Daugherty. “Para tener éxito, las organizaciones deben aprovechar al máximo las innovaciones en materia de TI para lograr insights que les permitan optimizar sus empresas, aprovechar las oportunidades emergentes, fortalecer la fidelización del cliente y producir mejores resultados de negocios”.

Durante casi 15 años, Accenture ha analizado el escenario empresarial para identificar las tendencias emergentes en TI con mayor potencial para afectar negocios e industrias. Para más información sobre el informe de este año, visite www.accenture.com/technologyvision