Inicio Empresas y Negocios El verano visto como una oportunidad

El verano visto como una oportunidad

Mientras Buenos Aires se convierte en una caldera de cemento, muchos jóvenes aprovechan los meses de verano para dar los primeros pasos hacia la inserción laboral.

Laura Bitocco, gerente de Reclutamiento de la Consultora Hidalgo, menciona que el verano suele ser la oportunidad para conseguir el primer empleo.

“Es en esta temporada cuando las empresas necesitan más personas, pero no es una decisión que se tome de manera apresurada. Lleva meses planificar de qué manera será la incorporación. Este año, aunque apenas comienza, presenta un panorama muy diferente de 2008. Ya no hay una promesa de ingresar e ir rotando por diversos puestos en la empresa, ahora se ofrece una tarea puntual y específica para cubrir”, precisa Bitocco.

El mercado local tiene lugar para aquellos jóvenes que quieran trabajar de diciembre a marzo. Si bien el panorama no es sencillo, cada vez más empresas recurren a nuevos talentos para que formen parte de sus firmas, aunque sea de manera temporaria, y ofrecen la posibilidad de realizar las primeras experiencias laborales.

Una de las organizaciones que realizan estos programas es Techint. En lo que va de 2009, ingresaron 211 jóvenes provenientes de diferentes universidades del país, además de Uruguay, Perú y Ecuador. Desde la empresa mencionan que se mantiene la misma tendencia en cuanto a las carreras reclutadas: Ingeniería Industrial, Mecánica, Química, Electrónica, Electricista y Ciencias Económicas.

“Los practicantes que desarrollan su tarea entre enero y marzo llegan a conocer de cerca el funcionamiento de Ternium Siderar, mientras que otros se desempeñan en Tecpetrol, de explotación de petróleo y gas”, explica Lara Lascurain, responsable de Selección de Pasantes y Jóvenes Profesionales del Grupo Techint.

Desde la consultora Método manifiestan que los actores más valorados en los postulantes son el rendimiento académico, su capacidad de integración y la habilidad de trabajar en equipo.

“En general, los jóvenes son asignados a diversos proyectos, y están a cargo de un responsable que los ayuda a volcar en el día a día sus capacidades, además de contribuir para que se potencie el logro que van obteniendo. Cada tutor está a cargo de uno o varios jóvenes, y ambos comparten un tiempo y un espacio valiosos donde se enriquecen mutuamente”, señala Domingo Lettieri, presidente de la Consultora Método.

Gustavo Commisso, gerente general de la empresa tecnológica Huenei, menciona que la firma realiza programas todos los años.

“Nosotros hacemos nuestra búsqueda. Tenemos un equipo especializado para eso. Seleccionamos chicos sin experiencia y los capacitamos en plataformas de desarrollo como Java y .NET. A la de elegir, nos fijamos que tengan cierto potencial: capacidad de trabajo, sentido de equipo, y entre 20 y 25 años de edad”, dice Commisso.

Jorge Montarce, el responsable de Empleos y Pasantías de la Universidad de Belgrano, menciona que el departamento es un nexo entre el alumno y la Universidad, y aclara: “Hoy no existe en el marco legal el régimen de pasantías. Se realiza una asignación estímulo, ya que en diciembre se redujo la cantidad de horas que un alumno puede trabajar, de seis a cuatro, y se busca que realice esta práctica sólo dos meses, en vez de seis. Con estos cambios, se pide a las empresas mayor contención para los pasantes”.

Fernando Benegas, del estudio de abogados Rattagan, Macchiavello Arocena & Peña Robirosa, explica que el 22 de diciembre último se publicó en el Boletín Oficial la ley Nº 26.427, que reemplazó el sistema de pasantías. La nueva normal legal establece, entre otras cosas, una jornada máxima de 20 horas semanales y una duración del contrato de 12 meses, prorrogable por seis adicionales.

Benegas explica que las universidades les envían los antecedentes de los alumnos destacados de los últimos años de la carrera de Derecho. Los requisitos fundamentales para acceder a la firma son: fluido manejo del idioma inglés, promedio superior a 8, pero no requieren experiencia. Los seleccionados firman un convenio individual que puede llegar a extenderse por un máximo de un año y medio, y realizan prácticas en diferentes áreas: sociedades, laboral, fusiones y adquisiciones, impuestos, ambiental, entre otras.

Próximos talentos
Una de las ventajas que tienen las compañías es que eso les facilita la posibilidad de conocer a jóvenes con diversos talentos. Lo cual ayuda en las futuras búsquedas de técnicos o jóvenes profesionales.

Bitocco menciona que a la hora de realizar las selecciones de sus pasantes, las empresas tienen en cuenta las necesidades de las áreas, así como la disponibilidad de tiempo de quienes estarán a su cargo como responsables o tutores para orientarlos en las tareas. Ya que todo profesional joven debe ser asesorado.

Marcos Chiabo, gerente comercial de Assist Med, comenta que la compañía hace hincapié en la contratación de jóvenes profesionales porque tienen una visión amplia de lo que se necesita. Además, enfatiza que es muy complicado encontrar personal idóneo para ser recepcionista o para puestos que “parecen menores”, pero que en realidad son una parte fundamental de la firma, ya que en esas ubicaciones se brinda la primera imagen que el cliente recibe.

“Pueden no tener experiencia. El requisito es que sean universitarios; privilegiamos las búsquedas en las universidades privadas, porque tienen más disponibilidad horaria, y un perfil académico orientado hacia lo comercial. Es fundamental la capacitación que la persona recibe al ingresar en la empresa, dado que la primera experiencia laboral supone una serie de cambios psíquicos y hasta físicos”, señala Chiabo.

Otra de las ventajas es que las empresas ven a los pasantes como una oportunidad a la hora de solucionar el problema de las vacaciones de sus empleados efectivos.

Desventajas
Entre los puntos negativos, Carlos Herrera, de la consultora CH y Asociados, plantea que incorporar a los jóvenes suele ser la vía de contratación más económica. “Cada vez se los toma por menor cantidad de horas; a veces se los contrata fuera de la ley. Lo más común es realizar prácticas de verano en el área de Recursos Humanos”, sintetiza.

Edgardo Bendersky, de la consultora Bendersky y Asociados, comenta en tanto que “si bien los sueldos que se ofrecen no son altos, no hay tanta competencia. El perfil más solicitado es el administrativo”.

Otra de las opciones es la que ofrece la consultora Everis, donde los jóvenes, además de recibir un incentivo económico, pueden acumular las horas de trabajo y sumar puntos para hacer un posgrado en la Universidad de La Salle, de Madrid.

Natalia Matteis, gerente de Recursos Humanos de la consultora multinacional de tecnología Everis, señala que realizan contrataciones con estudiantes que estén en los primeros años o promediando las carreras. “La idea -explica- es que vayan ascendiendo. Tenemos un plan de formación que los capacita y los ayuda a conseguir un posgrado en Tecnología en la Universidad de La Salle. No importa si son estudiantes terciarios, la idea es que progresen en su carrera.”

Otra de las opciones es formar parte de los denominados programas Work and Travel, que consisten en viajar con pasantías remuneradas a Estados Unidos, Nueva Zelanda, Irlanda. Los trámites tienen que hacerse con anticipación, porque los papeles para realizar el viaje demoran entre dos y tres meses.

Jimena del Mazo, gerente de Trabajo, Estudio y Voluntariado de Tije Travel, explica que para los más aventureros las principales ofertas en el exterior son para las carreras de Arquitectura, Administración de Empresa, Hotelería y Turismo.

Posibilidades para todos
Una de las empresas que empezaron este mes con el programa de Jóvenes con Futuro es el grupo Carrefour, que seleccionó a 20 jóvenes de entre 18 y 24 años que no terminaron los estudios secundarios.

Gisel Suárez está entre las elegidas. Tiene 20 años y una hija. “Ingresé por el plan de Acción Social, trabajo como repositora del Bazar. Espero aprender y tener experiencia”, asegura.

Carlos Velazco, director de Comunicaciones de Carrefour, dice que los seleccionados reciben una asignación estímulo de $ 1000 para continuar sus estudios, una vez que comience el año lectivo.

Según Velazco, las áreas más requeridas están vinculadas con la producción, la reposición y la atención al público. Por eso, los temas de capacitación del programa se orientan hacia las áreas de Recepción, Atención y Asesoramiento al Cliente, Almacenamiento, Reposición y Etiquetado, Limpieza y Organización del Salón, y Características de los Productos.


Fuente: La Nación

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?