Inicio Empresas y Negocios Emprendedores: ¿Empleado o dueño? He ahí la cuestión

Emprendedores: ¿Empleado o dueño? He ahí la cuestión

La mayoría de las personas en un determinado tiempo de su vida laboral han pensado en dejar el empleo y abrir su propio negocio. Los especialistas mientras tanto recomiendan cautela al tomar este tipo de decisión pues no todo el mundo está preparado para encarar este tipo de decisión. Lo que parece un sueño puede ser una verdadera pesadilla si usted no tiene perfil de emprendedor.

Muchos especialistas consideran que el verdadero emprendedor ya nace con esa marca y es fácilmente reconocido.Está impreso en el ADN.

Las personas que no tienen vocación pueden hasta abrir un negocio y ganar dinero, pero eso no los dejará necesariamente feliz.

Los emprendedores por naturaleza son personas obstinadas por los resultados, que gustan de los desafíos, tienen iniciativas y buscan siempre el éxito.

Generalmente usan el fracaso como aprendizaje, una especie de motor propulsor para perfeccionarse. Donde otro ven obstáculos un emprendedor optimista ve oportunidades.

Los emprendedores no tienen dudas, tienen certezas y trabajan todo lo que sea necesario para tener éxito.

Este compromiso con la vida profesional, que parece natural para los emprendedores, puede ser extremadamente desgastante para quien tiene otro perfil.

Ser empresario tiene cierto atractivo, peor no todos están dispuestos a pagar un precio tan alto por eso. Es necesario que quede claro: quien deja su empleo para ser empresario deberá trabajar a veces el doble que en un empleo regular.

Muchas personas creen que cuando usted es dueño de su propio negocio no tiene que obedecer a nadie: el cliente es su patrón. Quien abre un negocio tiene que aprender a lidiar con la gente.

Tener un buen producto no es suficiente. Otro punto que hace la diferencia es la satisfacción por lo que se hace cuando hay coherencia entre el perfil profesional y la actividad que se desarrolla.

Para muchos la felicidad no viene del dinero y del poder, que son supervalorizados en nuestra sociedad, pero si de la calidad de vida.

Son profesionales que quieren tener tiempo para la familia y no gustan de llevarse el trabajo para la casa, como hacen las personas que tienen un negocio propio.

Por eso es muy importante que las personas antes de tomar una decisión de ese tipo consideren como esta puede afectar su vida y la de la familia.

Es preciso antes que nada reflexionar sobre los propios valores. Muchas veces es necesario desmitificar la idea de que solo quien tiene un negocio propio gana dinero.

Hoy son muchas las empresas que remuneran bien a sus empleados para no perderlos por causa de la competencia. Un buen profesional puede ganar incluso hasta más que un pequeño empresario.

Otro asunto a tomar en cuenta es que muchas personas emprenden por necesidad y no por vocación. Esa es una de las principales razones del fracaso de muchos emprendedores.

Con todas estas consideraciones ya usted debe tener alguna pista de que es lo que desea. Queda de parte suya la decisión.


Fuente: Crisis, negocios y dinero

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?